K&F Concept BA225: análisis de un trípode compacto y ligero de carbono

Vamos a analizar un nuevo trípode después de hace unos cuantos meses desde que tocamos el último, un modelo de K&F Concept. Hoy volvemos con la misma marca, pero cambiamos de producto a uno más caro, más compacto y de funcionalidad diferente. Se trata del K&F Concept BA225. Es una opción muy compacta y ligera fabricada en carbono. Para aquellos que busquéis una opción de estas, atentos porque aquí tenéis un producto muy a tener en cuenta.

Empezando por el diseño y la fabricación, pero con algunos datos más allá de simplemente decir «ligero y compacto» vamos a aportar datos. Tiene un peso que ronda el 1 kg de peso. Me gusta en especial su tamaño plegado, que además puede ser inferior ya que permite el pliegue de 180º de las patas, recortando unos 10 cm más el tamaño total y dejándolo en unos 35 cm plegado. La altura máxima a la que podemos usar el trípode está cerca de 1,5 metros, siendo un trípode bastante compacto de base es una buena medida.

K&F Concept BA225

En el diseño hay que comentar algunas cosas más, hay que añadir que tenemos una carga máxima de uso de 8 kg. Yo lo he probado con un peso algo más de 3 kg, de manera habitual y sin mucho cuidado, y tengo que decir, que no he tenido muchos problemas, se ve bastante estable y funciona bien en el día a día. La verdad es que con una cámara Full Frame con empuñadura y un teleobjetivo -no muy grande- se muestra estable. Haciendo vídeo no he tenido problemas, para fotografía de larga exposición tampoco, un trípode equilibrado.

Para abrir el trípode tenemos un sistema de rotación, como si fuera una tuerca, que el fabricante llama tipo espiral, para mí es el método más incómodo, pero es cierto que ocupa menos y permite bastante estabilidad con un sistema que hace bastante presión. Otros sistemas de clip son más cómodos y rápidos, pero son peores a nivel de mantenimiento. La parte superior de las patas tiene un tope triple para usar tres ángulos diferentes en el trípode.

K&F Concept BA225

La columna central se puede quitar para dos cosas, una para convertirla en monopie, y la otra para hacer el trípode invertido si quieres hacer una foto desde una visión inferior. Para hacer el monopie tienes una de las patas con espuma para diferencia la que se puede desmontar de ellas. Podemos llevar el monopie en dos tamaños, por un lado uno corto que permite sobre 120 cm de alto abierto y unos 40 cm cerrado, y otro con 60 cm cerrado y 160 abierto.

Respecto al cabezal, también estamos bastante contentos. Además de que nos permite quitarlo y usarlo en otros trípodes o en el monopie en las dos maneras, directamente sobre la columna central o directamente con la pata eliminando la pieza intermedia, tenemos una pieza que gira 360º. En este caso gira el cabezal en esos grados, y también la bola superior permite el giro completo. Podemos utilizarla de manera vertical en la posición que tiene libre para eso. La verdad es que tengo varios trípodes con este sistema y para foto fija me parece el más cómodo.

K&F Concept BA225

En este K&F Concept BA225 tenemos un buen rendimiento en la bola, tengo que reconocer que funciona bien en el día a día, y que tenemos en general una buena resistencia, y con un pequeño giro de cualquiera de los dos elementos podremos fijar la posición. Tenemos un plato de liberación rápida con rosca de 1/4 de pulgada compatible con otros muchos sistemas. Por ejemplo utilizo sistemas de Peak Design, y podemos utilizarlo directamente sobre el trípode. En esta zona superior tenemos un nivel.

También tenemos una bolsa de transporte incluida. Es una pequeña bolsa compacta con un bolsillo interior que está bien para guardar una llave para apretar los tornillos o la base para la cámara. Estos pequeños detalles marcan la diferencia.

Conclusiones

K&F Concept BA225

En general tenemos que decir que la experiencia con el K&F Concept BA225 nos ha gustado mucho. Es un trípode pequeño pero que no renuncia a un tamaño aceptable de uso y tampoco a ser estable para cámaras pesadas. Tenemos una buena fabricación, con materiales de primera calidad y de los que normalmente cuestan más dinero a la hora de comprar un trípode. Es una solución perfecta para los que viajéis mucho y queráis algo portátil.

La verdad es que va a ser a partir de ahora mi trípode de viaje, dejando atrás otras soluciones más caras. El K&F Concept va a ser mi trípode para el coche, porque ocupa poco, tiene una bolsa que está muy bien y aporta lo mínimo a un trípode. Gran trabajo en una solución que cuesta algo más de 100 euros. Muy recomendable en general.

K&F Concept BA225

110,99
8.5

Diseño

7.5/10

Tamaño y movilidad

9.0/10

Peso y capacidad de carga

9.0/10

Rótula y cabeza

8.0/10

Extras

9.0/10

Pros

  • Tamaño muy compacto para un trípode que super el 1,5 metros de altura
  • Es muy ligero, pesando sobre 1 kg, que para esta altura y prestaciones es suficiente
  • Convertirse en monopie es un añadido muy importante para mí

Contras

  • Lo que menos me gusta es el sistema de enganches de las patas en la zona superior, la verdad es que ninguno me gusta y este no iba a ser diferente
  • Soy anti-patas enroscables, una manía personal
Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.