Philips BT3600, análisis con vídeo

Philips BT3600

Volvemos otro día más con un artículo sobre el Philips BT3600, un dispositivo que hemos probado durante unas semanas y la verdad es que ha sido una grata sorpresa, antes de él no tenía pensado comprarme un altavoz Bluetooth de este estilo, y ahora mismo me lo estoy planteando seriamente, siendo este modelo es uno de los futuribles por varias razones, algunas muy interesantes y otras necesarias, al final cada uno tiene sus necesidades y gustos a la hora de comprar un dispositivo, pero este ha sido muy interesante la verdad.

Llevamos tiempo sin probar un altavoz Bluetooth, y tampoco hemos hablado mucho de ellos en The Groyne, el último fue el Philips BT1300, un modelo bastante diferente de este Philips BT3600 que hemos analizado con muy buenas sensaciones. Hablando de la primera diferencia, parece evidente que tenemos tamaños muy diferentes, este Philips BT3600 es un modelo bastante grande, pensado como un modelo de “mochila” –la verdad es que no sé muy bien como decirlo, porque tampoco es un altavoz de sobremesa, la propia marca tiene dispositivos más grandes–, es un modelo pensado para moverse bastante, pero necesitas algo para transportarlo, no se trata de un modelo para llevar encima sin problemas, tenemos que tener consciencia de su tamaño y de dónde lo podemos llevar.

Philips BT3600

Durante el tiempo de prueba lo intente transportar de varias maneras diferentes, en algún bolsillo interior de alguna chaqueta puede entrar, pero la verdad, es que si lo queremos transportar hay que pensar en mochilas, bolsas y aparatos de ese estilo. El Philips BT3600 está muy bien acabado, tenemos una malla metálica en el altavoz, que la verdad es que queda bastante bien, y unos bordes de plástico, en ese sentido, quizás lo mejorable del diseño, que está bastante cuidado en todos los apartados que podemos valorar. El dispositivo tiene una forma alargada que no hace muy sencillo el hecho de apoyarlo en la mesa y “enfocarlo” hacia un objeto, pero cuenta con una pata, no es que sea la cosa más bonita del mundo, y el diseño de la misma tampoco ayuda, pero sí que nos facilita que sea más fácil de usar y que podamos ponerlo en una mesa enfocado horizontalmente, así que cumple con su cometido, y parece lo suficientemente robusto como para no tener miedo.

La parte que más “bonita” –o curiosa, no sé muy bien cómo decirlo– me ha parecido de todo el diseño, es la rueda de control de volumen y encendido, con un acabado metálico y un tacto diferente, cuenta con una especie de dibujo geométrico, podemos hacer girar la rueda lateral para controlar la intensidad de volumen y el encendido del mismo, buen apartado de diseño, y bastante directo y claro, la verdad es que estoy harto de los botones para controlar el volumen, esto es algo clásico e instantáneo, que nos acerca a las radios de toda la vida y además es más cómodo, sin duda la rueda de control es un acierto en el diseño de este Philips BT3600. El altavoz está disponible en varios colores, negro, azul, blanco y rojo –el color que nosotros hemos podido probar–.

Philips BT3600

Antes de hablar de la calidad del sonido, me gustaría comentar otros detalles del altavoz, primero hablar de su conectividad, en este caso tenemos Bluetooth 4.0 –hablando técnicamente con los protocolos A2DP AVRCP HFP HSP–, no podía ser de otra forma en los tiempos que corren y NFC para un emparejamiento rápido con nuestro smartphone, la verdad es que yo soy de los que siguen sin usar este tipo de conectividad para casi nada, con lo que encenderlo y después conectarlo en mi caso lleva más tiempo que una conexión Bluetooth normal. En este apartado tenemos que hablar de otro añadido, y es que este Philips BT3600 cuenta con el sistema Multipair, el cual nos permite emparejar dos dispositivos de manera simultánea, y tener hasta 10 dispositivos emparejados y realizar el cambio muy rápido, atrás quedan esos dispositivos que para re-emparejar un dispositivo tenías que ponerlo en modo búsqueda, con este Philips BT3600 la conexión es directa, buscas el altavoz y listo. También tenemos entrada de audio con una interfaz bastante típica, Jack de 3,5 mm, así que podremos escuchar música de otra manera más.

Todo esto existe gracias a las baterías que muchos fabricantes han ido desarrollando en los últimos años, en el caso de este Philips BT3600 contamos con una batería de Litio, recargable –como no podía ser de otra manera– con una gran autonomía, el fabricante habla en sus datos de 10/11 horas de reproducción, la realidad es que no he podido comprobar ese dato con un reloj al lado, pero parece un poco inferior, aunque no distará mucho de esos datos la verdad. La sensación que da es que la batería es duradera, y si sales un día de casa a trabajar fuera, o a pasar el día por ahí, lo que me ha transmitido, es que será capaz de aguantar las necesidades de una jornada de uso. En el caso de no ser así, pues también es fácil, ya que contamos con una clavija para el cargador bastante común, en concreto Micro-USB, como muchos de los smartphones del momento –veremos qué pasa en el futuro–, lo que facilita una carga cuando nos vamos de viaje.

Philips BT3600

El Philips BT3600 cuenta también con micrófono integrado, lo que permite usar el dispositivo como un manos libres, la verdad es que solo he realizado una prueba y la calidad de audio era suficiente, en algunos momentos puede resultar útil, a mí, personalmente, no me da ese extra que pueden ofrecer otras funciones, pero evidentemente, todo lo que sea añadir funciones a los dispositivos, bienvenido sea.

Para acabar, hablar de lo importante, lo que realmente necesitamos saber de este Philips BT3600, la realidad es que si no sabemos cómo suena, todo esto no vale de nada, y este altavoz de Philips suena bien, si hablamos de calidad de sonido, limpieza y rango, podríamos esperar algo más, el sonido es aceptable, pero podríamos haber esperado algo más, quizás en algunos momentos le falta limpieza, quizás pierda algunos graves –aunque tampoco es algo muy acusado–, y le falte un poco de brillo al sonido en general, pero para el sector al que va orientado, y tratándose de un dispositivo portátil, suena bien y, sobretodo, muy alto. El punto diferencial es el volumen, con un altavoz de 10 W, lo cierto es que tiene bastante potencia y para muchos usuarios será el valor añadido para comprar el dispositivo. La calidad de sonido del emisor también influye, no es lo mismo escuchar un buen audio que una patata de vídeo en YouTube.

Nuestras conclusiones sobre el Philips BT3600

Ha llegado el final del análisis del Philips BT3600, ahora nos toca lo que más nos gusta, valorar si es un dispositivo que por su precio –en la actualidad rondando los 70 euros–, vale la pena. De primeras podría decir que sí, el dispositivo no tiene grandes defectos, quizás el tema del diseño, buscando ser algo diferente, y teniendo esa “patita”, me deja frío, es bonito, pero el elemento ese de diseño no me acaba de gustar mucho, el Philips BT3600 es grande, pesa más de 400 gramos, pero la potencia que ofrece para el tamaño que tiene, está muy bien, y la verdad es que en el lado negativo, poco más que añadir, o nada directamente.

Por el lado positivo, la verdad es que tenemos bastantes cosas, el diseño –a excepción de ese detalle–, está bien, acabado metálico, parece robusto y pese a ser grande, en una mochila entra bien –durante la grabación del vídeo, lo llevaba en el bolsillo trasero del pantalón, para que os hagáis una idea–, el Philips BT3600 suena muy alto y eso es algo que me ha gustado mucho –podría sonar mejor, pero al menos tiene bastante potencia–, y la batería para mí ha sido una grata sorpresa, me esperaba que las 10 horas fueran una fantasía y tener problemas para pasar de las 3/4 horas de reproducción, pero la verdad es que en absoluto, el terminal aguanta, tiene una gran autonomía. ¿Qué os ha parecido este Philips BT3600?

Philips BT3600

Philips | BT3600

Philips BT3600

8.1

Diseño

8.5/10

Sonido

8.0/10

Autonomía

9.0/10

Portabilidad

7.0/10

Opciones

8.0/10

Pros

  • El volumen del altavoz está muy bien, el nivel es bastante alto y podremos usarlo en el exterior hasta un par de metros sin problemas, oiremos alto y con calidad
  • El modelo rojo con ese acabado metálico frontal queda muy bien, los otros modelos de colores también, el dispositivo es bonito por lo general, no tendremos problema en ponerlo en una mesa para que luzca
  • La autonomía ha sido una grata sorpresa, con una jornada de uso intensa de autonomía, ha sido el factor clave para pensar en comprar un altavoz Bluetooth de este tamaño, la gran ventaja respecto a modelos más pequeños

Contras

  • Aunque es algo que pide el mercado y cada vez más marcas buscan, el terminal se me hace grande, no es que sea incómodo de llevar o no tenga sitio en una mochila, pero le falta algún detalle para ser más portátil, olvidaros de bolsillos por normal general
  • Pese a que el diseño está bien en general, a veces hay que comentar detalles, la patita no me acaba de gustar del todo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.