bq Aquaris A4.5 con Android One, análisis

Androide One ha sido una de las apuestas de bq para acabar el año. Además de su primer terminal metálico, que no vamos a negar ha sido un acierto rotundo, la compañía española sigue en la línea de dar voz y voto a todos los sistemas operativos que puedan aportar valor, como ocurre con el bq Aquars E5 con Ubuntu Touch que ya hemos analizado.

El bq Aquaris A4.5 Android One plantea el debate de hasta qué punto un terminal asequible y barato puede ser suficiente para un usuario medio, si la experiencia de usuario puede hacernos olvidar otros recortes. Pues bien, esa ha sido mi investigación durante las últimas semanas, y lo que veréis a continuación, el resultado. Así es el bq Aquaris A4.5 con Android One.

Diseño, su apartado estético

A nivel de diseño, bq no ha innovado demasiado con respecto a la gama anterior de Aquaris en este bq Aquaris A4.5. Un diseño en negro o blanco, con un cuerpo completo de plástico, aunque es cierto que la textura trasera y la sensación general al cogerlo no es la misma que la que hemos tenido con otros terminales cuyo tratamiento del plástico ha sido nulo. Aquí queda bien, elegante, aunque no es ni mucho menos un diseño metalizado. Tampoco se ve reflejado en el peso (115 gramos), ya que es un terminal compacto si, pero muy ligero y la sensación final es de no estar delante de un producto “premium”, evidentemente no podemos pedir peras al olmo con el precio que marca su etiqueta.

bq Aquaris A4.5 grosor

A nivel estético el terminal es muy industrial, con poca personalidad, y eso es algo que bq ha conseguido paliar últimamente con el nuevo Aquaris X5, pero aún así, creo que si se sigue apostando por el plástico podría ser posible darle una vuelta de tuerca a su uso y al atractivo general del dispositivo.

La calidad de los botones de encendido y apagado no es mala, pero sigue la misma línea que todo su cuerpo, botones hechos de plástico que al pulsarlos no nos dan ningún tipo de sensación, imparcial. Es cierto que el precio marca lo que un terminal puede recibir como inversión por parte de su fabricante, no es lo mismo jugar con márgenes en los 600 euros que en los 160-180 euros, y aún así, en este sentido, creo que bq no ha conseguido destacar, pero tampoco es un terminal feo, y eso para muchas personas, sabiendo que la firma es española, es más que suficiente.

El principal “pero” que me he encontrado con su construcción son sus márgenes, o más concretamente, su margen inferior, enorme, gigantesco, una carencia de espacio que en el bq Aquaris A4.5 vimos como se hacia uso de botones capacitivos, pero que en este Aquaris han desaparecido para dar paso a botones virtuales, y ese espacio queda totalmente inutilizado, y feo, muy feo. Incluso a nivel de los botones virtuales, creo que son algo menos sensibles que otros terminales que he podido probar, ya sea Nexus o de fabricantes como Huawei.

Pantalla y sonido

Su pantalla es muy compacta, 4,5 pulgadas IPS con resolución qHD, muy buenos colores a nivel de saturación y de tono, un buen trabajo de optimización de los recursos en ese sentido por parte de bq. Su nitidez es correcta, la sensación general al usarlas de estar delante de un panel mucho mejor que lo que marcan sus especificaciones, aunque bien es cierto que no es Full HD y al final del día lo terminaremos notando. La nitidez es mejorable, qué duda cabe, y si el precio hubiera sido algo inferior, quizás incluiríamos este terminal en una competencia diferente, pero a partir de los 150 euros, encontramos verdaderas bestias en el mercado smartphone, aunque eso sí, sin el soporte y la garantía de 5 años de bq, todo sea dicho.

Pantalla Aquaris A4.5

El nivel de brillo es muy bueno, pudiendo usar el terminal sin apenas reflejos con la luz del día, aunque no a pleno sol como suele pasar con cualquier tipo de dispositivo, pero es algo que me ha sorprendido positivamente. Sus ángulos de visión son muy buenos, no los mejores eso sí, con alguna carencia o cambio de color cuando llevamos su pantalla al límite, pero me cuesta creer que se haya trabajado tanto esta tecnología en un terminal de etiqueta tan asequible, la conclusión a la que llego es que este terminal es pequeño si, pero puede plantar cara en cuanto a calidad con muchos otros fabricantes.

En general estamos delante de un gran panel, un gran trabajo de la compañía española que demuestra una vez más cómo se puede hacer más con menos, y que seleccionando cuidadosamente las tecnologías y los colores implementados en una pantalla, se pueden conseguir resultados muy atractivos que maquillen las carencias que a nivel de resolución puede tener. Punto positivo para bq.

Aquaris A4.5 altavoces

En cuanto a su sonido, contamos con una potencia correcta, buena potencia de hecho, a la par que terminales superiores de bq. El nivel de ruido en el volumen más alto no es realmente excesivo, los graves podrían mejorarse que duda cabe y el sonido y su grado de nitidez también, pero valorando lo que tenemos que pagar y lo que vamos a conseguir a nivel de audio, creo que la apuesta es totalmente acertada.

Cámaras, apartado fotográfico

Llegamos a un apartado multimedia donde bq parece haber metido la tijera comparando con terminales como el Aquaris M5 o X5. Adiós a los 13 megapíxeles con sensor Sony Exmor IMX214 si, pero cuidado con los resultados que puede darnos. No diré que compréis este terminal por la cámara, sería un loco si lo hiciera, pero también digo que 8 megapíxeles pueden contener suficiente resolución para ver fotografías en una pantalla tan compacta como esta, y ahí este terminal saca pecho. Su cámara trasera consigue resultados sólidos, con falta de nitidez cuando estiramos la foto para ver esa persona que aparece al final de nuestra imagen, sin duda, pero sin necesidad de hacer zoom, la luz, los colores y el rango dinámico es bastante bueno para un terminal de este precio.

cámara aquaris a4.5 android one

Su cámara delantera es correcta, con flash delantero, y con unos resultados en buenas condiciones bastante buenos, con nitidez, cosa que no acostumbramos a ver en estas gamas, aunque cada vez más y mejor, es cierto. El ángulo de apertura podría haber sido mejorado, y el flash cuenta con potencia pero deberemose estar cerca de la pantalla del dispositivo o su efecto tendrá mucho menos alcance como para iluminar una escena entera.

La aplicación es la oficial de Google Camera con un tiempo de enfoque que va mejorando pero que a dia de hoy encontramos mejores respuestas de tiempo en este apartado. La aplicación cuenta con HDR, cuadrícula y algunas opciones como enfoque manual bastante interesantes. No es la mejor ni la que más opciones tiene, pero hablamos de que su desarrollador es ni más ni menos que el gran Google, y eso quiere decir que veremos mejoras de calidad con rapidez, o al menos eso esperamos. Quizás podría haberse apostado por la aplicación propia que bq ha lanzado con sus Aquaris X5 y M5, falta pulir la fluidez es cierto, pero la cantidad de opciones son muy superiores y eso, al final, es lo que aumenta o reduce la calidad de la experiencia de usuario.

Rendimiento y batería

Un apartado clave si hablamos de Android One. Desde su salida esta versión del sistema operativo, que no es diferente a Android ni mucho menos, únicamente tendremos Android lo más puro posible con actualizaciones de Google durante dos años. Es decir, una experiencia “similar” a la de la familia Nexus llevada a la gama baja o de entrada con diferentes fabricantes, en principio, pensada sólo para países emergentes, pero con la llegada de este bq Aquaris A4.5, la estrategia se redefine para dar cabida al resto de continentes.

¿Cómo es el día a día con este terminal? Desde el primer momento notaremos que la fluidez en las transiciones son formidables, nos olvidaremos que estamos delante de un terminal con un hardware ajustado con 1 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento ampliables mediante SD. Transiciones que Material Design ha hecho tan bonitas y espectucalares y que en este bq Aquaris A4.5 con Android 5.1 Lollipop se mueven a las mil maravillas. Abrir aplicaciones nos puede llevar algunos milisegundos más que en otros terminales de potencia bruta, pero los tirones en transiciones son inexistentes.

bq Aquaris A4.5 Android one

En la búsqueda de Google Maps, Google Earth o jugando a juegos como Racing 3 o Asphalt 8, la experiencia de usuario ha sido buena, correcta, sin tirones ni lags importantes y permitiéndome disfrutar de las aplicaciones. No con un grado de fluidez máximo, su potenia gráfica es limitada, pero lo que se desprende de usar este terminal es que el sistema operativo está bien optimizado, bien implementado en este terminal, y eso se nota comparado con el bq Aquaris M4.5 sin Android One. A medida que he ido ocupando espacio e instalando aplicaciones he apreciado una pequeña bajada en la respuesta, es cierto, pero igual de cierto es que no será el primer ni único terminal al que le sucede esto, y las pruebas que realizamos con los terminales para hacer una review o análisis son superiores a la media de uso diario de los usuarios. Un buen rendimiento, muy optimizado para su etiqueta de precios, y con un soporte que llegará de manos del propio Google.

En lo que se refiere a la batería del bq Aquaris A4.5, nos encontraremos con unas 3 horas y media de pantalla aproximadas como media diaria. Una duración correcta, notable quizás para este nicho del mercado smartphone. Incluso en algunas ocasiones he podido pasar hasta las 4 horas de pantalla. La duración justa para poder llegar al final del día con carga, e incluso algunos días, estirar hasta la mañana siguiente. Aunque si sois mucho de jugar a títulos potentes o ver vídeo en todo momento, cosa que con este tamaño de pantalla pierde algo de sentido, la duración puede verse muy mermada. Ninguna pega en este apartado, podría haber sido mejor, pero también peor visto lo que algunos fabricantes intentan hacer con este tipo de terminales más compactos. En este sentido bq valora la experiencia de usuario con su diseño, pero también con una autonomía que nos permita estar tranquilos dentro de la locura de tener que cargar un producto todos los días.

Análisis en vídeo

Opiniones finales, ¿merece la pena el bq Aquaris A4.5 de bq?

Todas estas características llegan englobadas bajo un precio, una cifra que marca posiblemente el éxito y fracaso de un terminal cuyo sistema, a priori, apuntaba a países emergentes. Por 160 euros podremos hacernos con un bq Aquaris A4.5 con Android One, un precio correcto, competitivo incluso, por el cual vamos a poder conseguir una experiencia buena, “optimizada” sería la palabra. Nada de especificaciones de escándalo, pero todas ellas bien tratadas y con un trabajo detrás de notable.

Su tamaño o la resolución de su pantalla puede ser los principales inconvenientes para un usuario interesado. Es cuestión de gustos, en mi día a día estoy demasiado acostumbrado a terminales phablets, pero cuando un producto cuenta con un software bien acabado, hay veces en los que el tamaño no importa, por cínico que parezca.

bq Aquaris A4.5 Android one trasera

¿Debería comprar este bq Aquaris A4.5? Depente. Si buscas un primer terminal con Android con un buen soporte en forma de actualizaciones, con 5 años de garantía con bq, con una experiencia de usuario y un apartado multimedia completo, que no sobresaliente, siempre teniendo en cuenta en la gama que estamos, este terminal es una decisión idónea. Un buen regalo para estas navidades, como primer terminal de algún familiar que no tenga que preocuparse porque algo no funcione, por una capa de personalización bochornosa, por no contar con las últimas actualizaciones.

Si lo que queréis es un terminal con potencia gráfica, una gran cámara o una pantalla que os deje sin respiración, podéis cambiar de análisis, este bq Aquaris A4.5 no será vuestro terminal. La decisión, como siempre, está en vuestras manos.

bq Aquaris A4.5 Android One

7.1

Diseño

6.8/10

Cámaras

7.0/10

Pantalla

6.8/10

Rendimiento

8.0/10

Batería

7.0/10

Pros

  • Pantalla, baja resolución pero gran calidad y colores del panel
  • Rendimiento, recursos muy bien optimizados
  • Cámaras, 8 megapíxeles que pueden ser bien explotados
  • Soporte de Google y 5 años de garantía de bq

Contras

  • Alguna ralentización cuando instalamos muchas aplicaciones
  • Su precio podría haberse visto reducido para ser más competitivo con los fabricantes chinos
  • Materiales, no podemos pedir mucho más, pero la competencia empieza a ser muy fuerte con buenos materiales

3 pensamientos en “bq Aquaris A4.5 con Android One, análisis”

  1. Pingback: bq Aquaris U vs bq Aquaris A4.5, la comparativa de los 180 euros

  2. Pingback: Android One se expande, posible llegada a los Estados Unidos

  3. Pingback: bq Aquaris U Lite contra bq Aquaris A4.5, los más baratos en comparativa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.