Garmin vívosmart, análisis

Garmin vívosmart

La verdad es que aunque en The Groyne nos gusta mucho hacer análisis en general y nos gustan los wearables en particular, pocos hemos podido tocar en estos meses que tenemos de vida, el dispositivo más similar a esta Garmin vívosmart que vamos a analizar ahora puede haber sido el Jawbone UP Move, aunque la verdad es que el producto de Garmin, está en otro rango de precios, uso y diseño, superior en todos los sentidos. Viendo las especificaciones en frío puede ser el mejor wearable como “pulsera cuantificadora” que encontramos en el mercado.

Antes de empezar con el análisis también quiero aclarar que aunque conozco más o menos bien las opciones del mercado, hace bastante tiempo que no pruebo un dispositivo así de manera intensiva, algunas de las opciones de FitBit, tanto la Charge como la Flex son los dispositivos que más he usado y en ambos casos, tampoco es que hayan sido muchos meses de uso. Así que sin más empiezo el análisis de esta gran pulsera cuantificadora, la Garmin vívosmart.

Diseño

Garmin vívosmart

Siempre es el punto en el que tenemos que prestar más atención en este tipo de dispositivos, en esta Garmin vívosmart tenemos algo bastante habitual, no hay grandes novedades, se trata de una pulsera y poco más. No digo que sea necesario aportarlo, pero nos quedamos en lo que podemos encontrar en otros fabricantes del mercado, FitBit el primero, viendo el tipo de goma usada y el enganche. Esto no es malo ya que cómo fórmula usada antes sabemos a lo que nos enfrentamos y la verdad es que a ese nivel es un dispositivo cómodo de vestir.

El material que encontramos es el habitual en este tipo de dispositivos una goma que sienta bastante bien, pero como suele ser habitual es poco agradable durante el ejercicio físico, se queda pegado y aunque es fácil de limpiar, no siempre es todo lo agradable que nos gustaría. La verdad es que es bastante complicado realizar un dispositivo de este tipo, siempre tenemos problemas con el material, otro tipo de material menos flexible es incómodo, una tela flexible se empapa si llueve o sudas mientras haces ejercicio, quizás el que aporta más limpieza y comodidad es la goma.

Garmin vívosmart

El diseño tan alargado aporta algo diferente, es cómodo porque no tenemos un elemento grande en la muñeca, pero la realidad es que a la hora de usarlo, la experiencia se podría mejorar, aunque de esto ya hablaremos más adelante en el apartado de uso. Por lo demás poco más que añadir en el apartado del diseño, lo suficientemente bonito, ligero y con unos acabados que parecen bastante resistentes. En definitiva, la Garmin vívosmart es un buen dispositivo, con un diseño más que correcto.

Pantalla y uso

En este caso he decidido hacer los dos apartados juntos por una sencilla razón, la pantalla de tipo OLED que usa condiciona todo el uso del dispositivo por su forma, tamaño y colocación en la pulsera. En el aspecto propio del hardware tenemos una pantalla muy limitada para lo que estamos acostumbrados en este año 2015, donde la resolución y el tamaño, hasta en los wearables parece que tiende a subir, en esta Garmin vívosmart la razón ha ganado la batalla y tenemos una pantalla de tipo OLED pequeña, con una resolución suficiente y una sensibilidad mejorable.

Garmin vívosmart

El problema, por llamarlo de alguna manera viene dado por la colocación, al tratarse de un dispositivo alargado, la pantalla tiene esa misma forma, y no se hace muy cómodo de usar a pesar de que Garmin se ha dado cuenta y ha decidido permitir girar el uso –el problema que vimos en los primeros Samsung Gear Fit–. Aún así, en algunos momentos una pantalla tan estrecha y muy alargada tampoco hace que la experiencia sea todo lo cómoda que nos gustaría, pese a que el funcionamiento es sencillo.

Cuando hablamos del brillo, uno de los males de los tiempos modernos, tenemos una sensación bastante mala, por un lado el brillo máximo no es suficiente cuando el sol incide de manera directa en la pantalla, pese a tener delante la goma y tener un brillo más que suficiente, no lo vemos del todo bien. En este sentido, el brillo máximo no es automático –solo cuando realizamos algún ejercicio físico podemos configurar que suba al máximo de manera automática– con lo que en pocas condiciones de luz tenemos un brillo excesivo si lo tenemos al máximo, no cansa pero sí que es bastante alto.

Garmin vívosmart

En cuanto a la sensibilidad, la verdad es que es buena, responde a los gestos, pero la realidad es que tenemos que hacer bastante presión para que la Garmin vívosmart nos entienda, a veces cuando intentamos deslizar en la pantalla, perdemos algo de sensibilidad y no es sencillo en según que posiciones.

¿Qué mide la Garmin vívosmart?

Al igual que gran parte de los dispositivos de este tipo del mercado, y a diferencia de algunas ya que es más completa, con esta Garmin vívosmart podemos realizar el seguimiento de un número bastante grande de acciones y opciones. Los pasos que damos al día, el tiempo de actividad y de inactividad –te indica que tienes que moverte a través de una vibración y un mensaje–, la distancia recorrida, la frecuencia cardíaca –a través de la banda de pecho con pulsómetro–.

Garmin vívosmart

Además de esto cómo punto diferencial de la Garmin vívosmart, tenemos notificaciones de las aplicaciones de nuestro smartphone, sin duda este es el factor más significativo e importante de esta pulsera de actividad, un apartado que para muchos usuarios será el punto clave para escogerla por delante de las múltiples opciones que hay en el mercado. En esta vinculación con el smartphone también nos permite controlar el apartado multimedia del mismo.

Cómo era de esperar también contamos con la hora y el calendario, además de que podemos realizar el seguimiento de una actividad física de una manera muy sencilla, desde la propia pulsera de actividad mantenemos pulsada la pantalla y desde ahí accedemos al menú donde podemos activar el inicio de la actividad física. Para encender el terminal podemos hacerlo de dos maneras, pulsando en la pantalla o realizando el gesto de “mirar la hora”.

Aplicación y sincronización de datos

Garmin Connect opinión

En esta Garmin vívosmart tiene más sentido que nunca hablar de la sincronización con el smartphone y es que al tratarse de un medidor de actividad física que también permite recibir notificaciones y controlar nuestra música, esta vinculación es necesaria para ofrecer estos permisos a nuestra pulsera.

La Garmin vívosmart se vincula desde el Bluetooth, aunque siempre es mejor hacerlo desde la aplicación primero, ya que al tratarse de un dispositivo con el protocolo Bluetooth 4.0 LE, no sale como conectado dentro de la lista de dispositivos disponibles. En el caso de esta Garmin vívosmart, como todos los dispositivos de la marca americana utilizamos Garmin Connect, una aplicación bastante completa y que tiene un marcado carácter social, una de sus partes fundamentales es que compitas con tus amigos y conocidos.

Garmin Connect opinión

La aplicación es tan diferente y tan completa, que con el fin de no manchar el análisis de esta Garmin vívosmart, hemos decidido realizar un análisis propio de la aplicación Garmin Connect. La aplicación en general está bien diseñada, es bastante fluida y aunque se podría mejorar su usabilidad, tiene un funcionamiento lo suficientemente sencillo e intuitivo para la mayor parte de los usuarios.

Autonomía

Sin duda uno de los apartados más a tener en cuenta en muchos dispositivos y en esta Garmin vívosmart no podía ser de otra manera, tenemos una autonomía bastante inferior a lo que pensaba, con una pantalla muy pequeña y que solo se mantiene encendida cuando la pulsamos o levantamos la mano –el gesto de reloj que podemos ver en muchos dispositivos de este tipo–, la verdad es que solo tenemos 3 o 4 días de uso. No es que me esperara un mes como algunos medidores de actividad, aquí tenemos bastante más, una vinculación constante para las notificaciones y una pantalla que aporta más información que la mayoría, pero lo cierto es que la semana que anuncia el fabricante me parece un dato bueno, aunque justo, pero 3 días es escaso a todas luces –puede influir el hecho de que es un dispositivo de préstamo y no siempre se cuida como el de uno mismo–.

Conclusiones de la Garmin vívosmart

Al final la pregunta que todos nos hacemos es, ¿vale la pena realizar un gasto de unos 150 euros para comprarse la Garmin vívosmart? Pues cómo casi siempre y en casi todos los productos de gama alta, depende del comprador. Cómo pulsera o medidor de actividad física, lo cierto es que es de los más completos que podemos encontrar. Se puede usar cómo reloj de una manera muy sencilla

Garmin vívosmart

129 euros
Garmin vívosmart
8.1

Diseño

9/10

Uso

8/10

Funciones y mediciones

10/10

Autonomía

6/10

Aplicación

9/10

Pros

  • Funciones
  • Diseño correcto, no hay grandes alardes pero funciona bien y es cómodo
  • La pantalla de tipo OLED es más que aceptable, podemos usarla en casi todas las situaciones
  • Garmin Connect es una aplicación muy completa, de lo mejor del mercado

Cons

  • Autonomía algo justa, lo cierto es que 3/4 días de vida útil con cada carga se antoja poca autonomía
  • La pantalla funciona bien, pero a veces ese tipo de funcionamiento en rueda es mejorable

2 comentarios

  1. Pingback: Xiaomi MI Band: opinión, caracteristicas y precio

  2. Pingback: Nueva Vivosmar HR, precio y características

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies