Acer C250i, análisis en español

Acer C250i

La verdad es que si os digo la palabra proyector la gran mayoría de vosotros pensaría en una cosa bastante diferente a este Acer C250i, yo mismo sabiendo que era algo diferente cuando lo iba a probar, me vi sorprendido por todo lo que es y todo lo que puede hacer. La verdad es que no tiene nada de típico, ni en forma, ni en conexiones, ni en nada parecido, y esto tengo que decir que es algo muy bueno. En The Groyne nos gusta la innovación y las cosas nuevas, y si funcionan bien, ya nos encantan. ¿Nos encantará este proyector?

Empezando por el factor de forma del proyector, hay que reconocer que tenemos algo bastante diferente. Tenemos una especie de prisma con base octogonal, en vez de los habituales de base cuadrada, pero no solo eso, sino que gira sobre el eje más largo, y tenemos un elemento bastante diferente a lo visto. Esta forma y su acabado en color negro, hacen del Acer C250i un proyector que podemos poner en cualquier sitio y quedará bien, o al menos no será una caja blanca horrible, disimula, es diferente, no sé, me gusta y creo que en ese caso tampoco hay mucho más que comentar.

Diseño y conexiones

Acer C250i

La forma tiene otro detalle interesante y que afecta al uso directamente. En este caso el proyecto se puede colocar en dos situaciones diferentes, en horizontal y en vertical, y para eso el diseño está en su sitio. Tenemos un pequeño elemento para colocarlo horizontalmente –y verticalmente ya es su forma nativa–. Esto nos permitirá usarlo en diferentes situaciones y tendremos tamaños diferentes de pantalla, diferentes adaptaciones de tamaño y forma de pantalla dentro del mismo dispositivo. Lo mejor no acaba ahí, sino que el dispositivo se adapta automáticamente a la posición y no nos tenemos que preocupar, coloca el Acer C250i como quieras y el se adaptará.

Esto ya es una parte diferente dentro de las formas normales, pero no se acaba ahí, sino que tenemos en este proyector algo que hacía tiempo que esperaba. Tenemos batería. Sí, lo que habéis oído, este Acer C250i cuenta con una batería de 9.000 mAh. Parece una gran cantidad, pero con el dispositivo en uso, nos dará el tiempo suficiente de autonomía para ver una película, poco más vamos a poder hacer –y con el modo ECO con poco brillo–.

Acer C250i

Pero la para “inalámbrica” no se acaba ahí. El dispositivo tiene conexión Wi-Fi, nos podremos conectar a la Wi-Fi para poder disfrutar de nuestro contenido. Pero no solo contenido local, como he visto en otros productos, sino que tenemos un servicio de casting integrado.

Con el Acer C250i podemos conectarnos a diferentes servicios. Desde Google Home podremos configurar diferentes plataformas, pero no se acaba ahí la cosa, sino que después desde nuestro smartphone o tableta, ya tenga iOS o Android, podremos enviar muchas plataformas de streaming. YouTube, Netflix, y muchas otras más –casi todas podemos decir–. Además de todo esto, como es normal tenemos otras muchas cosas, podemos ver contenido desde HDMI, desde un puerto USB –tenemos tipo A y Tipo C–, y tarjeta microSD, vamos, tenemos de todo de una manera sencilla. Pero ahora toca hablar del uso, porque no todo son las opciones.

Uso del proyector

Acer C250i

Para usarlo tenemos diferentes opciones. Además de la ya comentada directamente desde el cast de los diferentes dispositivos móviles, el propio dispositivo cuenta con un sistema operativo bastante básico. Se trata de un sistema que nos permite y ayuda a configurar las diferentes opciones. Si queremos usar Google Cast, o si queremos usar las opciones de Apple, las conexiones que queramos usar o la reproducción desde el USB. Es bastante rápido y sencillo, desde el mando nos movemos por unos menús bastante sencillos.

Desde ahí también podremos configurar de manera sencilla el proyector. Si queremos que se gire, como calibrar el color, el brillo, poder adaptarlo al uso de la pantalla si no está frontal, además de enfocarlo –algo básico en un proyecto–. En general todo bastante fácil y sencillo. Son menús pequeños, accesibles y sin mucho problema.

Para esto tendremos un mando, que personalmente no me ha gustado nada. Es un mando bastante típico de proyectores, se parece muchísimo al mando del proyecto que tengo en casa, con la diferencia de que el que tengo en casa cuesta menos de la mitad que este Acer C250i. También podremos controlarlo desde el propio proyector que cuenta con unos botones de control en la zona superior.

Imagen y sonido

Acer C250i

Bueno vale, ya os he dicho mucho del proyector y ahora toca hablar algo más de él. Aunque si soy sincero es lo menos importante. Tiene narices la cosa, decir que es menos importante la calidad de imagen y sonido en un proyector que todo lo demás. El sonido está bien, pero es mejorable, por mucho que lo intentan, tengo que reconocer que los equipos portátiles de este tipo, me suenan algo enlatados. Aquí tenemos un nivel de volumen aceptable, y sin mucho volumen la calidad de sonido es suficiente.

Después cuando hablamos de la calidad de imagen, pues bien, en general bastante bien. La verdad es que por estos precios, ojo que este proyector salió a casi 600 euros, quizás podremos empezar a encontrar alguna solución con resolución 4K, pero claro, aquí no tenemos eso porque el dispositivo tiene mucho más, y hay que pagar un pequeño peaje. Pero ojo, dicho esto, la resolución Full HD está más que de sobra. Para el uso habitual es más que suficiente y tengo que decir que muy bien. El tamaño máximo es de unas 100 pulgadas.

Además hablando de colores y brillo, pues correcto. Sabemos que el tema del brillo es un punto crítico en los proyectores, y este no iba a ser diferente. Es un proyector bastante pequeño, y quizás por ahí, tenemos un poco menos de brillo que dispositivos de precios parecidos. En general la calidad de imagen está bien, pero no destacará. Como detalle comentar que el ventilador del proyector, hace poco ruido.

Conclusiones

Acer C250i

La gran pregunta es, ¿vale la pena este Acer C250i? Pues a ver, es una pregunta difícil de contestar. A mí me ha encantado, las cosas como son. Me parece tener un “poco de futuro” en mis manos. Y ojo, a mí cuando pienso eso probando un producto soy feliz. Está claro que tenemos que pagar peajes. Tenemos una batería mejorable. Tenemos un brillo que quizás está un paso por detrás de precios similares. Y además tenemos algunos momentos en donde el dispositivo es algo lento.

Pero no todo se acaba ahí, porque el Acer C250i tiene muchas cosas interesantes. Para mí sería el proyector perfecto para muchos sitios. Una habitación, una oficina, un estudio, y sería perfecto por muchas cosas. Conexiones directas mediante Wi-Fi a muchos servicios de streaming. Reproducción USB o HDMI desde una señal externa. Fácil de mover con la batería y muy fácil de configurar. Tenemos muchas cosas en un proyector, que como proyector por los 400 euros que cuesta más o menos está por detrás, pero como añadido tiene muchas cosas más. Solo tú puedes decidir.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.