Huawei está sufriendo las despiadadas consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Luego de que Trump incluyese a la multinacional china en una lista negra comercial esta semana, Google anunció que rompía relaciones con la empresa, por lo que los teléfonos Huawei no iban a poder seguir utilizando el sistema operativo Android, con todo lo que eso significa. En las últimas horas otras empresas han adoptado la misma conducta que Google, dejando a Huawei cada vez más aislada.

Panasonic

No está claro si Panasonic realmente cesará de cooperar con Huawei. En un comunicado emitido al diario local The Sankei News, aseguraban que “Estamos comprobando actualmente los detalles de la sanción de los Estados Unidos, pero cumpliremos con esos detalles”, por lo que era obvio que iban a dejar de trabajar con Huawei.

Sin embargo, apenas unas horas después se pudo leer otro comunicado oficial de la compañía en donde afirmaban: “En la actualidad, Matsushita Group -nombre con el que también se conoce a Panasonic- surte a Huawei con normalidad. La desconexión de la que hablan los medios en línea no es correcta. Huawei es un socio importante. Seguiremos vendiendo bienes y servicios a clientes chinos como Huawei, en el marco de las leyes y regulaciones”.

Habrá que esperar unos días más para ver si dan otro volantazo.

Toshiba

Toshiba le suministra a Huawei discos duros, semiconductores y sistemas de procesamiento de datos a alta velocidad. Quise decir que le suministraba, porque es otra de las compañías que se van a apegar al veto emanado desde Washington, al menos temporalmente, hasta que revisen si alguno de esos productos cuenta con piezas fabricadas en los Estados Unidos.

NTT Docomo, Softbank y KDDI

Las tres principales operadoras telefónicas de Japón han decidido retrasar el lanzamiento del Huawei P30, el último modelo de la marca china. Por los momentos han cancelado la recepción de pedidos hasta nuevo aviso.

Vodafone

El conocidísimo operador británico Vodafone ha paralizado la compra de los teléfonos 5G de Huawei, suscribiéndose así al veto firmado por los Estados Unidos. “Es una medida temporal mientras exista incertidumbre sobre los nuevos dispositivos 5G de Huawei. Mantendremos la decisión bajo revisión”, apuntaron fuentes de Vodafone.

ARM

ARM es quizás la colaboración perdida que más le afecta a Huawei. Hay que saber que ARM provee elementos fundamentales para la elaboración de microprocesadores, sin sus piezas es poco probable que la compañía china pueda seguir fabricando algunos de sus móviles, como por ejemplo el Huawei P30, uno de sus últimos y más promocionados modelos.

En fin, esta estampida parece no tener fin y Huawei la tiene cada vez más cuesta arriba. No obstante, yo soy uno de los que no da por vencido al gigante chino y le apuesto a la épica. ¿He perdido la cabeza?