Nikkor Z

Nikon ha presentado sus nuevas cámaras mirrorless, y al fin se ha decidido por hacerlo en formato Full Frame. Dos cámaras bastante completas, la Nikon Z7 y la Nikon Z6, con características muy importantes, y apartados algo diferentes a los que Nikon nos tenía acostumbrados. Una de las razones por las que Nikon se mostró tan reticente al principio con respecto a cambiar de sus cámaras DSLR a estas sin espejo es la falta de compatibilidad de los objetivos de montura F con las nuevas Nikon Z, y la obligación de sacar una nueva montura, la montura Z.

Por ahora la marca nipona ha presentado 3 objetivos ya disponibles en el mercado, y el trabajo en un cuarto elemento realmente muy especial. Pero antes de nada hay que hablar de las novedades de esta montura Z, primero de todo comentar que es una montura que cuenta con un diámetro de 55 mm, bastante más que algunos de la competencia. Algunos preguntaréis, ¿qué significa esto? La verdad es que es difícil de explicar y por lo que he mirado, no se tiene claro qué puede significar más allá de no limitar posibles movimientos futuros. Primero puede significar la incorporación de lentes muy luminosas, algo que está en camino, y también hay rumores de una posible incorporación al formato medio de Nikon y la posible adaptación del sistema de lentes a la montura Z –algo bastante menos probable–.

Nikkor Z

Las tres lentes presentadas por Nikon tienen una cosa en común y es la denominación “S”, una nueva línea de diseño que pretende mejorar el rendimiento en las aperturas más extremas. ¿Cuáles son esos tres objetivos ya disponibles? Pues la verdad es que Nikon no se ha comido la cabeza para sus nuevas Nikon Z y ha lanzado las focales más habituales. Por un lado tenemos el Nikkor Z 24-70 mm f/4 S, sorprende que no sea un f/2.8, pero parece una estrategia de tamaño, siendo los f/4 bastante más pequeños y ligeros que los f/2.8.

También tendremos el Nikkor Z 50 mm f/1.8 S, como se puede ver en la imagen, mucho más grande que el 50 mm f/1.8 actual de la montura F, por un tema de distancias desde sensor hasta bayoneta. Por último, el Nikkor 35 mm f/1.8 S, el cual también es un objetivo bastante grande. En estos dos casos Nikon habla incluso de que a nivel de calidad estas focales “mejoran a las opciones f/1.4 de la marca”, así que veremos el rendimiento real. Además de estos, Nikon está trabajando en la joya de la corona, el Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct, un objetivo enorme, con mucha luminosidad y que será un auténtico bicho.

Nikkor Z

Con todo esto Nikon no tiene suficiente –y la verdad es que no lo es–, y tiene una ruta marcada para los próximos años, todos con la línea S. En el futuro llegarán bastante objetivos, las focales más habituales, aunque a mí me sigue faltando alguno –Nikon tiene una cuenta pendiente con un 16-35 mm f/2.8 o 15-30 mm f/2.8 que parece que no le interesa en exceso–.

En el 2019 veremos el Nikkor Z 20 mm f/1.8 S, el Nikkor Z 85 mm f/1.8 S, el Nikkor Z 24-70 mm f/2.8 S –este sí que es necesario–, el Nikkor Z 70-200 f/2.8 S –otro obligatorio en el catálogo–, y el Nikkor Z 14-30 mm f/4 S. A excepción de este último todos obligatorios y esperados, el último no es que sea una mala opción, pero son algunos de esos objetivos que tiene Nikon en los que se diferencia de los demás y de las focales más habituales.

Para 2020 por ahora la firma tiene tres objetivos para sus nuevas Nikon Z confirmados, el Nikkor Z 50 mm f/1.2 S, el Nikkor Z 24 mm f/1.8 S y el Nikkor Z 14-24 mm f/2.8 S. Por lo visto los más habituales dentro de la marca, y objetivos que son muy habituales en las mochilas de los profesionales. Además en 2019 se esperan 3 lanzamientos más aún por confirmar, y para 2021 Nikon espera poder lanzar 8 objetivos para las Nikon Z.