Nikon Z7

Hace unos días os hablamos de una de las dos nuevas cámaras de Nikon sin espejo y de formato completo, la nueva Nikon Z 7, y preparando el artículo de la nueva Nikon Z6 nos hemos dado cuenta de una cosa, las Nikon Z están más pensadas para vídeo que ninguna otra cámara de la marca. Tiene bastante sentido esta afirmación, ya que las cámara mirrorless suelen funcionar mejor en el vídeo que las DSLR, pero la verdad es que en este caso hay que admitir que por primera vez parece que Nikon ha hecho un gran esfuerzo porque sus especificaciones de vídeo sean realmente buenas en su segmento de precios.

Quizás no sea una afirmación tan rotunda para la Nikon Z7 como para la Nikon Z6, y el lanzamiento de las nuevas Panasonic ha cambiado el mercado en solo unas semanas, pero la realidad es que lo que ofrece el vídeo de estas nuevas Nikon Z es una maravilla –al menos desde el punto de vista del “número”, habrá que verlo en la realidad–. Ambas cuentan con vídeo en 4K a 30 fps y Full HD a 120 fps, como datos más importantes. Además tenemos estabilizador de 5 ejes en el cuerpo, que ayudará en las tomas a mano.

Nikon Z7

Pero, ¿qué más ofrece? Pues la verdad es que no todo se queda ahí, el número “gordo” no siempre es suficiente, y en este caso Nikon ha dado un paso más allá. Empezando por un nuevo sistema de enfoque, que mejorará y mucho la experiencia actual de enfoque de las DSLR de la marca, contamos con controles de focus breathing, y nuevos sistemas de seguimiento.

Aunque para mí, lo más importante viene dentro de los detalles más “pequeños”, al fin contamos con un perfil de color pensado para vídeo y postproducción, en este caso os estamos hablando del nuevo N-LOG de 10 bits, que ofrece 4 veces más información que las salidas de 8 bits, permitiendo así una edición mucho mejor con un archivo que cuenta con mucha más información. Por ahora Nikon no nos ofrece datos de los codecs, algo que habrá qué ver qué tal en realidad.

Nikon Z7

También tenemos salida HDMI de 10 bits con código de tiempo para sincronizar nuestras grabaciones, y como ya viene siendo habitual, las nuevas Nikon Z, son compatibles con el protocolo abierto de Atomos, permitiendo así el inicio y final de la grabación desde la cámara/grabadora. Otra de las funciones que tiene Nikon desde hace tiempo es el D-Lighting activo, una función que “equilibra la luz”, una especie de HDR, bastante suave y que se puede activar con los perfiles de color que quieras, ofreciendo mejores resultados en escenas de alto contraste.

Por lo que ha comentado la marca, habrá ciertas diferencias entre la Nikon Z7 y la Nikon Z6, ya que mientras la Nikon Z7 usa una parte de su sensor para grabar en vídeo, cuenta con 45,7 megapíxeles, la Nikon Z6 sí que usará todo su sensor, lo que suele significar un mejor rendimiento en vídeo, ya que aprovecha todas las cualidades del mismo, sin la necesidad de recortar el sensor, mejorando en especial la nitidez y el rendimiento en poca luz.