Polaroid ZIP, análisis

Polaroid ZIP

No es un dispositivo muy habitual y por eso le hemos puesto mucho cariño al análisis de esta impresora portátil firmada por Polaroid, en este caso, la Polaroid ZIP es un dispositivo diferente, ya que pocas impresoras hay en el mercado que reúnan estas características –se me ocurre la Fujifilm Instax Printer y poco más–. La marca Polaroid tiene mucho nombre en la fotografía de revelado instantáneo y en los últimos años ha desarrollado un nuevo sistema, el papel ZINK, que lleva esta Polaroid ZIP, ofreciendo resultados más rápidos y sin tiempo de espera de velado –hasta que la foto aparece–.

La verdad es que la Polaroid ZIP no ofrece la mejor calidad del mercado, tampoco lo intenta, ni el tamaño más grande en el que podemos imprimir, aunque sí que es suficiente para guardar un detalle, pero es un dispositivo atractivo que puede ofrecer buenos ratos y momentos a muchos usuarios, y más si conocieran todas sus virtudes, así que os las vamos a contar ahora.

Diseño

Polaroid ZIP

En un dispositivo portátil, no extremadamente necesario para nuestro día a día, el diseño tiene más importancia casi que cualquier otro factor, y es que si consigues una impresora “portátil” con mucha calidad pero que pesa mucho, al final será complicado que nadie se plantee usarlo porque será incómodo de llevar, por contra si haces un dispositivo con un funcionamiento correcto, pequeño y ligero, se animará mucha más gente a llevarlo.

En el caso de la Polaroid ZIP el camino elegido podríamos decir que ha sido ese, buscamos ofrecer un dispositivo ligero, compacto –tiene un tamaño mínimo por el tamaño del papel– y que ofrezca cierta calidad, pero siempre moviéndonos en unos márgenes de comodidad que el usuario medio pueda aceptar. Con eso han conseguido un dispositivo que pesa menos de 190 gramos, y que tiene un tamaño contenido, con menos de 12 cm de largo y menos de 2,5 cm de grosor. En definitiva un gadget que se puede llevar en la bolsa de una cámara, un bolso e incluso, en un bolsillo interior de una chaqueta.

Polaroid ZIP

Los materiales empleados para la construcción de la Polaroid ZIP tienen bastante sentido, y es que buscando un gadget ligero –y que no suba más de precio– el mejor material que se puede emplear es el plástico, con dos acabados diferentes, uno para las zonas planas y otro para los bordes, siendo este segundo más resistente, al menos en el aspecto, y con un acabado rugoso, que ayuda a realizar un mejor agarre. El plástico empleado es bastante brillante, y eso supone que vamos a tener problemas de marcas, siendo bastante fácil que se manche mucho la impresora.

Por lo demás poco a destacar, una tapa frontal que se puede quitar para cargar el papel, un botón de encendido, un puerto de carga, un LED de notificación para saber cuando está encendido y un botón de reinicio. Un dispositivo sencillo que no necesita mucho para funcionar por si mismo, por lo que el diseño es muy limpio y fácil de usar desde el propio dispositivo, solo tiene un botón de encendido –dependemos para realizar todas las acciones de la aplicación para smartphones con la que cuenta la Polaroid ZIP–.

Aplicación

Polaroid ZIP

En este sentido tenemos que hablar de la aplicación llamada igual que la propia impresora, Polaroid ZIP, una aplicación con un diseño algo espartano, nos podemos olvidar de diseños inspirados en las últimas corrientes de aplicaciones para smartphones, nada de Material Design ni nada parecido a un estilo de iOS 8. Pese a esto la realidad es que la aplicación no es fea, aunque no sea bonita y los iconos y menús parecen más propios del 2012 que del 2015, es agradable, siempre hay algo innato en las cosas “bonitas” estén a la moda o no.

La aplicación es muy cómoda de usar, en la primera pantalla te encuentras con 6 botones para seleccionar las diferentes funciones, las más destacadas, “Editar impresión” y “Collage”, las que nos permiten realizar fotografías con más opciones y más personalizables. También contamos con la pestaña “Impresión rápida”, “Vista secreta” –imprimes un código QR y puedes ver la fotografía desde el smartphone–, “Tarjeta de visita” y “Mi ZIP”.

Desde la opción Mi ZIP podemos configurar algunas funciones de nuestra impresora Polaroid ZIP, desde comprar papel, hasta configurar la vinculación de nuestra impresora con el smartphones, pasando por el administrador del dispositivo que nos permite modificar el tiempo de encendido entre otros.

Uso

Polaroid ZIP

La Polaroid ZIP funciona con un papel propio basado en una tecnología de Zink Zero Ink, como su nombre indica no utiliza tinta, sino que cuenta con diferentes capaz de colores que dependiendo de la temperatura que se le aplica consigue colores diferentes, también cuenta con una serie de acabados para proteger a la fotografía de los rayos UV y el agua. La vinculación la podemos iniciar desde el NFC, y después la conexión se realiza desde Bluetooth.

La aplicación en alguna de las funciones antes mencionadas, nos permite personalizar nuestras fotografías con diferentes apartados, filtros, colores, stickers. La impresión es muy sencilla, después de realizar los diferentes retoques basta con darle al botón de “Imprimir” y en tan solo unos segundos la aplicación envía la foto a la impresora Polaroid ZIP. Después de eso se inicia la impresión, la cual es muy rápida la verdad, en ese sentido me ha sorprendido la velocidad con la que es capaz de imprimir la Polaroid ZIP –suelen tardar entre 15 y 30 segundos–.

Calidad de impresión

Polaroid ZIP

Con un papel de 2×3 pulgadas –lo que vienen siendo 5,08 x 7,62 cm– sabemos que no vamos a apreciar mucho detalle en tamaños de papel tan pequeño, y la verdad es que la calidad que ofrece la Polaroid ZIP es bastante básica. El nivel de detalle es bajo y en zonas con una gran superficie de color igual perdemos detalle con cambios de color y zonas donde el contraste cambia un poco. No hablamos de una impresora con cabezales ni nada de presión en ese sentido, solo una transmisión de calor aporta el color y en ese sentido siempre vamos a perder calidad, tanto de color, como de detalle, como de homogeneidad.

La verdad es que una foto de una persona, con todos los cambios de hay de detalle y color, queda bastante bien, los problemas los tenemos en fotos donde queramos imprimir texto, notándose mucho los famosos dientes de sierra, o en paisajes con grandes zonas muy homogéneas, apreciando problemas en los colores, diferentes saturaciones, tonos y calidades dentro de lo que se supone que debería ser una zona de impresión homogénea.

Conclusiones Polaroiz ZIP

Si valoramos esta Polaroiz ZIP como lo que es, un dispositivo pensado para el ocio, la verdad es que es una buena compra, estamos delante de una impresora portátil que se puede llevar a cualquier sitio, con una autonomía más que suficiente para imprimir más de 20 fotos, un tamaño comedido y una calidad de imagen suficiente para ver, por lo menos, el objeto, persona o lugar que estamos imprimiendo, no será la mejor calidad fotográfica del mundo, pero para tener un recuerdo es más que suficiente.

Es sin duda el dispositivo recomendado para aquellos amantes de las cámaras instantáneas, hoy en día casi todo el mundo tiene smartphone y aunque puede salir unos 30/40 más caro que una Polaroid o una Fujifilm instantáneas, lo cierto es que la calidad fotográfica de un smartphones y las opciones de personalización que nos ofrece la aplicación son unos puntos extra muy a tener en cuenta.

Polaroid ZIP

Por el lado negativo podemos encontrar varias cosas, un precio de 129 euros es algo elevado, las recargas de papel oscilan entre 15 y 30 euros –aproximadamente 60 céntimos de euro por impresión, dependiendo de si nos gusta comprar muchas recargas o no–, y la calidad que ofrece unida a un tamaño de imagen pequeño, serán apartados importantes para muchos usuarios, que verán en esta Polaroid ZIP una inversión demasiado cara.

Polaroid ZIP

7.9

Diseño

8.5/10

Calidad de impresión

5.0/10

Tiempo de impresión

9.0/10

Opciones de retoque

8.0/10

Autonomía

9.0/10

Pros

  • El diseño es muy acertado, impresora pequeña, con batería interna y con un tamaño compacto, fácil de transportar
  • La velocidad de impresión es muy rápida, tarda más el envío que la realización de la foto en si misma
  • La aplicación tiene muchas opciones de retoque, y nos permite hacer

Contras

  • La calidad de impresión es mejorable, está claro que no intenta ofrecer el más mínimo detalle, pero a veces un poco más...
  • El papel es caro, cada impresión tiene un precio un poco más elevado del que nos gustaría (sin hablar de lo difícil que es conseguir una recarga en tienda)

2 pensamientos en “Polaroid ZIP, análisis”

  1. Pingback: Polaroid Snap ejemplos, rendimiento y calidad de impresión

  2. Pingback: Polaroid ZIP, disección de una gran impresora portátil en castellano — En todo el mundo!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.