realme X2 Pro

La verdad es que van a ser unas primeras impresiones realmente sencillas en este caso. A veces, es difícil sacar unas conclusiones rápidas de un producto, y otras veces es realmente fácil. En este caso no tengo dudas en lo que puedo decir del realme X2 Pro –haber probado el realme X2 también ayuda–. Partiendo de la base que ya me sabía su precio y bastantes de sus características antes de que llegara, todo se vuelve bastante más sencillo. En este caso se trata de un producto que me gustó desde el primer momento, nada más encenderlo, da muy buenas sensaciones. Sabiendo que cuesta 399 euros eso sí. No hay que olvidarse de eso.

Desde el punto de vista de los materiales, no tendremos nada maravilloso, de hecho el análisis que acabamos de sacar del LG G8s ThinQ, deja bastante mal a nivel de amteriales, acabados y sensación en la mano a este realme X2 Pro. Cuesta ahora mismo más o menos lo mismo, y la calidad en la mano, es mucho mejor por parte del dispositivo de LG, pero claro, este modelo de realme tiene en realidad más cosas. Es un dispositivo grande, se ve bien fabricado, aunque sea plástico. Y es visualmente atractivo, con ese color azul –que hemos probado nosotros–. Está claro que seguramente no será para todos los usuarios con ese acabado, pero a nosotros, nos parece bien para el público al que va dirigido.

realme X2 Pro
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

La cosa cambia, para mejor, cuando lo empiezas a usar. Deja de ser un dispositivo de 400 euros, para parecer otra cosa. El dispositivo es súper ágil, es rápido, y la verdad es que se nota muy ligero en todo. Ahí es donde el panel echa una mano con sus 90 Hz de tasa de refresco. Además, un brillo máximo bastante muy bueno, cerca de los 1000 nits ayuda. En general, hay que hablar maravillas. La experiencia es muy buena. El software empieza a ser un “pequeño” problema. Aunque la primera reacción a Color OS 6.1 es que gusta, la segunda es, si algunas cosas fueran más de Android stock, mucho mejor.

Afrontar el análisis del realme X2 Pro

Pues la verdad es que lo afronto con optimismo. Sin duda, es un terminal increíble por su precio. Y en unas primeras impresiones, no se le notan problemas. Veremos si en un análisis exhaustivo, vemos cosas que no nos gusten, pero me parece difícil que por ese precio se le puedan encontrar grandes defectos. Quizás cosas a mejorar, pero siempre con matices. Aunque se quiere enfrentar a otro tipo de dispositivos, esto cuesta 400 euros, no 1000 euros. Esa es la clave para analizar esto. Y la verdad es que ahí estará un terminal que sobre el papel, va a ser una bestia.

realme X2 Pro
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne