Pentax KP, análisis con vídeo

Pentax KP

Aún quedamos algunos amantes de la fotografía con cámaras de verdad, más allá de la fotografía móvil. Y aún quedamos algunos que defendemos las cámaras DSLR, aunque en realidad tenemos claro que la evolución del mercado es evidente y las mirrorless van a acabar dominando el mercado. Por todo eso, y pese a todo eso, hoy os voy a hablar de la Pentax KP, una cámara DSLR de gama media de la firma japonesa que cuenta con unas prestaciones bastante interesantes, pero que como casi siempre en Pentax apuesta todo a dos cartas muy importantes.

¿Cuáles son esas cartas me preguntaréis algunos? Pues la verdad es que se trata de un análisis corto y ya os lo voy a contar antes de nada, las dos cartas más importantes de Pentax son dos, su ecosistema como marca, un sistema compatible desde hace muchos años, cámaras propias con personalidad y muy hechas para los propios usuarios de la marca. El segundo punto es en algunos casos muy importante, la fabricación excelente con la que cuentan las cámaras de la marca, ofreciendo soluciones selladas en todos los modelos.

Pentax KP

Empezando por el diseño, tengo que decir que estoy realmente contento con lo que ofrece Pentax a nivel de fabricación, calidad por encima de todo, materiales, cámaras selladas, y por lo general dispositivos que transmiten una gran sensación a la mano, y en este caso no es la primera vez que nos sucede, aunque esta vez tengo que reconocer que la cámara no es tan cómoda como alguna de sus hermanas, la empuñadura parece un poco más baja y eso no siempre acaba resultando cómodo para sesiones de fotografía algo largas, aunque claro, mucho dependerá de la persona, el tamaño de su mano, la costumbre a la cámara y muchas cosas más –al final nosotros solo tenemos un par de semanas para probar este tipo de productos, y eso se hace notar–.

Por otro lado, a nivel de uso Pentax ha conseguido ser fácil para aquellos que vienen de fuera en comparación con otras marcas, pero sigue un poco por detrás de Canon o Nikon, pero lo que sí que tiene dominado es hacer de sus cámaras un ecosistema entendible y fácil de usar para sus propios usuarios. Si has usado una Pentax para más que una tarde, con esta Pentax KP te sentirás “como en casa”, es algo que hacen muchos fabricantes, pero que en otros casos no pasa tanto, y vemos que los botones y las opciones se mueven de un lado para otro con demasiada facilidad.

Pentax KP

A nivel de enfoque tenemos que hablar del sistema SAFOX 11, con 27 puntos de enfoque –25 en cruz en el centro–, sobre el papel está un poco por detrás de cámaras de precios similares, pero la realidad es, ¿qué tal funciona? Lo cierto es que no he notado grandes problemas, sino todo lo contrario, una cámara ágil en la mayor parte de situaciones, y solvente en las más complicadas, quizás el enfoque con movimiento y en situaciones rápidas se dificulta un poco por sus puntos de enfoque pero tampoco es nada grave. Donde sí que ya sufre algo más, y en especial con el segmento mirrorless, es en el enfoque de la cámara en situaciones de vídeo, donde sí que se hace bastante más complicado en algunos momentos. Cuenta con una ráfaga para disparo continuo de 7 fps –aquí ya entra un poco las necesidades de cada uno, correcto, ni bueno ni malo–.

Respecto a la calidad de imagen, tenemos un sensor de tamaño APS-C de tipo CMOS de 24 megapíxeles, con una sensibilidad que va desde ISO 100 hasta ISO 819200, pero que como era de esperar en un sensor de este tamaño, muestra un ruido más que evidente más allá de un valor superior a ISO 6400 –e incluso antes es apreciable–. Nunca entenderé esos valores de sensibilidad forzados tan altos, cuando la cámara en realidad no mejora en los valores más “normales”. A nivel de rendimiento, calidad de imagen, rango dinámico y control de ruido, estamos en un rendimiento aceptable, por precios parecidos tendremos cámaras un poco mejores en algún fabricante, y cámaras peores en otros fabricantes, podemos decir que a nivel de rendimiento está equilibrada, no tiene ningún punto malo en fotografía.

Pentax KP

Sí, algunos habréis visto que apuntillo con fotografía al final del párrafo anterior, y es que el gran punto débil de esta Pentax KP –y de la mayoría de sus hermanas– es la calidad de vídeo. No solo tanto la calidad en sí, que también, sino algunas de las opciones que ofrece. Por un lado una cámara de casi 1000 euros solo ofrece 1080p a 30 fps, cuando sus rivales mejoran eso, tampoco tenemos un gran códec y no tenemos un gran enfoque, como ya hemos dicho. En general se trata de una cámara que no está muy pensada para el vídeo, así que no podemos esperar un gran rendimiento en este sentido. Correcta en algunas funciones, y con detalles como el focus peaking, si buscas una cámara para vídeo seguramente esta Pnetax KP no sea la más indicada.

Además de todo esto, tenemos unos detalles interesantes, por un lado el pentaprisma tiene un 100% de cobertura. Además contamos con pantalla articulada, dispone de contectividad Wi-Fi y con un estabilizador de 5 ejes, que nos mejora en algunas situaciones las fotografías, permitiendo compensar hasta 5 pasos –siempre datos del fabricante– la velocidad de obturación. Este sistema de estabilización nos ayuda en varias situaciones, la creación de imágenes de alta resolución con Pixel Shift Resolution, el cual une cuatro imágenes. Ayudando en la estabilización de vídeo con grabación a mano, en situaciones controladas –ya veréis porque digo esto en el vídeo de abajo–, y mejorando el rendimiento en situaciones de poca luz.

Conclusiones Pentax KP

Como ya comenté al inicio esta Pentax KP tiene dos puntos fuertes, vive por y para los usuarios de Pentax y para aquellos que buscan una cámara robusta. Con un cuerpo sellado, buenos materiales y toda la compatibilidad que tiene con los objetivos antiguos de Pentax podemos resumir los puntos diferenciales de una modelo completo en líneas generales. La verdad es que en todo lo demás es una cámara completa, a nivel de foto al menos, buen rango dinámico, buena calidad de imagen, enfoque correcto, no es la mejor por su precio, pero sí que hay cámaras peores de grandes fabricantes.

Por el lado negativo tenemos varias cosas, una de ellas la propia marca, no por ser Pentax, sino por lo difícil que es a veces encontrar accesorios propios de la marca. Y a nivel de rendimiento, lo que menos me gusta, y además con todas las de la ley es el vídeo, sin 60 fps, parece que está fuera del mercado actualmente con un precio que ronda los 1000 euros, y además a nivel de calidad no es ninguna maravilla.

Pentax KP

Pentax KP

7.7

Diseño y uso

7.8/10

Calidad de imagen

8.0/10

Rendimiento (ISO, enfoque, etc...)

8.0/10

Calidad de vídeo

7.0/10

Ecosistema de lentes

7.5/10

Pros

  • La fabricación de esta Pentax KP la convierte en una cámara todoterreno
  • La calidad de imagen es más que aceptable, sin ser excelente, está un poco mejor que la media de sus rivales
  • Tener tantas lentes disponibles es una gran opción, en especial para aquellos que ya vienen de Pentax

Contras

  • No es una cámara ni bonita ni especialmente cómoda, algo que me ha sorprendido, ya que Pentax suele manejar bien los tamaños de la empuñadura
  • Es difícil encontrar sus lentes en tiendas, y eso a veces no gusta mucho
  • Toca mejorar el vídeo a corto plazo si Pentax quiere no descolgarse mucho de sus rivales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.