bq ubuntu Aquaris E 4.5, análisis: una apuesta con potencial

Innovar, innovar e innovar. Eso es lo que Mark Shuttleworth debía tener en mente al meterse de lleno en la carrera por desarollar una plataforma móvil del conocido sistema Ubuntu, de software libre. ¿Cómo hacerlo? Esa es la principal cuestión. Un diseño diferente, nuevas funcionalidades que no hayamos visto antes, aplicaciones y contenido en un formato diferente, en definitiva, una experiencia renovada para el usuario.

He probado el primer Ubuntu Phone de la mano de bq durante varias semanas, lo he usado como terminal secundario, ya que algunas carencias tan importantes como Whatsapp me hacían imposible comunicarme de la forma en que lo hago diariamente con mi terminal Android. No obstante, he tenido muchas horas para analizarlo, para forjarme una propia opinión, encariñarme incluso de algunas de sus funcionalidades.

En este análisis quiero centrarme no tanto en la parte técnica del terminal, que entiendo no será ni mucho menos lo más importante a tener en cuenta a la hora de pensar adquirirlo, sino más bien en este nuevo sistema operativo “Ubuntu para móviles”. Pretendo dar un repaso por su sistema al completo, desgranar todo lo que puede ofrecernos y si realmente es algo interesante a día de hoy. ¿Me acompañáis?

Diseño de su interfaz

Posiblemente la parte más importante de cara al usuario. El cambio con respecto a Android y iOS, dejando de momento al margen a Windows Phone en lo que se refiere a cifras de usuarios, es importante. Nos seguiremos moviendo a través de “escritorios”, pero también a través de Scopes. Para que nos entendamos, podremos seguir moviéndonos de izquierda a derecha viendo el contenido que dispongamos a nuestor modo, siendo el escritorio de “Aplicaciones” el único que resulta similar a los sistemas operativos móviles más conocidos.

Lo más destacado pasa por sus “Aplicaciones” y “Scopes”, que os detallé y analicé en The Groyne hace unas semanas.

bq aquaris e4.5 ubuntu analisis

Pantalla de bloqueo y escritorio principal

Encendemos el terminal. Nos encontramos delante de un círculo que ocupa la parte central de la pantalla, y en cuyo interior veremos mensajes como “No se han realizado ningún Tweet”, “10 fotos han sido tomadas con la cámara”, por ejemplo. Una pantalla de bienvenida visualmente atractiva, pero que aporta muy poco valor en el día a día, siendo estrictos, ningún valor. Eso si, es atractivo y eso puede llegar a ser suficiente a un usuario medio, pero sigo prefiriendo con creces la pantalla de bloqueo de Android 5.0 Lollipop, con un acceso muy rápido a las notificaciones.

Nos desplazamos a derecha o izquierda y entramos directamente en el escritorio principal, “Aplicaciones”. Una especie de esquema al estilo iOS que nos muestra todas las apps instaladas, pero que además nos permitirá encontrarlas por nombre e incluso acceder directamente a la tienda de aplicaciones en el caso de que no encontremos nada en nuestra lista de apps. Nos moveremos de un lado a otro para ver nuestros Scopes, pero que en resumidas cuentas no dejan de ser más paginas de escritorio por la que desplazarnos. Nada de un único escritorio, aqui podremos tener un buen número de páginas llenas de contenido.

Sistema por gestos, el problema del aprendizaje

Nada más iniciar el terminal y pasar de la pantalla de bloqueo, un pequeño tutorial nos indicará cómo usaremos los márgenes de la pantalla para movernos por la interfaz. De izquierda a derecha y de arriba abajo, el usuario que llegue de Android, iOS o Windows Phone, se dará cuenta de que no contamos con ningún botón, ni virtual ni capacitivo, que nos ayude a desplazarnos de un lado a a otro. Un primer choque frontal.

bq ubuntu scopes

Lo más importante en este sentido es lo útil que pueda llegar a ser, y en este aspecto, haciendo uso del lanzador de apps que analizo justo debajo, creo que la experiencia está lograda. ¿He echado en falta los botones virtuales de mi móvil Android? Si, al principio, pero una vez sorteamos esa curva de aprendizaje, puede llegar a ser incluso más atractivo que contar en todo momento con una barra de navegación.

Dentro de este análisis, considero que es uno de los pilares que tendrá que pulir la gente de Canonical junto con la comunidad, hacer asequible y fácil el primer contacto con este nuevo sistema operativo. De no conseguirlo, de llegar a obligar al usuario a pasar por algo más complicado que lo que hay en el mercado, la estrategia debería tener que replantearse.

Lanzador de apps y multitarea

Acceder a las aplicaciones en Ubuntu es la forma más sencilla que he podido encontrarme, bien adaptada y diseñada. Lo desplegamos con un gesto desde la parte izquierda de la pantalla, una barra vertical con diferentes iconos de aplicaciones, que podremos añadir o quitar a nuestro antojo, y que estará siempre presente en todo el sistema operativo, accesible con un pequeño movimiento de dedo.

unity lanzador bq ubuntu

Como he comentado justo arriba, el problema que veo es principalmente el hecho de acostumbrar al usuario a moverse por el sistema mediante gestos. Windows 8 propuso algo parecido, un sistema centrado en los 4 márgenes de nuestras pantallas y desde los cuales podríamos acceder a partes claves de la interfaz como la multitarea, controles de navegación y demás.

Pero más allá de eso, lo considero todo un acierto para la experiencia de usuario. Ello, unido a una lista de aplicaciones recientemente abiertas que desplegaremos desde el margen derecho de la pantalla, nos permite movernos por nuestras aplicaciones favoritas de una forma realmente veloz, la mejor experiencia que he tenido en ninguna plataforma móvil, y pienso que a día de hoy he probado prácticamente todas.

Notificaciones

Lo analicé en su momento como una de las mejores novedades que traía este sistema al panorama de las plataformas móviles. No es revolucionario, lo sé, pero es muy útil en el día a día, fácil acostumbrarse a su uso y en realidad algo complicado dejar de usarlo cuando volvemos a Android, iOS o Windows Phone. Nunca antes había pasado tan poco tiempo por el menú de Ajustes de un terminal.

bq ubuntu notificaciones

Su funcionamiento es sencillo aunque quizás, metiendo un poco el dedo en la yaga de la curva de aprendizaje, al principio cueste minimamente hacernos con su mecanismos. Deslizamos como siempre la barra de notificaciones hacia abajo, y antes de dejarla caer, nos desplazamos hacia la derecha o hacia la izquierda para movernos entre los diferentes ajutes rápidos, véase “Bateria”, “Pantalla”, “Sonido”, “Notificaciones” o “GPS”, entre otros.

Además, para aumentar más la rapidez, podremos pulsar sobre uno de los botones que aparecen siempre en la barra de estado, y deslizar hacia abajo para ir directamente a esa parte de la pestaña. Rápido, útil e intuitivo al poco tiempo de usarlo. Creo que en este sentido han sabido implementar bien una novedad con respecto al resto de competencia y es muy posible que con ciertos retoques, sea una de las mejores pestañas de “notificaciones” del momento.

bq Aquaris E4.5, análisis del teléfono

bq ubuntu diseño

No, no me he olvidado de que detrás de un sistema operativo como Ubuntu se encuentra un hardware sobre el que correr. bq ha empleado uno de sus modelos de gama media, el Aquaris E 4.5 para dar vida al primer Ubuntu Phone, y no es una decisión carente de lógica en mi opinión. Este terminal no está pensado por el momento para un público general, sino para aquellos desarrolladores que quieran tener un base para probar sus aplicaciones o bien para los usuarios seguidores de la plataforma de software libre de Canonical.

En cualquier caso, apostar por un terminal de gama media es una estrategia casi segura. Por un lado, tienes un terminal con especificaciones suficientes para el usuario medio actual, con una cámara de 8 megapíxeles con muy buenos resultados, sorprendentes, por encima de la media me atrevería a decir; una pantalla de 4,5 pulgadas suficiente y un procesador a la altura de la gama media; y por otro lado, un precio “comedido” (170 euros), asequible a día de hoy. Si hubieran decidido apostar por un gama baja como ha ha hecho Firefox OS, habrían lanzado un primer mensaje al mercado no demasiado llamativo, y con un gama alta, habrían limitado la capacidad de compra de los más fieles y desarrolladores, penalizando el desarrollo de apps y el proceso para que este sistema pueda madurar.

bq ubuntu phone camara

De la gama Aquaris E sabemos que bq sigue teniendo que mejorar mucho el diseño. No es que sean desagradables, faltos de cualquier estética o similar, pero no son atractivos, y a día de hoy en cualquier gama de terminales vemos productos interesantes a nivel de diseño y estilo, con diferentes colores y tonalidades, en busca de ampliar el público objetivo.

Conclusiones y opinión, ¿tiene hueco Ubuntu para móviles a día de hoy?

Llegamos al final del análisis y es el momento des respondernos a la gran pregunta: ¿Es un movil, un sistema operativo para cualquier público? No, ni por asomo. El usuario que accederá a este terminal, Ubuntu Phone de bq, será aquel que sea capaz de sacrificar cosas básicas para muchos usuarios, como Whatsapp, en favor de dar una oportunidad a esta plataforma de software libre. Hay alternativas a esta app de mensajeria, las hay, pero por qué debería sacrificar un consumidor algo tan valioso como una aplicación como esta sabiendo que el resto de plataformas si cuentan con ella. Es precisamente ese sector al que bq y Canonical han atacado, pero para seguir avanzando pasos necesitan contar con los grandes en materia de desarollo de aplicaciones, sino, llegar al consumidor medio, será una tarea imposible y acabará por ceder al 5º puesto, como mínimo, dentro de las plataformas móviles.

bq ubuntu phone aquaris e4.5

El sistema operativo, como tal, tiene dotes muy atractivos e interesantes. En mi experiencia general, el sistema ha sido algo agradable de probar, trae nuevos aires a la plataforma móvil, apuestas como aplicaciones web integradas de forma tal que parecen aplicaciones nativas. Pero esto acaba de empezar, necesita aún mucho tiempo y trabajo, y se nota. Un mercado de aplicaciones que no saciarán las necesidades medias del consumidor, ni en calidad ni cantidad. Un diseño que aún necesita personalizarse más, con más vida y color. Pensar en el usuario medio, que a día de hoy seguramente haya probado Android o iOS, y no obligarle a renunciar a nada en absoluto, porque no lo hará a no ser que sea un seguidor de la plataforma. Si ese es el objetivo final de Canonical, puede llegar a alcanzarlo, pero si desea ser un numero 3 en el top de plataformas, la estrategia debe endurecerse de forma notable.

Me gusta, hay potencial, pero no es suficiente.

bq Ubuntu Aquaris E 4.5

bq Ubuntu Aquaris E 4.5
6.3

Diseño del SO

7/10

    Usabilidad

    8/10

      Aplicaciones

      4/10

        Rendimiento

        7/10

          Teléfono

          7/10

            Pros

            • Sistema por gestos, innovador y tras unos días de experiencia, acaba siendo cómodo
            • Panel de notificaciones, de lo mejor
            • Multitarea y lanzador de aplicaciones, demasiado cómodo para no verlo en otros sistemas operativos

            Cons

            • Aplicaciones, pocas y de muy baja calidad, muchas aplicaciones puramente web que no aportan valor al usuario
            • Diseño del sistema, sin personalización, demasiado apagado y sin color actualmente
            • Rendimiento en el desplazamiento entre escritorios y la navegación con aplicaciones web, se recargan constantemente y ralentizan la experiencia diaria

            2 comentarios

            1. Pingback: Google y bq se unen, Android One también llegará a España en 2015

            2. Pingback: bq Aquaris M10 Ubuntu Edition opinión y opciones

            *

            Top

            Uso de cookies

            Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

            ACEPTAR
            Aviso de cookies