AMAZFIT GTS, mis opiniones tras 100 días de uso

AMAZFIT GTS

Este es uno de los análisis más fáciles y difíciles de hacer que he escrito en The Groyne. Porque a veces cuando pruebas un producto unas semanas tienes como muchas cosas básicas muy claras. pero cuando el producto es tuyo, y llevas unos meses con él, a veces quieres decir tantas cosas que se vuelve confuso. Así que intentaré contar una experiencia del AMAZFIT GTS más allá de hacer un análisis detallado, porque mi opinión es clara por encima de todo. ¡Sí, vale la pena comprarlo!

Ya os he desvelado todo, pero quiero que antes sepáis porqué digo que sí que vale la pena. Porque este AMAZFIT GTS es un dispositivo que quizás por forma y por como se está vendiendo en las tiendas puede parecer una cosa, que quizás no es. O al menos para mí no lo es, que es lo más importante cuando hablo de dar mi opinión. Porque esto es una opinión, no son palabras sagradas escritas a fuego, así que espero que nadie se sienta ofendido.

¿Qué es?

Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Pues esto es lo más importante, cuando hablamos del dispositivo pensamos en un smartwatch o reloj inteligente, y la verdad es que no lo es. Es un wearable, es un wearable muy potente, pero no llega a reloj inteligente. Creo que la diferencia entre pulsera de actividad y reloj inteligente reside en la capacidad que tiene cada uno de hacer cosas sin necesitar un smartphone. La cantidad de cosas que hace y lo bien que las hace. Por ejemplo, un smartwatch te debe permitir escuchar música, o reproducirla, te debe permitir pagar, te debe permitir tener un navegador, incluso controlar domótica, y tener una conexión independiente, eso no lo hace este dispositivo.

Además de esto, el reloj inteligente te permite interactuar más con el smartphone, algo que no hace una pulsera de actividad. Por ejemplo, contestar notificaciones, no solo leerlas, controlar la música, hablar por teléfono incluso, no sé, detalles, que aquí no tienes. Esto es una pulsera de actividad con forma de reloj inteligente. Pantalla más grande, más batería y mucho más de casi todo.

¿Qué podemos hacer?

AMAZFIT GTS
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Podemos hacer exactamente lo mismo que podemos hacer con una pulsera de actividad. Ver notificaciones, salir a correr con el seguimiento GPS, y tener alguna información de la hora, el tiempo y esas cosas. Suficiente para el día a día la verdad, y además hay que reconocer que lo hace realmente muy bien.

La gran duda es si para ti esto es suficiente o no, si para ti esto es suficiente este AMAZFIT GTS es perfecto. Tenemos una pantalla usable en cualquier situación con un brillo automático calibrado casi perfecto. Tenemos una autonomía que irá entre 3 días y 28 días en función de nuestro uso lo que configuremos. 3 días puede parecer poco, pero es más que cualquier otro reloj inteligente. Hay que reconocer que lo normal para un usuario medio estará entre 7 y 10 días, con las funciones más básicas actividad en automático y algún uso esporádico del GPS.

Es ademas un dispositivo cómodo, bastante ligero y no muy grande. Los acabados no son magníficos, pero están bien. Y el GPS que parecía el mayor problema de las primeras unidades, hay que reconocer que no es rápido, pero tampoco es tan malo.

¿Me lo compro?

AMAZFIT GTS
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Yo te digo que sí que compres el AMAZFIT GTS si lo que buscas es un AMAZFIT GTS. Si quieres una pulsera de actividad. Si quieres un dispositivo para salir a correr. Si quieres leer WhatsApp pero no contestarlos. Si quieres tener mucha batería. Si quieres ahorrarte mucho dinero respecto a un smartwatch.

La realidad es que por los 149 euros que tiene de precio oficial, aunque lo encontramos casi siempre más barato, pocas opciones vamos a tener mejores en el mercado. Yo llevo más de 3 meses con él, y tengo que reconocer que ha sido una buena compra, porque sabía lo que era, la gran pregunta que me hago ahora, es si era lo que quería. Y quizás la respuesta es…