series Juego de tronos

El final de Game Of Thrones (Juego de Tronos) ha dado mucho de que hablar, ¿bueno? ¿malo?, para mi decepcionante. Me da la sensación de que han tirado por la borda, o mejor dicho en 6 capítulos, todo lo que tomó 7 temporadas construir.

Lo peor, es que las buenas series con finales que no han hecho honor a la historia que se ha desarrollado, son bastante comunes. Parece que a los directores, guionistas y productores les cuesta poco trabajo darle una decepción a los fans de las series durante las temporadas finales.

Game of Thrones no es la primera, y seguramente no será la última, serie de televisión con un final mal hecho, ya ha sucedido en múltiples ocasiones, para muestra unos ejemplos.

How I Met Your Mother (Cómo conocí a vuestra madre)

A día de hoy los que alguna vez amaron la serie, siguen molestos con el final que le dieron los creadores a esta serie.

Los que vieron esta serie pasaron años deseando descubrir la identidad de la madre, y luego estuvieron toda una temporada conociéndola, ¿para qué?

Para que los productores decidieran decir que había muerto por causas desconocidas. Por si esto fuese poco, la temporada final tuvo lugar durante el fin de semana de bodas de Robin y Barney, quienes se divorciarían unos momentos después, para que así los protagonistas (Ted y Robin) pudiesen estar juntos, aun cuando más de un vez se había probado que eran incompatibles. Decir que la temporada 9 fue exasperarte ya sería decir mucho.

Seinfeld

La decisión de terminar con la aclamada comedia sobre un grupo de misántropos de Nueva York metiéndolos en la cárcel por ser malos samaritanos, ya tiene 20 años, sin embargo, el tiempo no ha hecho olvidar lo malo que fue su final.

Si, así terminó la serie.

Lost (Perdidos)

Este en especial lo viví en primera persona. Fueron 10 largos años de misterios tras misterios, haciendo hipótesis sobre que pasaba en la isla.

Nos habíamos imaginado cualquier final, la serie daba para eso, pero para lo que nunca se nos preparó fue para lo torpe y lo mal hecho que estuvo el final, donde todo el mundo conseguía un forzado final feliz después de muertos.

Dexter

El drama del asesino en serie venía cuesta abajo mucho antes de que su ridículo final se grabase, sin embargo, esto no fue una explicación válida para sus fans, quienes vieron en la última temporada como Dexter fingía su propia muerte, para luego comenzar una nueva vida como una leñador.

Charmed (Embrujadas)

La serie de brujas, casi, llegó a su fin después de siete temporadas antes de obtener la concesión para una octava, la cual, terminó siendo un error.

El final de la séptima temporada suponía una mejor desenlace para la historia de las hermanas Halliwell, quienes dejaban atrás su papel de brujas, y continuaban sus vidas con nuevas identidades.

Sin embargo, en el final real, las hermanas consiguieron el amor de sus vidas, la relación perfecta, y vivieron felices para siempre. Algo que no cayó bien entre los seguidores de la serie, por el simple hecho, de con frecuencia dentro de la serie se ironizaba con los cuentos de hadas.

Estos son solo cinco ejemplos de series que tuvieron un final malo, un desenlace que no cuajó entre sus espectadores, y que por buenas que hayan sido sus temporadas, serán recordadas por lo desastroso que terminó todo.

¿Incluimos a Game of Thrones (juego de Tronos) en la lista?