Amazon Dash

Ya está aquí, ya ha llegado Amazon Dash, el cual intentaremos probar en las próximas semanas para ver de primera mano qué puede ofrecer el nuevo botoncito de Amazon, pero antes, nos gustaría hacer una pequeña reflexión en voz alta de lo que puede suponer algo como el Amazon Dash para el día a día de muchos de nuestros hogares. ¿Será el primer paso hacia el hogar conectado? ¿Es el futuro de las compras de la vivienda?

Parece un producto del futuro, y aunque está claro que no será el camino a seguir para las compras en la red, las compras conectadas, y el futuro de nuestras compras del día a día, esas que hacemos en el supermercado, sí que es el primer paso. El Amazon Dash es un dispositivo sencillo, fácil y muy cómodo. Esa es la fuerza de un aparato que pretende cambiar nuestros hábitos, que quiere, según su vendedor, hacernos la vida más sencilla. Compramos el Amazon Dash, lo configuramos con nuestro producto, lo ponemos donde más a mano quede en cada situación y si lo necesitamos le damos a comprar –siendo usuarios Premium–, y al día siguiente ya tenemos en nuestras cosas lo que hemos comprado.

Amazon Dash

Parece sencillo y útil, sobretodo para cosas de todos los días, pero la realidad es que Amazon Dash es el primer paso, pero no el definitivo. Primero, hablamos de un elemento único, con cada Amazon Dash solo podemos comprar una cosa, con lo que en un baño con varias personas, igual necesitamos 4 o 5 modelos diferentes. Después los productos que ofrece Amazon en algunos casos, son muy poco variados, en algunos tenemos 2 o 3 opciones y poco más.

También está el factor del precio, aunque Amazon presume de buenos precios, a veces otros establecimientos pueden tener ofertas, con el Amazon Dash no te enteras. Parece que es el camino a seguir, con dispositivos más grandes, que permitan revisar el precio y hacer pedidos más completos, el hogar conectado empezó hace tiempo con algunos elementos, y este Amazon Dash es el primer paso hacia la nevera que te dice que te estás quedando sin leche, ¿si quieres comprar un cartón de semidesnatada o de entera?