Amazon Dash

Hace unos días que el gigante de las ventas en la red, Amazon, anunció su nuevo producto, un producto completamente orientado al consumo del día a día, no al consumismo extremo que podríamos decir de otras opciones, sino a compras muy básicas, cosas habituales y necesarias, ahí está la potencia de Amazon Dash, pero que la realidad es que, parece un producto un tanto extra, ¿Será el futuro de las compras de los productos básicos?

Para aquellos que no sepáis que es, Amazon Dash es un sistema de Amazon para que compremos productos de nuestro día a día, tanto para oficina, para el hogar, para el cuidado personal, la belleza e incluso alimentación. En estos momentos existe 23 modelos diferentes de Amazon Dash, y se pueden comprar –en modo de preventa– por un precio de 4,99 euros.

Amazon Dash

Se trata de un botón, que nosotros situaremos en las posiciones que consideremos más oportunas en nuestra vivienda o lugar de trabajo, para “reponer” nuestros productos básicos del día a día. Ahora mismo los que tienen más éxito son los de Scottex, Ariel, Finish, Gillete, Dodot, Fairy, Air Wick, Durex y otras muchas marcas más. La instalación es sencilla, con un sistema de enganche y el funcionamiento, aún más, pulsamos el botón, se enciende la luz de pedido y cuando acabe, realiza el pedido automáticamente –acto seguido nos llega una notificación por si alguien realiza un pedido sin querer y lo queremos cancelar–.

Como podéis ver se trata de un sistema muy sencillo, estas pequeñas pastillas con botón las tenemos que configurar desde la aplicación de Amazon Compras, y podremos seleccionar el producto que nosotros queramos dentro de una selección. Cada marca tiene un número de productos que podremos escoger, por si nos gusta un tipo concreto de detergente, suavizante, papel, etc… Según vende Amazon, todo muy sencillo y rápido, y seguro con las notificaciones. Ahora mismo está disponible solo para miembros Premium y obtendremos un descuento de 4,99 euros en nuestro primer uso, así que el Amazon Dash no sale “gratis”. ¿Es buen momento no?