Google Pixel XL, el Pixel más grande de Google ya es oficial

Google ha decidido dar un pequeño cambio a su línea de smartphones y ha abandonado los teléfonos de otros fabricantes con su sello, lo conocido como gama Nexus, por los nuevos Pixel, terminales fabricados por terceros, pero diseñados por la empresa del gran buscador con sus condiciones y necesidades. Estos nuevos Pixel llegan como teléfonos, después de llegar con una tableta, en este año 2016, uno de ellos es el Google Pixel, un terminal «pequeño» y algo más barato, el segundo, el que se supone que será el más interesante, es el **
Google Pixel XL**.

Este Google Pixel XL es un terminal bastante más grande que el modelo anterior, se trata de un terminal con un tamaño bastante generoso, además de contar con una pantalla grande, la verdad es que el diseño no está todo lo conseguido que debería. Contamos con un grosor que sube de los 8 mm –en concreto 8,5 mm–, además de tener unos márgenes en la parte frontal muy abundantes, en la zona superior es evidente que sobran algunos milímetros, pero el de la zona inferior es una auténtica «salvajada», muy grande y sin nada que aportar, ni altavoz, ni lector de huellas, ni un nombre, en definitiva un diseño muy mejorable en este apartado.

Por otro lado tenemos un chasis en aluminio, que se ve bastante bien en las fotos, y que seguramente ofrezca unas grandes sensaciones, el terminal en general tiene un aire muy familiar —¡Hola Apple!–. La tapa trasera tiene dos acabados diferentes, además del aluminio quemado, tenemos un parte superior brillante, le da un toque diferente –además de mejorar la cobertura según ha dicho Google–, y parece que remarca un poco la cámara y el lector de huellas de la zona trasera, pero también tenemos claro que en el caso del modelo negro, se manchará bastante.

Este Google Pixel XL cuenta con una gran pantalla, una diagonal de 5,5 pulgadas con resolución QHD, subiendo de la Full HD del Google Pixel, con una densidad de píxeles por pulgada de 534 ppp. Este panel estará realizado con la tecnología AMOLED, lo cual estará muy bien para aprovechar todos los temas de software relacionados con Active Display. Para completar la experiencia de la pantalla tenemos la tecnología Corning Gorilla Glass 4 y un acabado 2.5D.

Google Pixel XL

En cuanto al hardware la gran G ha apostado por montar lo mejor que podía en estos Pixel, con el procesador Qualcomm Snapdragon 821 y 4 GB de memoria RAM DDR4, pocos terminales del mercado tienen más potencia bruta. Además disponemos de Bluetooth 4.2, NFC, conector Jack de 3,5 mm, USB Tipo-C, GPS, LTE CAT 12 y carga rápida –con 7 horas de uso en solo 15 minutos de carga, eso según el Google claro está–. La batería que monta es de 3450 mAh, un dato que tiene muy buena pinta y con el parece posible tener una autonomía de dos días, siempre y cuando Google haga buen trabajo hablando de eficiencia energética en reposo con Android 7.1 Nougat.

Para escoger tenemos dos opciones de almacenamiento 32 GB y 128 GB, y como siempre, Google apuesta por el almacenamiento en la nube, así que no tendremos slot para tarjetas microSD. Lo que sí que tendremos será Google Fotos de manera ilimitada y gratuita con la compra de este Google Pixel XL.

Google Pixel XL

Aunque por ahora no hemos podido probar la cámara en persona, y siempre teniendo mucho cuidado con los números gordos, en este caso del Google Pixel XL vemos un sensor de 12 megapíxeles con un tamaño bastante grande, fotodiodos más grande, con un tamaño de fotodiodos/píxeles de 1,55 μm, más grandes que los del iPhone 7 o el Samsung Galaxy Note 7, lo que ayuda a capturar más luz en las mismas condiciones, además de una lente con una apertura de f/2.0 y enfoque por láser. Permite la grabación de vídeo en 4K a 30 fps, Full HD a 120 fps y de HD a 240 fps.

Google ha vendido esta cámara como la mejor del mercado después de las pruebas realizadas por el sitio web especializado DXOMark, una de las páginas de las más conocidas y autorizadas a la hora de realizar pruebas y tests de cámaras, sensores y objetivos. En este caso se sitúa a la cámara de estos Google Pixel por encima de todos sus rivales –por un margen muy estrecho–, incluso en apartados tan concretos como la estabilización del vídeo, la cual sin estabilizador óptico emplea un nuevo estabilizador digital para controlar los posibles movimientos durante la grabación del vídeo.

Google Pixel XL

Como era de esperar este Google Pixel XL trae la última versión de Android, Android 7.1 Nougat con todas las novedades y las nuevas funciones del asistente del buscador, Google Assistant y la integración del asistente en el propio sistema operativo. Como diferencia también vemos el Pixel launcher, un pequeño rediseño del launcher nativo de Android, y que busca ofrecer una experiencia más limpia, lo hemos podido probar en otros terminales, y la verdad es que son pequeños detalles a los que te tienes que ir acostumbrando poco a poco.

Este Google Pixel XL estará disponible en 3 colores diferentes, negro, blanco y azul, por ahora no se sabe a qué países llegará la versión azul, aunque parece que será exclusiva para algunos territorios. El precio será el gran problema para su éxito, porque aunque cuenta con un buen hardware, se sitúa en precios cercanos al iPhone 7 Plus o al Samsung Galaxy Note 7. Sin precio confirmados todo hace indicar que el Google Pixel XL de 32 GB partirá de 800 euros, pudiendo superar los 1000 euros la versión de 128 GB. ¿Qué os parece este Google Pixel XL?

Made by Google | Pixel, Phone by Google

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.