El uso de drones aumenta y ahora revolucionan los restaurantes

Los drones están de moda, estas pequeñas máquinas que se hicieron famosas con aquel video sacado por Amazon donde veíamos a uno de estos atravesar una ciudad entera para entregar un paquete de una forma bastante llamativa, se han vuelto tan populares últimamente que incluso este año tendremos el primer circo de drones.

Aún cuando están cobrando cierto protagonismo en el área del entretenimiento, el uso principal que se tenía o se tiene para los drones es el de ayudar a las personas o empresas a realizar ciertas actividades.  En este sentido, hemos escuchado por ejemplo de una pizzería en la India que planeaba entregar sus productos a domicilio mediante el uso de estos robots, y más recientemente ha salido la noticia en The Washintong Post, sobre un restaurante en Singapur que está probando un método basado en drones para entregar bebidas y comidas a los clientes que se encuentren en el local.

Dependiendo de como imaginemos la situación, es muy posible que nos ubiquemos en un contexto un poco caótico, con drones volando por encima de nuestras cabezas, representando el más que posible riesgo de que en algún momento de la cena nos caiga un plato de comida en la cabeza.

Pero la verdad es que Infinium Robotics, la empresa que está a cargo del proyecto, parece tener todo los temas técnicos bajo control como para que este tipo de cosas no sucedan, o al menos no frecuentemente.

Sin embargo, pese a tener cierto grado de seguridad de que no sucederán incidentes con los clientes, los encargados de Timbre (el restaurante donde se está desarrollando este proyecto) prefieren mantener un toque más humano con los clientes, y en este sentido han diseñado una forma de trabajar donde los drones irán desde la cocina hasta unas estaciones ubicadas en una zona intermedia, donde dejarán la comida para que los meseros puedan entregarla a los clientes directamente en sus mesas.

De igual forma han tomado más medidas preventivas para evitar que el restaurante se convierta en una zona de desastre, y ha configurado a los drones para que vuelen a una altura donde no hayan obstáculos con los que puedan chocar.  Otra de las medidas que han tomado, y quizás la más interesante, es que han dotado a los drones con sensores infrarojos y hasta un sonar que los ayudará a identificar las zonas de aterrizajes que estén libres.

¿Cómo será el funcionamiento de los drones en un día normal en Timber?

Partiendo del punto de que cada dron puede llevar hasta 2 kg de comida, estos tienen rutas definidas para buscar y entregar la comida.  Estas rutas van desde la cocina donde los cocineros cargan la comida en los drones y luego mediante una combinación de botones les indican a que estación deben ir, luego de que los robots llegan a su primer destino, los meseros recogen la comida y mediante otra combinación de botones les indican la siguiente acción a realizar, que por ejemplo puede ser regresar a la cocina, o llevar la vajilla a la sección de limpieza.

Si hemos estado atentos a la situación, el tener drones volando sin descanso durante las largas horas que conforman el horario de cualquier restaurante, pudiese llevarnos a pensar en como Infinium Robotics piensa gestionar esta situación.  Para que el tema de la autonomía no se convierta en un problema, han dotado a las plataforma que se encuentran en la cocina, con estaciones de carga que suministrarán energía a los drones mientras estos esperan a que se les indique la próxima acción que deberán realizar.
Diagrama de drones de Infinium Robotics
Todavía está por verse o probarse lo conveniente que resulta tener a una plantilla de drones apoyando a las personas en tareas rutinarias, por el momento en Timber no se tienen números que sirvan para corroborar la idea de que gracias a estos aparatos los recursos humanos (nunca antes este término había sonado tan literal) están más aliviados en cuanto a carga de trabajo se refiere, y por ende hay un aumento en la efectividad y eficiencia de su trabajo.

Lo que si me atrevería a asegurar, es que solamente el ver drones en un lugar donde no se acostumbran a ver este tipo de cosas, sin duda les va a dar un punto a favor en cuanto a marketing se refiere, esto por el simple hecho de que es algo novedoso que no estamos acostumbrados a presenciar en todos los sitios, por lo tanto muchas personas pudiesen sentirse atraídas a ir a Timber nada más para vivir la experiencia de ser atendidos por un dron.

¿Te gustaría ir a comer a Timber y ser atendido por drones?. ¡Deja tu opinión en los comentario!.

Imagen por defecto
Jose Antonio Alvarado

Ing. de Sistemas, adicto a la tecnología y gamer que no ha dejado nunca de lado la música y los deportes.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.