Pebble

Recuerdo que por 2013 ya se hablaba libremente de este tipo de gadgets, y que 2014 sería su año con la salida de muchos modelos. Aunque es cierto que muchas compañías ha lanzado su idea del smartwatch, se ha comprobado que aun estamos lejos de dar en la tecla con lo que debe ser ese gadget en tu muñeca. Por supuesto, con esto no digo que todas hallan fallado, sino que como todo comienzo, aun falta camino por recorrer para ver todo lo que deben dar de si.

Gran autonomía de la batería

Creo que esta es la mayor preocupación con respecto a este tipo de accesorios. Ya nos pasamos preocupados a veces con la batería del móvil como para tener que vigilar también cuando debo cargar mi reloj o no. Ya hablamos sobre esto cuando Apple nos mostraba lo que sería el Apple Watch y las declaraciones de Tim Cook en Wall Street Journal no ayudan: “Creemos que la gente lo usará tanto que acabarán cargando el Apple Watch cada día”. Esto será el mayor reto a cumplir de cualquier smartwatch que venga. Conexiones a internet, pantalla y animaciones a color, pulsometro… Si, tendrá muchas características que necesitarán beber de la batería, pero que menos que una duración de 3-4 días según el uso.

Interacción con notificaciones y sincronización

Quizá la gente piensa un reloj inteligente solo te mostrará las notificaciones de tu móvil, y esto es lo mínimo que se les podrá pedir a los que vienen. Por eso, esta característica la cumplirán y con creces, pero veo importante que las notificaciones se sincronicen con tu dispositivo y si interactúas con ellas, consigas que desaparezcan. No habrá nada más molesto que leer dos veces que tienes un nuevo correo electrónico, aunque lo hubieras eliminado desde tu reloj.

LG G Watch R

Un peso y tamaño que no lo haga molesto

Justamente esto entrará en conflicto con la batería y aquellas funciones extras que le quieran dar al reloj. De momento, los diseños que estamos viendo como el del Moto 360 o LG G Watch R son evidentemente bonitos y por supuesto fallan en lo que primero debemos pedirles a los relojes: más autonomía.

Independiente del Smartphone

Evidentemente con tu smartwatch no podrás navegar por webs, estar al día con twitter y tus redes sociales (o si, aunque sea en una pantalla muy pequeña), pero si debería cumplir parcialmente las funciones importantes de un smartphone: llamadas, mensajes dictados, calendario… Es decir, en un futuro tu smartwatch debería permitirte dejar el movil en casa y poder seguir haciendo uso de sus funciones. Es decir, tendrá que tener su ranura para tarjeta sim y así convertirse en un dispositivo independiente.

Como ya digo, estos puntos no son lo que los Smartwatch deben ser ahora, sino a donde deberían apuntar para convertirse en gadgets que todos apreciemos en el día a día. Quizá en 2015 podamos ver alguno que se le acerque, pero creo que aun puede quedar camino por recorrer.