Razer Ornata Chroma, análisis

Ornata Chroma

Una de las dudas más frecuentes a la hora de cambiar nuestro teclado es la de seguir utilizando el viejo sistema de membrana o dar el salto a un teclado mecánico. Ahora, y gracias al sistema “mechamembrana” con el que Razer ha dotado a su Ornata Chroma, tenemos un paso intermedio que puede ayudarnos a decidir el cambio.

Este nuevo sistema mezcla el tacto “gomoso” de un teclado de membrana, con el método de activación y la precisión de pulsación de un teclado mecánico. Una combinación que nos ha gustado mucho y que una vez probemos, nos costará dejar.

¿Qué más nos ofrece este Razer Ornata Chroma? Vamos a dar un pequeño repaso para que lo conozcáis un poco más.

Diseño

Nos encontramos con un diseño de teclado compacto y clásico, en el sentido de que no tenemos botones extras ni pantallitas o ruedas para el control multimedia. Aún asi la distribución de teclas será holgada, ocupando más por ejemplo que las teclas básicas del Blackwidow.

Estas teclas son de media altura, es decir, su forma se encuentra a medio camino entre las completas de un teclado convencional y las chiclet típicas de portátil. Posee un recorrido más corto de pulsación y, a pesar de que su forma combada superior está bastante marcada, nos es cómodo deslizar los dedos a través de el.

En el modelo que tenemos a prueba contamos con un layout español clásico, Ñ incluida, con una discreta franja de testigos led que nos avisará de lo básico, como el bloqueo numérico y de mayúsculas, y también de si tenemos activo el modo grabación de macro o el modo gaming, como ocurre en otros modelos de Razer.

Un gran complemento que incluye este Ornata Chroma es el reposamuñecas, con un tacto suave, fabricado en piel sintética similar a la que se utiliza en los auriculares, da una sensación muy cómoda a la hora de utilizar el teclado. Se unirá a este mediante imanes, quizás una fijación poco firme, pero que evita la incomodidad de las típicas muescas plásticas que al final acaban rompiéndose.

La única duda que quizás arroja este accesorio es como resistirá al uso y el paso del tiempo esta almohadilla, pero desde luego la sensación es fantástica.

Con respecto a las conexiones nos encontramos que no tiene el típico hub USB en los laterales, como ocurre en otros teclados similares, pero al menos solo utiliza una toma USB, a través de un cable trenzado de unos 2 metros de longitud, el cual podemos hacer salir tanto por los laterales como por el frente, gracias a las hendiduras de la parte inferior del teclado.

Por último nos queda hablar del toque de color que aporta su sincronización con la tecnología Razer Chroma, que, además de ser una función estética, también podemos configurarlo con efectos interactivos que responden a las situaciones de juego.

Software

Como en prácticamente todos los periféricos de Razer nos toca hablar de Synapse. Desde aquí podremos reasignar las teclas a nuestro gusto y guardarlas en nuestro perfil; configurar el modo de juego, pudiendo desactivar la tecla de windows y las combinaciones alt+tab y alt+f4 que podrían arruinarnos una partida; y tambien configurar la iluminación.

La iluminación en cualquier dispositivo Chroma de Razer suele tener diversos modos, pero las opciones de iluminación de los teclados van mucho más allá. Además de los modos predefinidos (starlight, oleadas, cilclo spectrum, respiración, reactivo, ripple o estático) tendremos plantillas para juegos o la opción de personalizar cada tecla con el color que nos guste o mezclando los efectos a nuestro antojo, eligiendo entre los 16,8 millones de colores disponibles, una locura.

Existen en la red un gran número de configuraciones realizadas por usuarios que podremos descargar a nuestro Razer Synapse y que darán a nuestro Ornata Chroma un acabado espectacular. O, si tenemos paciencia, podremos hacer verdaderas obras de arte con los colores de nuestro teclado.

Rendimiento

Como decíamos al principio estamos ante un sistema nuevo de teclado, la membrana mecánica. Esto provoca que las teclas de media altura del Ornata Chroma tengan un tacto más gomoso y silencioso que un teclado mecánico común, pero aportando la precisión y los mecanismos de estos.

Su rendimiento en el uso diario, tanto para escribir como para jugar es excelente. Posee la capacidad anti-ghosting, lo que permite presionar simultáneamente hasta 10 teclas y podemos activar fácilmente (fn+F9) la función rápida de grabar macros.

También decíamos que no tenía teclas multimedia específicas, sino que debemos utilizar la tecla fn combinada con las teclas de función para acciones tales como mutear, subir o bajar el volumen; avanzar o retroceder en vídeos; o subir o bajar la intensidad de la iluminación del teclado.

Conclusiones

La verdad es que nos ha gustado mucho este Ornata Chroma de Razer. De hecho, las únicas pegas que le podríamos poner son más una cuestión de costumbres o preferencias que un defecto en sí mismo.

Lo primero sería la ausencia de teclas programables en el margen (las típicas M) o de teclas dedicadas a multimedia. Tratándose de un teclado orientado al gaming lo suyo parece que sería tenerlas, pero hay quien las echará de menos y quien no, como decimos, cuestión de gustos y costumbres.

Lo segundo es el no contar con un hub USB integrado. Resulta cómodo para enchufar memorias USB u otros periféricos, pero en compensación solo nos ocupará una ranura USB en nuestro pc, en lugar de 2 como suelen hacer los otros modelos.

También hay que tener en cuenta el precio. No es ni de lejos el teclado mecánico más caro que nos vamos a encontrar, ya que su precio ronda a día de hoy los 100 euros, pero está claro que un teclado de este tipo tampoco va a ser económico. Es un gasto que debemos meditar si nos compensa o no.

Si ninguno de estos “peros” son algo crucial para vosotros a cambio tendremos un gran teclado, con un diseño clásico y cómodo. Con una nueva combinación entre teclado clásico y membrana, que nos dará una sensación agradable a la hora de teclear y más silenciosamente que un teclado mecánico convencional.

También tendremos una configuración de iluminación que roza ya el nivel de arte, con la que podremos hacer cualquier combinación que nos imaginemos. Ojo, que esto no solo tiene función estética, sino que posee una integración con diversos juegos, como Overwatch, que nos proporcionará avisos y atajos en el juego.

Además nos falta hablar del reposamuñecas. Su tacto es tan suave que si fuera un poco más grande más de uno haría literal esa frase de dormirse sobre el teclado. Falta por saber como resistirá el material el paso del tiempo, pero por ahora lo que toca es disfrutarlo.

Y hasta aquí nuestro análisis de este Razer Ornata Chroma. ¿Qué os ha parecido? ¿Sois más de membrana, de mecánico o tenéis ganas de probar este nuevo sistema que nos propone Razer? Esperamos vuestros comentarios!

Razer Ornata Chroma

Razer Ornata Chroma
8.8

Diseño

8/10

Software/personalización

9/10

Rendimiento

9/10

Relación Calidad/precio

9/10

Pros

  • Las configuraciones que nos ofrece Chroma para los teclados son una auténtica locura.
  • El diseño de tecla baja y la tecnología de mecamembrana es un acierto. Bien por Razer.
  • El reposamuñecas es comodísimo. Esperemos que sea igual de resistente

Cons

  • Algunos echarán en falta las teclas programables, otros ni nos enteraremos de que no están.

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies