HP Omen 15, análisis con vídeo

HP Omen 15

No hay muchas alternativas de portátiles gaming en el mercado, parece que a veces va un poco por momentos, primero parece que hay muchos, después baja el número, hay un cambio constante. Lo bueno es la introducción de las marcas de sus propias divisiones específicas para esto. Ahí es donde HP ha dado un gran cambio, y desde hace unos años nos ofrece su propia marca para gaming, Omen. Una marca que crece, y que ofrece algunas soluciones realmente muy interesantes. En este caso os vamos a hablar del HP Omen 15. Un portátil que tiene todo lo que podemos esperar. La verdad es que es una de las soluciones portátiles más económicas con una serie de características bastante concretas e interesantes para el gaming –tarjeta gráfica nVidia GeForce RTX 2060 y una pantalla con una tasa de refresco de 144 Hz–.

La verdad es que las últimas soluciones de HP nos están gustando mucho, y eso es una gran noticia. Quizás el fabricante americano tuvo unos momentos en los que sus estándares de fabricación de portátiles estaban un poco por debajo de lo que se suponía a una marca de su tamaño, y hemos visto una mejora. Sigue buscando diseños atrevidos, y en especial sistemas de bisagras que quizás van un paso más allá de lo que todos entenderíamos como estándar, pero no es malo innovar. En este caso tenemos un sistema que parece bastante robusto, y eso es importante en un producto que es algo más pesado que la media. Al transportar esto puede generar más peso, y esa bisagra algo más robusta hará que el conjunto sea más duradero.

HP Omen 15
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

A nivel de diseño, nos ha gustado mucho el HP Omen 15, en especial porque para su potencia y hardware es un dispositivo bastante compacto y ligero. Perdemos algunas cosas, como unidades ópticas, pero esta es una de las cosas que se pueden “eliminar”. Aquí HP, al contrario que en otros productos que hemos probado de su marca, sí que ha sabido qué eliminar. En general el diseño además también nos gusta por sus materiales, aunque como siempre, esto es para gustos. En el exterior de la pantalla tenemos un acabado metálico rayado bastante bonito, el resto del portátil está fabricado en plástico. Es de calidad, y es una buena solución buscando compactar y aligerar el diseño, aunque sí que es cierto, que viendo su precio, quizás el hecho de que los bordes de la pantalla sean plástico, es algo mejorable.

Me ha gustado que los ventiladores tienen bastante espacio, y además están orientados hacia atrás, no tendremos problemas de “quemaros” las manos, como pasa con algunos portátiles de este estilo, porque esto se calienta y mucho. Como ya hemos comentado, esto tiene personalidad y la forma de la pantalla es otro ejemplo claro de esto, ese encaje con la zona inferior en forma de “embudo”, por decirlo de alguna manera es diferente y me gusta bastante. Además de esto comentar que tenemos un detalle muy interesante, y es que el teclado, el cual es bastante cómodo, se puede configurar para tener cuatro zonas diferentes con distintos colores RGB. Son pequeños detalles en el diseño, que completan una gran experiencia.

Pantalla y sonido

HP Omen 15
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Sin duda una de las características que más “venden” de este dispositivo es su panel de 144 Hz. Y la verdad es que tengo que reconocer que lo entiendo, la cifra gusta y el panel más. Además de esto, todas las demás características son muy buenas. Alguno quizás querría algo más de resolución, aquí tenemos Full HD en 15,6 pulgadas, pero a mí me parece suficiente. Sinceramente prefiero una tasa mayor y quedarme con esta resolución. Además el panel tiene un acabado mate que ayudará a poder usarlo en casi cualquier situación. El brillo máximo es suficiente para los usuarios más exigentes.

Los colores son buenos, todo está muy bien en realidad. No es el mejor panel del mercado, y quizás en otras marcas vemos algo más de contraste o colores más profundos, pero eso no quita que la experiencia sea buena. Los márgenes están bastante optimizados, así que poco malo podemos decir.

El sonido es otra de las cosas que han cuidado en este HP Omen 15. Con unos altavoces firmados por Bang & Olufsen, una marca que siempre es garantía de calidad, suenan muy bien. Además tienen un sonido bastante alto. Está claro que este portátil busca ser una experiencia completa de portabilidad para jugar, sin olvidar nada. El sonido es bastante rico, y tengo que reconocer que no he necesitado nada extra, en otros portátiles a veces uso auriculares para escuchar mejor los vídeos que monto, o alguna película en Netflix, y aquí nada de eso. Todo perfecto. Una experiencia multimedia muy buena, para no necesitar unos altavoces extra, o cualquier otro elemento que añadir, portátil y a jugar.

Rendimiento

HP Omen 15
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Especificaciones

  • Pantalla de 15,6 pulgadas de tipo IPS con resolución Full HD de 144 Hz
  • Procesador: Inte i7-9750H de 6 núcleos
  • Memoria: 8 + 8 GB de RAM de tipo DDR4
  • Almacenamiento: 256 GB de ROM SSD + 1 TB de HDD
  • Batería: 8 horas de consumo multimedia
  • Sistema operativo: Windows 10

La verdad es que con un este procesador y una gráfica de esta gama, poco más se puede pedir. Es un dispositivo muy potente, y que nos valdrá para todo lo que necesitemos. La verdad es que ya sabéis que en The Groyne somos más de hablar de sensaciones que de número cerrados, y eso siempre es complicado cuando nos metemos en el mundo gaming donde sí que hay que decir que el factor número llama mucho la atención. Por lo demás en el día a día el HP Omen 15 es una auténtica bala. Todo va a ir muy rápido, todo va a ir muy fluido y no vamos a tener ningún problema para ninguna de las actividades más habituales del día a día. Tiene sentido, esto está pensado para jugar y todo lo demás requiere muchas menos potencia.

En el uso al que esto está indicado que es para juegos, la verdad es que yo no soy un gran especialista, pero he probado unos cuantos juegos, y todos van realmente muy bien. En Full HD en calidad alta no tenemos problemas en ninguno, incluso la tasa de FPS es muy buena, en general tenemos una gran experiencia. Algunos juegos más nuevos y con grandes gráficos pueden ir algo peor en Ultra, y quizás en algún juego concreto no podremos disfrutar a tope de calidad si queremos tener una experiencia fluida. Pero en general en los juegos que he probado yo, todo se ve de maravilla –ayudado de esa gran pantalla que ya os hemos comentado antes–.

HP Omen 15
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

De lo que sí que sabemos por aquí es de editar fotos y vídeo. Ahí tengo que decir que el HP Omen 15 es una maravilla. No he tenido problemas para manejar grandes librerías de Lightroom, incluso en un SSD exterior con USB Tipo-C, todo iba muy rápido. La edición mediante presets muy rápida, y a veces esa previsualización no siempre es instantánea. Guardar imágenes, abrir catálogos, todo una maravilla. También tengo que reconocer que me ha encantado editando vídeo. La previsualización de las modificaciones de color, los cambios de velocidad, los cambios de escala, todo perfecto, ahí, poco o nada tengo que criticar en el rendimiento. De lo mejor que he probado en portátil.

La autonomía como siempre es el punto pendiente de todo portátil Windows potente. El fabricante habla de 8 horas en un consumo multimedia, y tengo que decir que para mí eso me parece algo más de lo que yo he conseguido. Aunque no está mal para la potencia que tiene, hay que reconocer que le falta para llegar a lo que ofrecen otros dispositivos. En general para un uso intenso, tendremos unas 3 horas de autonomía, en acorde con lo que hay en el mercado.

Conclusiones

El HP Omen 15 es un gran portátil. Poco más puedo decir. La verdad es que casi todo lo que tiene me gusta. Es evidente que no es un producto perfecto. Desde el punto de vista de la potencia, la propia HP tiene alternativas algo más potentes, un poco mejor de gráfica, más memoria RAM, aunque creo que el punto es el equilibrio y este modelo concreto es muy equilibrado. Además de esto, es un dispositivo grande y pesado si queremos portabilidad, vamos que si como yo quieres un portátil que puedas llevar todos los días encima, esta solución está bien para llevar puntualmente, pero no para trabajar en casa y en una oficina con este dispositivo moviéndolo todos los días –y andando varios kilómetros con él–.

Es un portátil que te permite llevarlo fácil del salón al dormitorio, que te permite llevarlo un día a casa de unos amigos a jugar. O que te permite llevarlo a la segunda residencia. No es un portátil para mover todos los días a todas horas. Es una solución cómoda para moverla puntualmente.

HP Omen 15
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Respecto a todo lo demás, tengo que reconocer que estoy muy contento. La pantalla es muy buena. El software propio de HP, Omen, para configurar el rendimiento y el teclado RGB es muy bueno. La verdad es que ese trabajo está muy conseguido por parte de la firma americana. Por todo lo demás, la verdad es que muy contento, teclado, sonido, rendimiento. El único punto que tiene que mejorar –al igual que la mayor de dispositivos del segmento– es la autonomía.

HP Omen 15

8.3

Diseño

8.0/10

Autonomía

6.0/10

Pantalla

9.0/10

Rendimiento

9.5/10

Uso

9.0/10

Pros

  • La pantalla es una maravilla, la verdad es que se ve muy bien y es usable en cualquier momento, sin duda los 144 Hz ayudan a una gran experiencia gaming
  • La potencia que tiene con ese procesador y la gráfica RTX2060 es increíble
  • Un gran equilibrio entre precio y prestaciones

Contras

  • Aunque ya comento que es pequeño para todo lo que tiene, sigue siendo grande y pesando más de lo habitual en un portátil de este tamaño
  • La autonomía es muy corta, Windows necesita que algo o alguien cambie el juego

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.