realme X2, análisis con vídeo

Gamas media y media alta

Volvemos cargados con otro análisis de la firma realme. Después de un primer acercamiento a uno de los más económicos de la familia, el realme 5 Pro, hoy damos un paso más y nos vamos a por el realme X2. Un terminal de un precio que baja de los 300 euros y que realmente viene a ser uno de los dispositivos más interesantes que nos podemos encontrar en ese rango de precios. Sin duda parece que realme ha venido para quedarse y este dispositivo es un buen ejemplo de eso. Con todo el poder de la firma BBK detrás, la marca crecerá, la gran duda es cuánto tiempo aguantará esos precios, pero mientras los tenga, bienvenidos sean.

Este realme X2 es un dispositivo grande. Acorde con lo que se lleva ahora mismo en el mercado, pero no hay que olvidar, que esas medidas, por muy bien optimizadas que estén a nivel de pantalla, siguen haciendo a los terminales muy difíciles de usar con una mano. En este caso nos acercamos a los 16 cm de alto, y tenemos un grosor de 8,6 mm. No es el terminal más compacto del mercado. Su peso, tampoco es que sea una maravilla, con más de 180 gramos de peso. Hay que reconocer que tenemos una sensación de robustez interesante en la mano.

realme X2 Diseno
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

Pese a todo esto que estoy diciendo, el dispositivo es todo lo cómodo de usar que podemos pensar. La forma de la trasera, y las pequeñas curvas del engarce de la pantalla, nos resultan cómodas dentro de un terminal grande. Olvídate de poder usarlo con una mano, porque eso ya no está dentro de lo que podemos esperar, pero sí que podremos realizar algunas funciones sin tener que recurrir a trucos de software. Respecto a los botones, están bien situados, quizás los de volumen algo bajos, el toque accidental al coger el teléfono es habitual, se encuentra muy cerca del centro.

La reacción de los botones es correcta, aunque hemos tenido experiencias mejores. Son esos pequeños detalles difíciles de ver en un período corto de tiempo, pero en un par de semanas, sí que se aprecian. También hay que comentar, que en este rango de precios –y en modelos más caros– hemos tenido experiencias bastante peores. Otro de los puntos que a veces se nos olvidan y también hay que remarcar es el tema de la respuesta háptica, más que correcta.

realme X2 Diseno
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

En este caso el terminal está fabricado en cristal, metal y plástico en su exterior. Aunque algunos datos hablan de una trasera de cristal, a nosotros no nos ha dado esa sensación, y con ese peso, lo que parece es que han conseguido algún tipo de plástico que imita ese acabado brillante. Si lo comparas directamente con terminales de cristal no ofrece esa misma sensación. En la trasera tenemos un módulo de cámara que sobresale bastante. No es que sea algo extraño, de hecho cada vez es más habitual este tipo detalles, sensores más grandes, necesitan más distancia, pero sigue llamando la atención –para mal–. Los marcos laterales sí que son de metal.

Lector de huellas en pantalla y notch tipo gota

Lo que no tenemos en la trasera es lector de huellas, como ocurría en el realme 5 Pro, y es que aquí tenemos un lector de huellas óptico en pantalla. Está bien situado, es grande y lo suficientemente rápido. La pantalla tiene una gran optimización del frontal, superior al 90%, y aunque los márgenes no son simétricos, están bastante bien optimizados. Como no podía ser de otra manera, en este caso contamos con notch tipo gota. Parece que es la moda de la segunda parte del 2019 y de esta primera del 2020 –excepto en la gama alta–.

Pantalla y sonido

realme X2 Pantalla
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

Podemos decir que un punto positivo del dispositivo. No es que sobresalga, pero es completamente funcional. Se trata de un panel bastante grande, de 6,4 pulgadas. Cuenta además con resolución Full HD+ con 2340 x 1080 píxeles. La realidad es que aunque no es la pantalla con más resolución del mercado, el panel Super AMOLED con el que cuenta se ve bien. Negros profundos, colores saturados y un brillo más que suficiente para el día a día. Otro de los puntos interesantes de la pantalla, es lo que ocupa en el frontal, casi un 92% del mismo. No hay que olvidar el ya comentado notch tipo gota, bastante pequeño y poco invasivo.

Por lo demás de la pantalla, pues poco tenemos que contar. Los colores nos han gustado, la calibración del brillo es buena y en general todo bastante correcto. La respuesta táctil que ofrece al desbloquear es correcta, en general me ha gustado la pantalla. Los panales Super AMOLED bien hechos tienen ese extra de saturación, que puede ser artificial, pero que queda muy bien al ojo y la hace muy atractiva. No lo he comentado, y tampoco es aquí el sitio seguramente, pero el lector de huellas del realme X2 está integrado en la pantalla.

El sonido es uno de los puntos más difíciles de valorar, lo cierto es que está bien. Sonido bastante alto, en general muy alto y con una calidad correcta. Como suele ser habitual al máximo distorsiona un poco. Nos encontramos la máxima calidad en volúmenes medios.

Cámaras

realme X2 Camara
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

Sin duda uno de los apartados donde realme más empeño pone en sus terminales. Estaba claro que en este realme X2 no iba a ser diferente, y no lo ha sido. Contamos con un sistema de cuatro sensores traseros, y además un sensor delantero. Empezando por la cámara delantera, tenemos un sensor de 32 megapíxeles, que permite pixel binning para hacer fotografías de 8 megapíxeles. Una cámara delantera correcta, con bastante nitidez, pero que en condiciones complicadas, pues saca a relucir sus problemas. No es mala cámara, pero tampoco pasará a la historia por nada.

realme X2 / Sensor principal – Auto
realme X2 / Modo noche

Lo primero la cámara principal. Un sensor de 64 megapíxeles firmado por Samsung. En concreto el Samsung GW1. Un sensor pensado para hacer fotografías de 16 megapíxeles mediante pixel binning. ¿Qué es esto? Pues fácil intentando encontrar el equilibrio entre poder hacer fotografías de mucha resolución y tener un buen rendimiento en poca luz. Los fabricantes están utilizando software para combinar grandes cantidades de píxeles en fotografías más pequeñas. Consiguiendo así que según trabaje el sensor tú tengas o mucha resolución o más captación de luz en tamaños más pequeños.

La apertura del sensor es de f/1.8 y el tamaño de 1/1,72, para 16 megapíxeles es un tamaño más que correcto. En este caso hay que analizarlo en los dos tipos de fotografía. Por un lado la estándar, la que viene de serie. Ahí el sensor saca buenos colores, tiene buena nitidez y un rango dinámico más que correcto. La inteligencia artificial está bien conseguida. Cuando hablamos del sensor de 64 megapíxeles, pues perdemos algunas cosas, quizás hay menos detalle en zonas con mucho contraste, pero si la toma es sencilla para el sensor, tenemos grandes niveles de detalle.

En lo que respecta a los otros tres sensores, tenemos una lente gran angular de 8 megapíxeles y una apertura f/2.25. El ángulo de visión es de 119º. Un gran angular interesante, el más interesante de los tres sensores restantes. Hay pequeñas diferencias de tono y temperatura de color respecto al sensor principal, pero está muy bien conseguido. La nitidez es regular, en especial en los bordes, el rango dinámico es correcto y funciona más o menos bien. De los otros dos sensores, el macro es divertido pero testimonial, y el de retrato ayuda a captar fotografías algo mejores en condiciones complejas a nivel de recorte del sujeto. Buen modo retrato en general.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de todo esto, la aplicación permite algunas cosas más. Primero el vídeo en 4K a 30 fps y grabación de cámara lenta. No tenemos estabilizador óptico, pero sí digital. No es una maravilla, y a veces será un poco “gelatinoso”, pero nada grave. Respecto al vídeo, correcto. Sin problemas de enfoque, se ve mejor el Full HD que el 4K, más real quizás, no sé si es un tema de procesamiento, pero me iría a Full HD casi siempre. La cámara lenta es difícilmente usable en condiciones de baja luz.

El teléfono cuenta con la aplicación típica de realme, yo no soy especialmente fan de ella. Cuenta con varios modos de disparo en la zona inferior y un submenú con varias opciones más. Esta duplicidad de selección en los modos de disparo es complicada. En este submenú tenemos el modo fotografía nocturna. La verdad es que me ha sorprendido bastante su rendimiento, sin ser excelente es bueno. Quizás busca forzar a veces un poco más los colores. Algo que la inteligencia artificial busca en exceso a veces, haciendo colores poco reales en algunas escenas. En general pes a ellos, el procesado es correcto y la aplicación es bastante ágil.

Software y seguridad

realme X2 Lector de huellas
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

Este realme X2 viene con Android 9 y la capa de personalización Color OS 6. Es actualizable a Android 10, y una capa nueva. Pero no hemos sido capaces de probar la versión actualizada durante el tiempo que probamos el dispositivo. La realidad es que Color OS no es una capa muy intrusiva en muchos aspectos, pero tiene otros que están muy lejos de todo lo que tenga que ver con Android stock. Los ajustes o menús, no tiene mucho que ver con el Android firmado por Google, y eso a veces es un problema.

De hecho, aunque el dispositivo va bien de rendimiento, ya lo contaremos, sí que hay que reconocer que a veces parece que le cuesta un poco moverse con agilidad por los menús propios de la capa de personalización. Android en algunos apartados está poco optmizado, y si le metes cosas por encima se vuelve más pesado, por mucho músculo que tengas.

realme X2
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

A nivel de seguridad en este caso tenemos un lector de huellas situado en pantalla de tipo óptico. No hemos probado muchos por aquí, pero no hemos tenido grandes problemas para adaptarnos a este. Sigo diciendo que los lectores en pantalla son algo más lentos que los físicos. Aquí, sí que pasa, pero no es grave. Suficiente velocidad, buen tamaño y colocación.

También tenemos desbloqueo facial, pero solo con la cámara delantera, yo este tipo de opciones siempre intento cogerlas con mucho cuidado. Sin una cámara que aporte profundidad o alguna mejora, el uso con poca luz o la fiabilidad de los sistemas siempre es comprometido.

Rendimiento y autonomía

Especificaciones

  • Pantalla de 6,4 pulgadas Super AMOLED, resolución Full HD+ (2340 x 1080) con una ocupación del 91,9%
  • Cámaras traseras: cámara principal de 64 megapíxeles f/1.8, lente gran angular 119º de 8 megapíxeles, lente retrato y lente macro
  • Cámara delantera: 32 megapíxeles
  • Dimensiones: 158,7 x 75,2 x 8,6 mm, 182 gramos
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 730G
  • Memoria: 6 GB o 12 GB de RAM
  • Almacenamiento: 64 GB o 128 GB ROM UFS 2.1 + microSD
  • Batería: 4.000 mAh con carga rápida de 30 W
  • Sistema operativo: Android 9 Pie con Color OS 6.0 (actualizable)

Para acabar contar un poco qué tal el día a día de este realme X2, la verdad es que muy bien. Las cosas cómo son, el procesador es suficientemente potente para mover todo lo necesario sin problema. Está claro que hay dispositivos más potentes y más rápidos, pero la realidad es que en el día a día todo perfecto.

Como ya he comentado antes, quizás el único punto dónde noto que el dispositivo es algo más pesado es en algunas partes de los ajustes, tampoco es que sea horrible, pero sí que hay pequeños apartados donde los tiempos de carga deberían ser algo más ágiles.

Por lo demás, podemos hacer casi todo. En juegos correcto, y en aplicaciones tipo Google Maps o Google Earht que siempre son una buena medida para la mayor parte de usuarios, sin ningún tipo de problema. En el día a día, aplicaciones de mensajería o redes sociales, perfecto.

La autonomía es uno de esos puntos, que hacen que este dispositivo sea equilibrado. No destaca ni para bien ni para mal. En general, bien. El realme X2 nos vale para un día de uso intenso, pero los dos días si eres un usuario intenso, serán imposibles. Pasar de las 4 horas de pantalla están garantizadas, pero cómo digo siempre, hay gente que tiene el WhatsApp y el Instagram, y otros tenemos eso, y varias cuentas de correo, y aplicaciones en segundo plano y muchas otras cosas más.

Conclusiones realme X2

Como conclusión, ¿vale la pena este realme X2? Pues yo creo que sí. Actualmente por menos de 300 euros aunque ya lleve un tiempo en el mercado es realmente interesantes. Tiene una buena pantalla, un conjunto de cámaras interesante y en general podemos tener una experiencia de notable en todo. Y ahí reside la fuerza de este modelo concreto, no hay nada que reprocharle. Tiene cosas mejorables como todos, pero no son muchas, y no son muy mejorables, son pequeños detalles. Por los lados positivos, tenemos bastante que decir, tiene muchas cosas que dentro de su precio están realmente bien.

Una de las cosas que hay que tener claras antes de comprarlo es que quieres un teléfono grande. Está claro que un teléfono todo pantalla siempre es más contenido, y nos hemos ido a tamaños que son realmente interesantes y usables, pero aquí no todos pensarán eso. A partir de las 6 pulgadas, tienes que tener claro que es un dispositivo grande y que además es bastante pesado.

realme X2
Foto de Ruben Ulloa / The Groyne

Por el lado negativo, no hay grandes defectos que sacarle. Quizás que ya lleva algún tiempo en el mercado, y podría empezar a tener alternativas mejores dentro de poco. También podemos hablar de su capa de personalización. No es la peor de Android, pero sí que hay que tener en cuenta que aquellos a los que les guste Android puro, aquí tendrán una experiencia algo lejana.

realme X2

7.9

Diseño

7.8/10

Pantalla

8.0/10

Rendimiento y autonomía

8.0/10

Cámara

8.2/10

Software

7.4/10

Pros

  • Seguramente el precio sea su gran punto positivo, gran equilibrio para un terminal de menos de 300 euros
  • La pantalla nos ha gustado mucho, en realidad en panel Super AMOLED le sienta muy bien
  • Las cámaras no son sobresalientes, pero venir con 2 sensores que funcionan bien y que además se complementan tan bien, es una maravilla

Contras

  • Quizás en su rango de precios hay terminales mejores para aquellos que quieran un software más limpio, un una pantalla mejor, o una cámara mejor, o una batería mejor
  • El sistema operativo no es malo, pero la verdad es que necesita una pequeña limpieza, Android puro siempre es mejor solución
  • Es un terminal grande, no es algo negativo, pero sí que lo quería remarcar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.