Las explosivas consecuencias del Note 7 para Samsung

Samsung no está pasando por muy buenos momentos ahora mismo, la «explosividad» del Note 7, uno de sus principales productos insignia, ha ocasionado que estemos presenciando algo que no hayamos visto antes en la industria de la telefonía móvil.

Los coreanos han tenido que retirar 2.5 millones de Note 7 del mercado debido a una falla en sus baterías, una falla que los hace altamente inestables y propensos a explotar sin previo aviso.

Esta medida viene dada después de que hayan explotado unos 35 Note 7 a nivel mundial, y de que varias aerolíneas e incluso agencias de seguridad gubernamentales prohibiesen su uso.

El Note 7 a principios de Agosto era llamado a ser el mejor smartphone que jamás se haya creado. Samsung, había puesto todo su artillería en hacer que esta edición de su phablet fuese un producto que no tuviese rival alguno, pero lamentablemente las cosas no han salido todo lo bien que la firma coreana hubiese querido, y esto pudiese traer consecuencias.Note-7-consecuencias-de-que-explote-03

Pérdida de dinero y caída en la bolsa

La primera consecuencia para Samsung tras el tropiezo con el Note 7, es la evidente pérdida de dinero. Para empezar tenemos que hablar de los costes logísticos que suponen retirar 2,5 millones de unidades a nivel mundial.

Si pensábamos que era solamente devolverlos al almacén de la tienda o del distribuidor, podríamos estar equivocados. Cuando Samsung habla de retirar los Note 7 del mercado, se refiere a recuperarlos y devolverlos a sus respectivas fábricas de origen, una labor que supone un gasto no previsto en cuanto a transporte y mano de obra.

Otro de los impactos monetarios para Samsung está siendo la pérdida del valor de la marca en la bolsa, donde los recientes reportes indican que ha perdido casi 7% de su valor, algo que traducido en dinero, significarían unos 14 billones de dólares.Note-7-consecuencias-de-que-explote-02

El Note 7 será recordado como el teléfono que explota

El dinero es lo de menos cuando la reputación de una marca está en juego, Samsung podría permitirse perder algunos billones más, pero lo que tendría que evitar a toda costa es que su imagen frente a sus clientes, el resto de las personas y competidores se vea dañada.

En el mundo de los negocios no hay nada más difícil que recuperar la confianza de un cliente, y que podríamos ponernos como testigos, ¿cierto?.

El Note 7 ahora mismo no está dejando muy alto el nombre de Samsung, algo que le da pie a que sus principales competidores -Apple-, para que se aproveche de esta situación y haga campañas de marketing en torno al Note 7. Unos comerciales que pueden llegar a ser bastante duros, por no decir ridiculizantes.

Aunque Samsung logre apagar este incendio de la mejor forma posible, el Note 7 quedará para el recuerdo como el teléfono que explotaba, así como los teléfonos de Nokia son recordados como móviles duros y duraderos.

¿Tú cómo recordarás al Note 7?.

Imagen por defecto
Jose Antonio Alvarado

Ing. de Sistemas, adicto a la tecnología y gamer que no ha dejado nunca de lado la música y los deportes.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.