Una Semana en Corcega, la película que escandaliza Francia

Dicen que Francia esta escandalizada con esta película… o indignada, o idiotizada, según a quien se pregunte. La historia de una bellísima adolescente que se enamora de un hombre adulto… y el hombre adulto que cae.  Lo nunca visto, lo jamás imaginable. Vamos… ¿De dónde habrá sacado Jean-François Richet  semejante idea ?

Resulta chocante que en pleno 2015 la opinión pública de un país tan, en teoría, moderno, abierto y liberal como Francia se escandalice por ver este tipo de historias en sus cines. Sí, sorprendente porque en 2015, más allá de filias y fobias, de morales y moralejas, han pasado ya más de 50 años desde que Kubrick diera un vuelco a los estómagos, corazones y conciencias del mundo con su magistral «Lolita». Un puñetazo en la nariz del moralismo americano y occidental. Eran los años 60 y desde entonces la sucesión de este tipo de ¿romances? ha sido repetida con desigual frecuencia y talento.

una-semana-en-corcega-reparto

En la misma y escandalizada Francia, hace más de 40 años, que Bertolucci presentó su «Último tango en París». Una historia mucho más cruda y real… genial e incomparable, no como la sencilla y edulcorada comedia de situación que hoy nos tiene aquí.

En «Una Semana en Corcega» el adulto que cae en la tentación, inevitable, es Vincent Cassel… que no es Marlon Brando, pero cumple con creces con los requisitos para el papel de «maduro interesante», guapo y molón. La tentación adolescente responde al nombre Lola Le Lann. Una debutante, una desconocida… hasta hoy. Una estrella con una luz propia que brilla y opaca la de dos grandes, y veteranos, actores como son Cassel y Francois Cluzet. Veteranos que con su peso dan solvencia y credibilidad a la película.

una-semana-en-corcega-lola-le-lann

A su lado, con una «Lolita» que transmite a la perfección lo que pide su papel, Lola Le Lann irradia belleza, seducción, desenfado y esa inocencia «sí pero no» en un equilibrio tantas veces buscado como pocas veces encontrado.

La película –Una Semana en Corcega–, como tal, más allá de polémicas, no tiene gran cosa. Con momentos para el humor, la tensión y la seriedad… Comedia francesa, pero comedia al fin y al cabo. No es ninguna obra maestra como las mencionadas. Ni verla es, en absoluto, un dolor de muelas como la gran mayoría de las comedias de otros países. Buena para pasar un rato entretenido y descubrir una nueva estrella.

Imagen por defecto
Cesar E.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.