Logo de Apple

Hace unas semanas salía la noticia de que Apple se convertía en la empresa mejor valorada con una estimación de 700.000 millones de dólares, como era de esperarse comenzaron a salir las opiniones al respecto y sobre todo tratando un punto más que interesante, la posibilidad de que Apple podría llegar a convertirse en la primera empresa en ser valorada en 1 trillón de dólares.

En el lado contrario se encuentra Samsung que a pesar de seguir contando con unos números que más de uno envidiaría, sus ventas han decaído un poco, esto le ha permitido a Apple recortar terreno y superar al fabricante coreano en ventas por primera vez desde el 2011.

Apple y Samsung en números.

El culpable directo de está explosión de número que está viviendo Apple es el iPhone, los nuevo modelos presentados en la segunda mitad del 2014 han sido todo un éxito comercial. Sus ventas se han ubicado en torno a los 74 millones vendidos solamente durante el último trimestre del 2014, superando en un 25% a las ventas del mismo período en el año anterior. Números que si aún no terminan de sorprender, habría que detallar que todas estas ventas le han generado ganancias a Apple por un valor de 18 billones de dólares, solamente durante el último cuarto del 2014.

Ahora si contrastamos estos números con los de Samsung, veremos que no hay mucha diferencia entre esta y Apple, incluso los número se mantienen muy igualados luego de la salida al mercado del iPhone 6 y el iPhone 6 plus, es decir, durante el último trimestre del 2013 donde Apple gana “solamente” por 2 millones de smartphones vendidos.

Samsung a pesar de tener un año un poco deslucido con el Galaxy S5, todavía mantiene unas cifras de ventas que no están al alcance de cualquier competencia, cifras que le han servido para ser un año más el “rey” de Android, eso sí tendrá que ponerse manos a la obra o esta corona podría caer en otras manos durante el 2015.
iphone-6-vs-galaxy-s6
Durante el año 2014 Samsung vendió 10 millones de unidades menos que el 2013, en un principio esta cantidad no parecería tan alarmante, y de hecho no lo es. Lo que si le debería preocupar a los coreanos es que este decrecimiento en ventas fue constante durante todo el año, provocando que perdiera un 10% de cuota de mercado, en favor de la competencia y especialmente para el beneficio de Apple.

Aunque Samsung haya perdido su batalla personal contra Apple durante el último trimestre del año, todavía tiene algunas razones para sacar pecho. Aunque haya vendido menos unidades durante este período del año, la suma total de dispositivos vendidos durante el 2014 se ubica en casi 308 millones de dispositivos en contra de 191 millones de iPhones vendidos. Unas cantidades muy dispares entre si, pero donde hay que tener en cuenta que la gama de productos de Samsung es mucho más amplia que la de Apple, por lo que esos números tendrían bastante mérito de igual forma.

Finalmente, mientas Apple y Samsung están a punto de comenzar un nuevo round en la lucha de ser el fabricante que más venda en el 2015, hay un tema que no deberían descuidar y es el crecimiento de las firmas chinas.  Firmas que como Xiaomi, han pasado de ser una startup a ser una empresa valorada en 45 billones de dólares y vender 19 millones de unidades durante el último trimestre de 2014.

Veremos si los nuevos modelos de terminales le sirven a Samsung para recuperar el terreno perdido, o si por el contrario Apple será capaz de marcar aún mas la diferencia. ¿Tu qué opinas?.