No todos los usuarios buscan que sus futuros terminales cuenten con una cámara “decente”, o una buena cámara para inmortalizar los momentos de su día a día. Algunos tendrán su propia cámara más profesional con la que hacer verdaderas fotos para enmarcar y otros simplemente no sentirán atracción por este apartado multimedia.

De lo que no cabe duda es que la firma bq ha sabido escuchar a aquellos que le pedían algo más a la cámara de su modelo Aquaris E5 HD, y ha implementado en su Aquaris E5 4G un sensor Sony BSI ExmorRS imx214, con un tamaño de la lente 1/4”, apertura de ƒ/1,8 manteniendo la resolución de 13 megapíxeles del primero de los modelos. Los cambios se han hecho notar.

Tras las primeras horas con este terminal, lo que al principio parecía una cámara más que suficiente ha pasado ha convertirse en una muy buena cámara, una cámara con la que no dudaremos en capturar incluso aquellas escenas u objetos que de no tener una lente de calidad no haríamos, simplemente por el hecho de contar con un apartado fotográfico útil y del que sacar tan buenas capturas.

La nitidez de las imágenes es muy buena, la luz capturada en el día es destacada y hace un trabajo notable de noche, teniendo en cuenta que es el apartado junto con interiores donde las cámaras más flojean. Si bien es cierto, la galeria cargada por defecto en la aplicación “Cámara” no acaba de ser todo lo fluída que debería en el procesado de los detalles de la imagen, algo que solucionaremos si visionamos las capturas con la galeria por defecto de Android.

Personalmente he quedado gratamente sorprendido con esta nueva incorporación, los protagonistas de su presentación en aquel momeento, los principales cambios con respecto a su modelo E5 HD eran la capacidad 4G y la apuesta por el primer procesador Qualcomm de la compañía, pero su apartado fotográfico ha sabido reclamar también su espacio en este nuevo lanzamiento.

No se trata de un Top 3 dentro de las mejores cámaras de un smartphone o phablet a día de hoy, pero no hay duda que el salto y la apuesta de bq ha sido excelente. Las sensaciones que me deja este terminal son muy positivas, y podría satisfacer las demandas del usuario medio y también las de esos usuarios que quieren sacar algo más de provecho a estos terminales que nos acompañan en todo momento. Punto muy positivo para bq, justificando en cierta medida el aumento del precio y situándose muy por encima en este sentido de rivales como el nuevo Motorola Moto G (2014), dos terminales, por cierto, que en pocos días podréis ver enfrentados en este mismo blog.