bq Aquaris E4: análisis

Bq Aquaris E4

Hoy os traemos el análisis del bq Aquaris E4, el primer smartphone diseñado íntegramente por la marca española. Se trata de un terminal que se mueve en una línea económica y que trata de copar los primeros puestos de un mercado muy importante, el de la gama media/baja, que hasta hoy en día estaba dominado por Motorola aunque parece que poco a poco va perdiendo fuerza en beneficio de otros que vienen empujando fuerte –su hermano mayor, el bq Aquaris E5 ya es el rey de ventas en nuestro país–.

Antes de empezar a destripar el teléfono en profundidad, me gustaría destacar dos aspectos que personalmente me han llamado la atención: por un lado, la importancia que le ha dado la empresa a la cámara, en casi todo gama baja el primer elemento olvidado, aportando soluciones con flash doble y grabación Full HD y por otro lado la fluidez que aporta el sistema al trabajar con él, ya que no se producen cuelgues en el trabajo día a día con un rendimiento óptimo para la gama de la que estamos hablando. Esta es la marca de la firma bq y de muchos de sus dispositivos.

DISEÑO

bq Aquaris E4

A simple vista, nos encontramos con un diseño clásico –forma rectangular con esquinas redondeadas, botón de encendido en el lateral junto con el control de volumen, conector Jack de 3.5 mm para auriculares y microUSB OTG en el marco superior– que podemos adquirir en dos colores: negro o blanco, en ambos casos con el frontal en color negro.

Con unas medidas de 123 x 62,5 x 10 milímetros, estamos ante un teléfono relativamente compacto y que se puede manejar con una sola mano. Estas dimensiones unidas a su ligero peso de 125 gramos –incluida la batería– convierten al pequeño de los Aquaris en un smartphone muy liviano, apto para llevar en el bolsillo sin notar “exceso de equipaje”.

En el bq Aquaris E4 se aprovecha toda la pantalla ya que los botones táctiles y retroiluminados típicos de Android están situados en una franja alargada debajo del panel, fuera de la interfaz de usuario. En la parte superior, monta una cámara de 2 megapíxeles y a su lado, nos encontramos con un LED de notificaciones, al cual también se unen un sensor de luz y otro de proximidad.

bq Aquaris E4

La parte trasera y el perfil están totalmente ensamblados en plástico con acabado mate, situando en el margen superior izquierdo la cámara de 8 megapíxeles. Al lado del flash nos encontramos el micrófono cancelador de ruido y debajo unos altavoces bastante interesantes con tecnología Dolby Digital. Me ha llamado mucho la atención que a pesar de que sus componentes son de plástico, se mantiene a una temperatura muy buena, sin llegar a ser molesto el calor emitido. Junto a esto, me gustaría destacar también un aspecto que yo considero importantísimo y es la posibilidad de desmontar la tapa trasera, ya que esto permite entre otras cosas cambiar la batería en caso de que se dañe. Al quitarla, nos encontramos con otra grata sorpresa: la posibilidad de añadir tarjeta microSD de hasta 32 GB y la opción de dual SIM para utilizar dos líneas desde el mismo terminal.

bq Aquaris E4

Quizás uno de los aspectos que mejoraríamos desde The Groyne en el apartado estético sería el logo de la empresa, ya que su relieve tiende a engancharse en las costuras de los pantalones si lo guardamos en el bolsillo y con otros objetos si lo trasladamos en un bolso/cartera. Aún así y sin ninguna duda, el bq Aquaris E4 viene con unos acabados excelentes a la vez que elegantes sobre todo si lo comparamos con terminales de gama media/baja que se mueven en precios similares.

PANTALLA Y MULTIMEDIA

bq ha dotado a su hijo menor con un panel IPS de 4 pulgadas que incluye cristal de protección Gorilla Glass lo que se traduce en una mayor durabilidad y resistencia a rayazos superficiales. Su resolución es de 800 x 480 píxeles y una densidad de píxeles de 235 ppp, que en principio parece pobre pero realmente es muy agradable visualmente y no difiere en exceso de otros terminales de la misma gama con resoluciones un poco mejores, aparte de que la tecnología OGS que incorpora aporta una sensación de realidad extrema mimando y optimizando el consumo. Según los datos ofrecidos por bq, esta pantalla puede ofrecernos unos ángulos de visión de hasta 178 grados, lo que nos ha permitido comprobar que no se pierde calidad al mirar desde diferentes posiciones. El nivel de brillo es aceptable –sólo nos dará algún reflejo a pleno sol– y configurable, deslizando el dedo por la parte superior de la pantalla podemos ajustarlo. Después de probar diversas configuraciones de pantalla, sólamente puedo destacar dos aspectos mejorables: por un lado, la representación de los negros es un poco floja, pero es más un problema de los paneles IPS que del terminal en sí y por otro lado, la facilidad con la que se ensucia la pantalla y deja las huellas marcadas, quizás algo a tener más en cuenta en otros modelos venideros por parte de la marca española.

bq Aquaris 4

En cuanto al sonido, nos encontramos el altavoz en la parte trasera y en un principio lleva a engaño: aparentemente da pie a pensar una calidad de sonido mala pero no es así en absoluto. El bq Aquaris E4 sorprende gratamente en este aspecto ya que monta tecnología Dolby Digital, incluyendo perfiles de sonido para ajustarlo a lo que estés haciendo. Pero lo que más sorprende de la tecnología, es el ecualizador inteligente y el visualizador espectral que incorpora. En este punto, podemos decir que el sonido del bq Aquaris E4 está ligeramente por encima de su competencia aunque, si tenemos que marcar un aspecto a mejorar, este será sin duda el volumen con el que se escucha a la persona que está al otro lado del terminal y el que nos brinda al conectar unos auriculares, en mi opinión un poco pobre sobre todo viendo el rendimiento acústico en términos globales.

Bq Aquaris E4 altavoces

SISTEMA OPERATIVO

El bq Aquaris E4 viene de serie con la versión Android 4.4.2 KitKat lo cual es de agradecer para un terminal de estas características ya que garantiza total compatibilidad con las aplicaciones que salgan nuevas en Google Play. bq ha dejado casi intacto el sistema operativo de Google pues incluye una ROM con muy pocas modificaciones, la mayoría de ellas funciones adicionales como la activación y desactivación de la red Wi-Fi sin tener que acceder a los ajustes de sistema, bloquear con doble tap o cerrar todas las apps abiertas pulsando un botón. Desde The Groyne siempre hemos sido partidarios de los sistemas operativos nativos, permitiendo al usuario instalar justo lo que necesita para una personalización a medida del terminal.

Bq Aquaris E4 KitKat

También es importante a la hora de analizar este bq Aquaris E4 mencionar que tendrá soporte oficial para Android 5.0 Lollipop, lo cual es un gran paso al frente, sobre todo a la hora de no quedarse obsoleto en cuanto a compatibilidad con nuevas apps.

RENDIMIENTO

Al hablar de rendimiento lo primero es recordar que, como explicamos en el apartado de sistema operativo, el pequeño de los bq viene por defecto con Android en estado puro, lo que ayuda a mejorar la experiencia de usuario. Dicho esto, estamos ante un terminal que nos obsequia un rendimiento para uso diario más que satisfactorio, si bien es cierto que aplicaciones exigentes como las orientadas a retoque de imágenes producen alguna ralentización, también lo es que en temas de navegación lo hemos notado muy fluido, no se observan lags en el uso diario y las aplicaciones de mensajería, vídeo y redes sociales funcionan a muy alto nivel que es lo que realmente exigimos a un terminal de gama baja.

El bq Aquaris E4 monta un procesador Quad Core Cortex-A7 que es capaz de alcanzar los 1,3 GHz con un chip gráfico Mali 400 MP2, que llega hasta los 500 MHz acompañado todo 1 GB de memoria Ram lo que hace que la mayoría de aplicaciones y juegos de uso cotidiano funcionen de manera holgada.

Viene acompañado de una batería de 1700 mAh de polímero de litio, algo escasa para mi gusto. Quizás estamos ante el punto más endeble de este teléfono que ante un uso no abusivo –mensajería e información, brillo automático y doble SIM en nuestras pruebas– responde adecuadamente con una duración aproximada de 26 horas, pero cuando se hace un uso un poco extremo y exigente se queda corto de autonomía y sería aconsejable llevar un cargador, una batería extra o un powerbank para no quedarnos con el terminal sin carga.

Por otro lado y como era de esperar en un smartphone de gama baja, el bq Aquaris E4 no trae conectividad 4G ni tampoco NFC –muchos lo echarán de menos pero el precio aumentaría considerablemente– aunque sí cuenta con Wi-Fi, GPS –trae como soporte complementario el módulo A-GPS que ayuda a la red móvil a posicionarse en menor tiempo– y Bluetooth 4.0 además de permitirnos compartir, como es lógico en un terminal moderno, la conexión 3G a través de Wi-Fi. Además de todo esto, incorpora el ya tradicional puerto microUSB para cargar el dispositivo y transferir datos, nos aporta una capacidad almacenamiento interno de 5,40 GB libres ampliables mediante tarjeta microSD hasta los 32 GB, y la ya mencionada ranura para la doble SIM, la cuál nos permite utilizar dos lineas desde el mismo dispositivo.

CÁMARA

Bq Aquaris E4 camara

Estamos ante uno de los puntos fuertes de este terminal, ya que bq ha prestado mucha atención a esta característica que, como ya dijimos anteriormente, siempre se descuida en las gamas medias/bajas. El E4 viene con una cámara delantera de 2 megapíxeles –hasta 5 megapíxeles interpolados– y una trasera de 8 megapíxeles –hasta 13 megapíxeles interpolados– con dual flash y autofocus que permite grabar Full HD y utilizar flash mientras grabamos vídeo, muy superior como vemos a la competencia que las monta de 5 megapíxeles. Trae un software nativo que aunque no es el mejor, sí es sencillo e intuitivo de utilizar, llama la atención la posibilidad de programar las teclas de volumen, y que permite controlar muchísimas funciones de la cámara. Se comporta muy bien a la luz del día y tiene un sensor extremadamente rápido a la hora de enfocar y disparar, lo que permite obtener imágenes de muy buena calidad y colores muy vivos. Tiene sus pequeños defectos como el ruido en la fotografía nocturna pero, para ser una cámara en un terminal de gama media/baja, la valoración es mucho más que aceptable.

Bq Aquaris E4 Camara

CONCLUSIONES

Bq Aquaris E4 solo
En líneas generales, el bq Aquaris E4 me ha sorprendido muy gratamente. La relación calidad-precio es excelente y estamos ante un terminal muy estable, sin mayor problemática en cuanto a navegación y mensajería y, sobre todo ágil en cuanto al funcionamiento general.

Claramente no es la mejor opción para los usuarios más exigentes pero, complementado como viene con una buena cámara y un buen sonido se convierte en un top de la gama baja/media y una magnífica alternativa para alguien que busca un buen teléfono sin gastar mucho dinero.

bq Aquaris E4

7.2

Diseño

7.0/10

Pantalla

6.5/10

Uso (rendimiento y autonomía)

7.5/10

Cámara

7.0/10

Sistema operativo

8.0/10

Pros

  • La cámara es una de las sorpresas más agradables del dispositivo, se comporta de manera muy correcta
  • El software que usa es todo un acierto, Android de manera nativa suele ser sinónimo de calidad
  • La construcción tiene puntos mejorables, pero sus detalles positivos lo convierten en una gran opción

Contras

  • La falta de conectividad 4G puede ser entendible con su precio, pero empieza a ser necesario
  • El sonido del auricular en las llamadas es demasiado bajo
  • La autonomía es suficiente, pero un poco más de capacidad hubiera estado bien

2 pensamientos en “bq Aquaris E4: análisis”

  1. Pingback: bq y Canonical podrían lanzar un terminal Ubuntu en dos días

  2. Pingback: La capa de personalización de bq, Android puro más utilidad

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.