La isla mínima, así es el resurgir del cine español

Alberto Rodríguez (Grupo 7), ha conseguido realizar su obra maestra y una de las mejores películas españolas de la década con La isla mínima. La trama del film se centra en 1980, cuando dos policías madrileños llegan a un pueblo andaluz para investigar la desaparición y el asesinato de dos adolescentes, pero el pueblo calla la verdad, más victimas, varios sospechosos, ritos satánicos, y el trafico de heroína serán algunos de los obstáculos de los policías para resolver el caso. El Thriler policíaco se asemeja al cine negro con un toque de crítica sociopolítica de la época ya que se tocan temas importante de la época como la transición de la época franquista a la democracia reflejada en las fuerzas del orden y el movimiento de los jornaleros andaluces.

La isla minima

Aunque tiene un buen guion original, no es lo más destacable de la película ya que deja varias cosas en en el tintero, la fotografía junto con unas buenas localizaciones son lo mas importante de este film, ya que Álex Catalán, director de fotografía, crea un áurea especial con una iluminación maniesrista en los interiores y naturalista en los exteriores, áurea que te envuelve en el rió Guadalquivir y que te atrapa en el caso como si fueras uno de los policías, creando así un misterio en las imágenes que te mantienen en tensión durante toda la película acompañado por una música casi silenciosa.

Me atrevería a decir que es una de las mejores fotografías de la historia del cine español. Hay que destacar la mano de Alberto Rodríguez en los cuidados planos del film haciendo varios planos cenitales que te enseñan los entresijos del río Guadalquivir que hacen parecer un laberinto. Con todo esto y un buen decorado Rodríguez consigue recrear muy bien la década de los 80.

El otro aspecto más destacado del thriler es las actuaciones de Javier Gutiérrez (Un Franco 14 pesetas) y Raúl Arévalo (Primos) que exprimen al máximo dos personajes con ideologías y métodos muy diferentes pero con una meta común, entre ellos una relación distante y con algunos reproches sin mucha confianza y con pocas conversaciones aunque Rodríguez crea un lenguaje abstracto con las simples miradas de los protagonistas.

Juan (Javier Gutiérrez) alias «el cuervo» es un hombre conservador, solitario, con experiencia en la policía, antiguo miembro de la brigada político social y con unos métodos un poco violentos, mientras que Pedro (Raúl Arévalo) es un joven policía, casado, liberal y con ganas de comerse el mundo y apartar la corrupción de la policía. El tipo de personajes la historia (violaciones, asesinatos,torturas, ritos satanicos, un misteriosos asesino), la fotografía e incluso los planos son muy parecidos a la aclamada serie americana True detective .

La isla minima

La isla mínima ganó la concha de plata a la mejor actuación masculina para Javier Gutiérrez y el premio a mejor fotografía para Álex Catalán en el fesival de San Sebastián , seguro que triunfará en los próximos premios Goya aunque tendrá que competir con Magical Girl de Carlos Vermut y El Niño de Daniel Monzón. No os podéis perder esta gran película española, mi nota 8/10.

Imagen por defecto
Fernando García

Estudiante de cine en Madrid, director de cortos y guionista. Apasionado cinefilo y coleccionista, amante de la música y rockero de corazón. "Hablo acerca de un sueño, intento hacerlo real" Bruce Springsteen.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.