Facebook Fake news

Luego de años de crecer y crecer sin freno alguno y de vivir en una especie de idilio, le ha tocado a Facebook experimentar en carne propia lo que es estar inmerso en el ojo de un huracán, y todo gracias a las Fake news (noticias falsas) y a un manejo indebido de la información de sus usuarios.

Semanas después de que estallaran sendos escándalos en el interior de la compañía relacionados con la violación a la privacidad de sus usuarios y con la presencia en la plataforma de las Fake news, que posiblemente alteraron los resultados de las elecciones presidencias en Estados Unidos, la compañía se ha dado a la tarea de limpiar su imagen. Para ello tiene que trabajar mucho y en diversos frentes a la vez.

Si bien ya han anunciado que tomarán medidas respecto al uso que le dan a la información privada de sus usuarios, hasta ahora no habían implementado ningún tipo de acción en contra de las Fake news. Hasta esta semana.

Nuevas medidas contra las Fake News o noticias falsas

Una función que ya se encuentra activa en el Facebook de los usuarios estadounidenses, muestra referencias y la procedencia de las publicaciones que aparecen en el News Feed, la página que nos encontramos inmediatamente al acceder a nuestra cuenta de Facebook. La idea es que el que esté leyendo un artículo informativo tenga toda la información necesaria para hacerse una idea clara de la fiabilidad del medio.

El objetivo de todo esto es, según un comunicado oficial emitido por la empresa «agregar funciones adicionales para brindar más contexto a las personas para que puedan decidir por sí mismos qué leer, confiar y compartir en sus muros». De esta forma el que se encuentre ante un artículo informativo podrá evaluar la credibilidad del mismo y juzgar si está o no ante una noticia falsa.

Esa información anexada procederá de Wikipedia, aunque puede darse el caso de que el editor no tenga su entrada propia en la enciclopedia online, entonces Facebook señalará que no posee información del editor lo que, a juicios de expertos de la compañía, «también puede aportar un contexto útil».

Se vaticinan meses difíciles en el interior de Facebook. Algunos grandes inversores de la red social, están incluso pidiendo la cabeza de Mark Zuckerberg por el manejo que le ha dado a todo esto de las violaciones a la privacidad y de las Fake news. Toca ver si el barco logra salir de la tormenta o, si por el contrario, se hunde.