Procesadores Apple

La compañía Apple es una de las industrias tecnológicas más grandes en el mercado, y recientemente han anunciado futuros cambios en sus productos, pues sus representantes han descrito que próximamente se verá la integración de procesadores y microprocesadores diseñados por la compañía, en sus equipos.

Los principales dispositivos en los que se hará el cambio serán los ordenadores Mac, así como también los MacBooks. Una decisión que ha causado la ruptura de su alianza con Intel.

¿Por qué Apple decide integrar nuevos procesadores a sus dispositivos?

A comienzos del año 2017 los desarrolladores de Apple estudiaron el rendimiento de sus diseños, pues los microprocesadores iPhone, Apple TV, y otros procesadores, son creados por Apple. Por lo tanto, llegaron a la conclusión de que integrar procesadores ARM al MacPro, MacBooks y otros equipos de la compañía, sería sumamente rentable.

Un acontecimiento que ya había sido previsto, pues durante el año 2005 se presentaron rumores acerca de que la industria Apple utilizaría procesadores diseñados por ellos mismos, con el objetivo de optimizar sus equipos; además de romper el vínculo con sus proveedores, logrando así total independencia.

El nuevo cambio; Kalamata

ARM

Kalamata es el nombre asignado al proyecto de la compañía, el cual comenzará a ser vigente a partir del año 2020, reemplazando así los procesadores de Intel Corp. Una propuesta que ya fue aprobada y se espera que sea un éxito, debido a que ya Apple cuenta con los diseños.

ARM ofrece una mejor expectativa para los equipos Mac

La compañía espera obtener mejores resultados con esta nueva gama de procesadores, debido a que es posible que el rendimiento de sus equipos incremente, respecto a la batería y la velocidad de los dispositivos Mac.

Un procesador ARM supera en diversos aspectos a los procesadores Intel, debido a esto, se toma la decisión de integrar un nuevo tipo de procesador a los equipos Mac.

¿Qué ocasionará este cambio que está haciendo Apple a los dispositivos y su separación de Intel?

La decisión tomada ocasionará un porcentaje menos de ganancia para la industria Intel, debido a que disminuirá su producción de procesadores y microchips; haciendo que el 5% de sus ingresos, los cuales eran asegurados por Apple, se vea afectado.

Asimismo, también es posible que otras compañías que producen ordenadores abandonen Intel y comiencen a integrar procesadores ARM. Cabe destacar que los equipos que integren el nuevo procesador ARM deberán ser programados nuevamente, para adaptarlos a una plataforma más innovadora. Este será un proceso de transición que se tomará tiempo, aunque ya se encuentran trabajando en ello.