Motorola Moto G 3ª Generación, análisis

Motorola Moto G 2015 analisis

Hace ya unos días empezamos con nuestros habituales artículos para poneros en situación de los terminales interesantes que analizamos, primero nos tocó hablar de la autonomía, después decidimos comprobar el cambio que había tenido el apartado fotográfico y ahora nos toca realizar el análisis del Motorola Moto G (2015), por decir uno de los múltiples nombre que tiene el Motorola Moto G de 3ª Generación, según definición oficial de la marca americana/china.

Sin duda hace unos años, con la salida del primer Motorola Moto G, la firma de la M puntiaguda cambió el paradigma de Android, fue la primera marca capaz de ofrecer un dispositivo de menos de 200 euros que no “frustraba” a los usuarios, con paradas, tirones y problemas constantes. Al fin Android era capaz de ofrecer una experiencia fluida, constante e interesante para la mayor parte de usuarios, tenía muchas carencias pero en aquel momento, era algo diferente y muy interesante. Ahora mismo, dos años después la familia Moto G es la más importante de Motorola, son sus dispositivos más vendidos y los que más cuidan, los que ellos ofrecen con más ganas y, en definitiva, su joya de la corona. Así que vamos a analizarlo para ver si este Motorola Moto G de 3ª Generación vale la pena. ¿Estás listo?

Diseño

Motorola Moto G 2015 analisis

“Reconocido”, con eso podríamos valorar positivamente uno de los primeros puntos de este apartado, y es que para muchos es posible que el hecho de que este Motorola Moto G (2015) sea una continuidad de la línea de diseño del año pasado en toda la familia Moto sea un aspecto negativo, valorándolo desde el otro punto de vista, es positivo. La firma americana ha llegado a un diseño que funciona, con el cual son capaces de tapar varios de sus defectos y problemas a la hora de fabricar hardware –dispositivos excesivamente gruesos–, y que además es fácilmente identificable por los usuarios, y no nos olvidemos, eso es bueno, la gente tiene un “Motorola”, ya no es un, ¿qué móvil es ese? Ahora es, tienes un Motorola, ¿y este va bien? Las cosas cambian mucho y esa imagen reconocible es importante, sello de autor.

En ese punto poco tenemos que actualizar respecto a lo visto antes, lo cierto es que se trata de un dispositivo cómodo a la mano, y ahí por mucho que pese más que su competencia directa, aunque sea más grueso que terminales con más capacidad de batería y que siga usando el plástico como material para su acabado, el Motorola Moto G (2015) es un terminal cómodo de usar. Es evidente que las sensaciones que transmite a la mano no son las mejores del mercado, pero por el precio que tiene, y aunque costara un poco más, la realidad es bastante clara, tiene un diseño que funciona. Es grande, pesado y no será perfecto para todos, pero prefiero que aprovechen esfuerzos económicos en un dispositivo que por 200 euros tiene que recortar por muchos lados en otros sitios, y no en hacer un diseño diferente y más complejo de fabricar.

Motorola Moto G 2015 analisis

El terminal tiene una curvatura trasera bastante acentuada, mucho más de lo que podemos ver en otros, pero esto lo hace bastante cómodo de agarrar, hace que se adapte muy bien a la mano, haciendo así que el dispositivo sea diferente a lo que estamos acostumbrados, con diseños más rectos. El terminal baila un poco cuando lo ponemos encima de una superficie plana, pero tampoco sé hasta que punto eso puede ser un grave inconveniente. En definitiva, un diseño interesante, pero que sin duda no dejará a nadie sorprendido, ya que es un re-styling del Motorola Moto G (2014) y el Motorola Moto X (2014), con algunos añadidos y poco más.

Tiene un detalle que también me ha gustado bastante y es que mantiene el rayado en el botón de desbloqueo que vimos en el Motorola Moto X (2014), nos ayuda a diferenciar el botón de desbloqueo con el del control de volumen. El dispositivo tiene una tapa trasera que se puede quitar, bastante interesante porque nos permite personalizarlo mucho, algo en lo que poco a poco Motorola está prestando más atención. Pero seguramente la parte donde más atención prestó Motorola durante la presentación en el apartado del diseño es el protocolo de protección IPX7, que hace al terminal de Motorola resistente al agua –hay que tener cuidado al colocar la tapa trasera–, sin duda una gran noticia en un dispositivo de gama media/baja.

Pantalla y audio

Motorola Moto G 2015 analisis

En los dispositivos de bajo coste los fabricantes tiene que escoger algún punto por el que recortar, parecía que Motorola había decido en estos últimos años que ese punto debería ser una cámara de dudosa calidad, pero en este Motorola Moto G de 3ª Generación han decidido cambiar, y utilizar un panel que quizás es el peor punto de todo el dispositivo, si no es el mismo que montaba el modelo del año pasado es muy parecido, 5 pulgadas con resolución HD, más que suficiente para la gama de mercado a la que va dirigido, pero que tiene unos puntos bastante mejorables si nos paramos a analizar algo más que el número gordo que vemos en las especificaciones.

Lo primero que siempre valoramos es el brillo máximo, y aquí es donde más sufre el terminal americano, con una cantidad de brillo que deja bastante que desear, es difícil usar el dispositivo en ambientes muy lumínicos, y con la incidencia de luz directa nos podemos olvidar de sacar nuestro Motorola Moto G (2015) porque nos va a resultar muy complicado ser capaz de ver algo. Por lo demás la realidad es que el panel tiene el nivel correcto, buenos ángulos de visión, buen color –aunque quizás también sea el otro apartado mejorable–, buen contraste y una gran reacción al tacto, es bastante suave de tocar y la parte táctil funciona de maravilla.

Motorola Moto G 2015 analisis

En este Motorola Moto G (2015) encontramos un altavoz delantero –perdemos el doble altavoz delantero de algunos modelos de la firma americana–, con una buena potencia, una calidad de sonido aceptable, pero que gracias a esa colocación, tan poco habitual en muchos dispositivos gana muchos enteros en la experiencia sonora, Motorola ha sabido ofrecer a los usuarios un dispositivo interesante en este punto y sin duda el apartado sonoro es el mejor que podemos encontrar en un dispositivo de 200 euros porque es complicado de tapar cuando jugamos, navegamos, vemos vídeos, sin duda un altavoz delantero malo es mejor que uno trasero bueno, y aquí tenemos un buen altavoz y bien situado, es una pena no contar con dos altavoz, pero dentro de lo que podemos pedir, debemos estar contentos con este apartado del Motorola Moto G de 3ª Generación.

Cámara

Aunque ya os hemos contado nuestras impresiones en un artículo específico de la cámara del nuevo modelo de Motorola, nos vamos a parar a hacer nuestras valoraciones de uno de los mayores avances que hemos visto en un apartado de un smartphone de una generación a otra en bastante tiempo. Si el Motorola Moto G (2014) tenía un apartado fotográfico corto –incluso para su gama de precios–, el nuevo Motorola Moto G de 3ª Generación supone un gran paso al frente, situándose en la parte más noble de la gama media, como una de las mejores experiencias fotográficas que podemos encontrar en el mercado de smartphones que rondan los 200 euros.

Motorola Moto G 2015 analisis

El sensor que utilizar dice bastante de la apuesta de Motorola, el IMX214 de Sony es un caballo ganador en esta gama media y otros dispositivos de la marca como el Google Nexus 6 o el Motorola Moto X (2014) ya hicieron uso de él, con un buen resultado, pues si cambias 500/600 euros de precio y lo montas en 200, el resultado es muy bueno. El terminal intenta bajar mucho la sensibilidad –el valor ISO– con unas velocidades de obturación a veces algo dramáticas para controlar posibles problemas de ruido, así que es probable que si no sujetamos bien el terminal alguna foto salga algo movida. Más allá de eso, el rango dinámico, está bastante conseguido, la profundidad de color parece correcta, así cómo la lectura de la temperatura de color. Quizás el único apartado a mejorar es la nitidez, si bien es cierto que los 13 Megapíxeles nos dan fotos bastante grandes, la nitidez que ofrece parece algo artificial, con detalles que cuentan con mucho más grano del habitual.

La cámara trasera permite la grabación de vídeo en calidad Full HD, con un buen rendimiento y cuenta con Flash LED de dos tonos, para que no quedemos blanco nuclear en las fotos nocturnas. Aunque el terminal tiene un buen rendimiento en condiciones complicadas, cómo era de esperar y suponer, con poca luz sigue flojeando su rendimiento, pero nada grave, también tengo que decir. La cámara delantera cumple, y es que en la era de los selfies Motorola no se podía olvidar de un “apartado tan importante”.

Sistema operativo

Motorola Moto G 2015 analisis

Android 5.1 Lollipop de manera nativa, y ya está, con esto he acabado, creo que en el análisis del bq Aquaris M4.5 hice un comentario parecido, y es que es la realidad, Android según sale de las manos de Google ofrece la mejor experiencia de usuario que podemos tener. Intentar cambiar esa experiencia con capas raras o personalizaciones extrañas al final es un problema, el tema de personalizar el launcher se puede llegar a entender, porque se quita de una manera muy sencilla con alguna de las muchas opciones del Google Play, pero ir más allá de eso es algo absurdo cuando se ha visto que a los usuarios les gusta Android stock, y además es la manera de ofrecer el sistema operativo más estable que se puede conseguir con Android.

En el plano de extras Motorola también lo hace muy bien, no se lía en exceso con cosas que no vayan a gustar, un par de opciones para personalizar la pantalla de desbloqueo. Con dos opciones muy interesantes nos permite escoger si queremos las notificaciones de la pantalla Moto, o si preferimos Ambient Display, aquí podemos decidir nosotros, eso sí, sin contar con una pantalla de tipo AMOLED, al final el consumo de batería puede ser excesivo en según que situaciones. También contamos con una serie de opciones en la aplicación Moto, cómo configurar el smartphone para diferentes momentos del día, reuniones, trabajo, noche… Cosas que en definitiva ayudan a automatizar un poco nuestro día a día. Los gestos son quizás el punto más simple pero que más ayuda, primero la “doble sacudida”, para iniciar la función de linterna, y después, el doble giro, para iniciar la cámara desde cualquier situación.

Rendimiento

Motorola Moto G 2015 analisis

Desde que presentaron el Motorola Moto G (2015) el procesador montando recibió duras críticas, que si el Snapdragon 410 era un procesador de hace mucho tiempo, que si el Motorola Moto E monta el mismo modelo, y muchas palabras más. La realidad es que a día de hoy el Motorola Moto G es capaz de ofrecer una experiencia de usuario fluida con ese procesador, y más allá de eso nos tenemos que comer todas las posibles palabras malas que tengamos en contra del modelo que ha escogido Motorola para su nuevo dispositivo. Nosotros hemos probado el modelo de 8 GB de almacenamiento interno y 1 GB de memoria RAM, así que todas las valoraciones las haremos en relación a ese modelo, pero la opción de 16 GB de almacenamiento con 2 GB de memoria RAM debe funcionar mejor al contar con más memoria RAM.

El nuevo niño de Motorola nos permite navegar sin problemas, consultar las redes sociales y poder utilizar casi cualquier aplicación del día a día sin problemas, es cierto que la velocidad no es altísima –también influenciado por las transiciones y animaciones lentas de Android 5.1 Lollipop– pero la experiencia es fluida y con pocos problemas. El dispositivo hasta nos permitirá disfrutar de una buena experiencia jugable si no nos centramos en juegos extremadamente exigentes. En definitiva, el usuario medio podrá disfrutar sin problemas de este Motorola Moto G (2015) y de su rendimiento.

El apartado que también me ha gustado mucho es la autonomía, pese a contar con “solo” 2.400 mAh de batería, disfrutaremos de más de una jornada de uso. Parece claro que tanto el procesador de 64-bits de la firma americana, cómo la optimización a nivel de software que ha conseguido Motorola, hacen que el terminal nos ofrezca 6 horas de autonomía en una jornada sin muchos problemas, e incluso que podamos llegar a los tres días de uso si somos usuarios poco exigentes.

Conclusiones Motorola Moto G (2015)

Una compra asegurada, estamos ante uno de los mejores dispositivos de la gama media, y por 200 euros, tenemos un dispositivo muy equilibrado, sin ninguna duda la versión más completa que ha presentado Motorola de su exitosa familia Moto G, pero la que tendrá más difícil gobernar en el mercado por la subida de marcas como Alcatel, bq o alguna otra opción más en diferentes territorios.

Los apartados mejorables del dispositivo los podemos encontrar en la pantalla, con un brillo algo bajo, podíamos esperar algo más de un panel de Motorola, pero la realidad es que el brillo es bajo, y otros apartados como los colores son mejorables, aunque mantienen un buen nivel para la experiencia global que ofrece el panel. El grosor y el peso del Motorola Moto G (2015) tampoco son dos datos muy salientables, y la realidad es que encontramos dispositivos más compactos en este tamaño de pantalla y con baterías mayores –al final uno de los apartados que más influye en el grosor–.

Motorola Moto G 2015 analisis

Por el lado positivo tenemos que hablar del sistema operativo, Android 5.1 Lollipop de manera nativa y los tres detalles que añade Motorola son muy importantes y ofrecen un rendimiento muy bueno. La cámara nos ofrece una experiencia fotográfica muy positiva, por encima de la mayor parte de la gama media y que cumplirá con la mayor parte de los usuarios que pueden pensarse en comprar un terminal de 200 euros. Motorola ha sido capaz de renovar su exitosa gama Motorola Moto G con un par de detalles respecto al año pasado, para muchos insuficiente a nivel de cambios sobre el papel, pero la realidad es que el modelo del 2015 será capaz de satisfacer a muchos usuarios que no estén dispuestos a gastar más de 200 euros en su smartphone.

Motorola Moto G (2015)

Motorola Moto G (2015)
80.4

Pantalla

7/10

    Diseño

    8/10

      Rendimiento

      8/10

        Cámara

        8/10

          Sistema operativo

          10/10

            Pros

            • Contar con Android 5.1 Lollipop de manera nativa es un factor determinante para aportar fluidez y estabilidad a la experiencia de usuario
            • La cámara es uno de los saltos más grande que hemos visto en una saga, muy buen rendimiento para la gama media
            • La autonomía de este Motorola Moto G (2015) es muy buena, el día de uso está garantizado en todas las situaciones

            Cons

            • El dispositivo es algo grueso y su diseño es mejorable, pero también hay que decir que se hace cómodo
            • La pantalla utiliza tecnología de otros años, si el panel es diferente al de la versión del 2014 las diferencias son mínimas. El nivel de brillo es muy mejorable
            • Nos puede faltar algo de potencia en alguna cosilla, aunque por lo general funciona bien, todo dependerá del usuario

            2 comentarios

            1. Pingback: Motorola Moto X Play rendimiento de la batería

            2. Pingback: Motorola Moto X Play opiniones y calidad sobre su cámara

            *

            Top

            Uso de cookies

            Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

            ACEPTAR
            Aviso de cookies