Panasonic Lumix CM1, análisis

Panasonic Lumix CM1 análisis

Si seguís con asiduidad The Groyne sabréis que hemos analizado bastantes productos en los últimos meses, en especial smartphones y alguna que otra cámara, pero nunca nos habíamos enfrentado a un dispositivo como esta/este Panasonic Lumix CM1 hasta el momento. Una mezcla entre cámara y smartphone, un dispositivo completo, con gran capacidad para ser una muy buena cámara y un muy buen teléfono móvil, pero el cual hay que saber situar muy bien en el mercado, para entender bien el nicho al que va dirigido.

Cómo siempre nos gusta ponernos en situación antes de atacar al dispositivo, son unos artículos que nos ayudan a enfocar el análisis con un pensamiento previo, y que en muchos casos responden a las preguntas más importantes que nos podemos hacer al enfrentarnos a un terminal de este tipo.

El primer artículo que hicimos venía a comentar sobre el concepto de compacta de gama media/alta con Android cómo sistema operativ, y las múltiples ventajas de esto, y el segundo la calidad de un smartphone con un sensor fotográfico de 1 pulgadas, un tamaño de otro segmento muy diferente a los móviles y un detalle que lo coloca en la mejor situación del mercado para aquellos que busquen grandes calidades fotográficas, pero no todo acaba ahí, y en The Groyne queremos contar más cosas de la Panasonic Lumix CM1.

Diseño

Panasonic Lumix CM1 análisis

La marca nipona es sin duda una de esas marcas que en sus diferentes familias de productos buscan tener una identidad propia, cualquier amante serio de la fotografía, es capaz de diferenciar cualquiera de los productos de gama alta de Panasonic en cámaras compactas o mirrorless, sin ir más lejos, esta cámara tiene detalles que me recuerdan a la Panasonic Lumix LX100, pero sin duda a la Panasonic Lumix GM1, hablando especialmente de materiales, tipo de acabado metálico, ruedas y diales.

Sin ninguna duda esto es un punto a favor, estamos hablando de grandes detalles, buenos materiales, y un diseño cuidado, sin duda la marca Panasonic ha llegado a un punto de diseño y fabricación de cámaras del cual no todas las grandes marcas pueden presumir. El punto más diferencial que he encontrado es el acabado de la parte trasera –si hablamos de un smartphone y delantera si hablamos de una cámara, vamos, donde está el objetivo, para que sea más fácil entendernos, y es que el acabado imitando cuero da una gran sensación a la mano.

Panasonic Lumix CM1 análisis

El punto de diseño más conflictivo es el grosor, conflictivo porque cuando hablamos de una cámara tenemos un dispositivo muy fino –vale que no tiene zoom y eso siempre ayuda a reducir el grosor–, pero cuando hablamos de un smartphone la realidad es que le sobran unos milímetros para llevarlo en el bolsillo en nuestro día a día, aunque es un grosor extra asumible.

Para el funcionamiento cómo cámara, si nos queremos meter en temas muy concretos con funciones manuales, la verdad es que se hace complicado, agarrar el smartphone usar la pantalla, modificar los parámetros manuales para realizar la fotografía, sin duda no está pensado para usarlo como una cámara réflex, con el manual todo el tiempo, por lo que podemos considerar que tiene un funcionamiento más que correcto. Además tenemos una serie de añadidos raros en un smartphohe y obligatorios en una cámara, botón de activación de cámara directo, un anillo en la parte frontal y botón dedicado de disparo, detalles imprescindibles en una cámara como está, pero muy agradables si usas la Panasonic Lumix CM1 para lo que está concebida, tu teléfono del día a día.

Pantalla

Panasonic Lumix CM1 análisis

Aquí hay mucho que añadir y es que no tenemos más opciones que la pantalla propia para las dos cosas, no hay visor, como es normal para no hacer crecer el tamaño, y entonces nos “conformamos” con una pantalla de 4,7 pulgadas con calidad Full HD, algo obligatorio en cualquier smartphone de gama media/alta, pero una resolución y tamaño que no es muy habitual a la hora de probar una cámara compacta. Sin duda para usarlo como cámara es un gustazo, puedes ver el detalle, controlas mejor las proporciones del encuadre y te ayuda a enfocar mejor gracias a tener un mayor tamaño y resolución, teniendo así más nitidez la visualización.

La pantalla hablando de datos técnicos es muy buena, evidentemente con ese tamaño y resolución tenemos un buen nivel de detalle, además cuenta con buenos colores, aunque quizás algo más apagados de lo que podríamos esperar en algunos casos, unos buenos ángulos de visión y una calidad en general más que apropiada para el dispositivo que se trata. El panel táctil también cuenta con una buena reacción al tacto, sin duda esta Panasonic Lumix CM1 cuenta con un gran panel.

El brillo máximo aunque mejorable es más que suficiente, eso sí, con luz directa solar no esperéis tener una gran sensación de color y contraste, ya que la verdad es que ahí perdemos bastante de esto, pasa con casi todos los smartphones del mercado, por muy buena que sea su pantalla, aquí no iba a ser menos.

Uso

Panasonic Lumix CM1 análisis

En este caso tenemos que separarlo en dos partes muy diferenciadas, uno relacionado con el uso fotográfico y el otro cómo smartphone, los dos están relacionados con el diseño. Primero hablando de un smartphone no hay grandes diferencias respecto a otros del mercado, y más si nos metemos dentro del mundo Android, Panasonic ha decidido dejar Android de manera nativa –durante la prueba el Panasonic Lumix CM1 actualizó a Android 5.0 Lollipop–, con todo lo que eso implica, unas cuantas aplicaciones necesarias para temas fotográficos y todo lo demás salido de Google.

Buen funcionamiento en general, rápido y bastante fluido, el procesador Qualcomm Snapdragon 801 ayuda a eso, sin ninguna duda. Por lo demás quizás el problema de uso hablando de un smartphone sea el diseño, el objetivo y el grosor en general no ayudan a poder utilizar el Panasonic Lumix CM1 con una mano de manera sencilla, pero pese a todo eso, me parece que está más logrado de lo que podríamos esperar en un híbrido.

Panasonic Lumix CM1 análisis

Cuando nos centramos en el apartado fotográfico, como ya hemos comentado en la parte del diseño, tenemos problemas para usar la cámara en manual, pero la lo cierto es que en automático, el tipo de modo más habitual en un dispositivo como este, todo es muy sencillo, botón de disparo, grosor suficiente y una serie de detalles que nos servirán para nuestro día a día.

En la cámara casi todo, por no decir todo, se controla desde la interfaz que ha creado Panasonic en su cámara Lumix, se nota la capacidad que tiene la marca nipona haciendo cámaras, porque en este caso la interfaz es bastante cómoda, sin duda el apartado del Quick Menu que ya hemos visto en otras cámaras de la marca es un gran añadido, añade mucho valor y facilidad para poder cambiar muchos parámetros diferentes sin grandes problemas y sin volvernos locos buscando en los menús.

Sensor y objetivo

Panasonic Lumix CM1 análisis

Aquí está la gran diferencia si hablamos de la cámara como smartphone y el gran punto si hablamos de la cámara como compacta, un sensor con un tamaño de 1 pulgada es muy grande para cualquiera de las dos vertientes del dispositivo, en este caso es sinónimo de calidad y es sin duda uno de los factores que nos hacen hablar de esta cámara como una gran opción para los amantes de la fotografía si buscan un solo dispositivo para su bolsillo.

El objetivo cuenta con una distancia focal equivalente a 28 mm, un zoom óptico de 1,41 aumentos y una apertura focal f2.8, con lentes Leica, algo que ayuda a tener una gran calidad y una lente muy luminosa, lo que unido a un sensor de gran tamaño y con 20 megapíxeles nos crea un bonito efecto de desenfoque, no llegamos a resultados de DSLR cómo era de esperar, pero sí que tenemos unas prestaciones bastante interesantes para tratarse de una cámara compacta/smartphone.

Autonomía

Quizás sea el punto que menos me ha gustado de todo lo que he podido probar en la Panasonic Lumix CM1, no es que sea insuficiente, si hablamos de un smartphone tenemos un día de uso, tampoco se le puede pedir más, porque eso aún implicaría más grosor y sin duda es algo que no era rentable. En el apartado fotográfico, tenemos una autonomía suficiente, aunque sin duda el problema viene cuando combinamos las dos necesidades, ahí el rendimiento baja bastante.

Cámara

Panasonic Lumix CM1 análisis

Aquí tenía la duda de cómo expresar esto, pero al final creo que parece evidente que debo de hablar de esto como un smartphone, porque el que busca una cámara como esta lo que quiere es un smartphone y necesita saber si lo que va a aportar respecto a otro modelo del mercado es muy grande. En líneas generales podemos decir que sí, la diferencia a nivel de calidad va a ser notable.

Con el sensor de tipo MOS de 20 megapíxeles tenemos una gran cantidad de información para capturar, además el ya mencionado tamaño nos ayuda a capturar más luz y a trabajar mejor en condiciones malas donde tenemos que subir la sensibilidad para capturar más luz. El motor Venus ayuda a obtener mejores colores, y controlar las zonas de alto contraste. Todo esto además nos permite grabar las fotografías en formato RAW, algo que sin duda es un extra y además de manera nativa, pensado desde la propia aplicación de la cámara y con un gran sensor, por lo que en funcionamiento será mejor que en otros smartphones.

Panasonic Lumix CM1 análisis

En el uso de la cámara, y como me pasa siempre con Panasonic, tengo que hacer especial atención en el sistema de enfoque y visualización del enfoque manual, muy rápido el sistema automática y muy útil el sistema de enfoque a mano con el sistema Focus Peaking, que con una marca de contraste nos indica cuales son los puntos enfocados del sistema, sin duda algo muy útil para aquellos amantes del vídeo que quieren aprovechar el vídeo en 4K a 15 fps –no muy recomendable para la mayor parte de situaciones– o el vídeo en Full HD a 30 fps.

En cuanto a la calidad fotográfica, tenemos unos buenos niveles de definición, rango dinámico y profundidad de color, muy buenos si los comparamos con los mejores smartphones del mercado. En especial cuando hablamos de situaciones complicadas, rango dinámico y control de ruido a sensibilidades altas. Como se puede apreciar en la foto comparativa, al igual que en las imágenes de Flickr, con valores de ISO bajos no tenemos problemas, el ruido se empieza a ver en 800 ISO y está muy controlado hasta 1600 ISO, para 3200 ISO en una escena clara y controlando la exposición, además de un filtro de reducción de ruido podemos pasar sin ver ningún defecto. Hasta 6400 ISO podemos aceptarlo con mucho cuidado, de ahí para arriba solo en momentos muy concretos por razones muy especiales.

Aquí os dejamos un enlace al álbum en Flickr de la Panasonic Lumix CM1.

Conclusiones Panasonic Lumix CM1

Panasonic Lumix CM1 análisis

Sin duda uno de los mejores gadgets fotográficos del mercado, se trata de una cámara de gama media/alta con un sensor de una pulgada y un gran rendimiento y un smartphone de gama media/alta que se combinan para ofrecer una experiencia de usuario diferente y muy completa, para mí ha sido una auténtica maravilla disfrutar de un dispositivo como este dos semanas, partiendo de la base de que soy un amante de Android y cada vez me gusta más la fotografía, este híbrido, es casi perfecto para mí.

En cuanto al rendimiento como cámara compacta, es de lo mejor del mercado, está claro que la falta de un zoom óptico mayor es una gran desventaja respecto a otras del mercado, pero todo no se puede tener en un tamaño tan pequeño como tiene esta Panasonic Lumix CM1. Por otro lado el smartphone si hablamos puramente de Android, cumple con las expectativas que puede tener casi cualquier usuario, con la única pega de la batería, que si bien no es horrible, sí que podría ser mejorable.

Panasonic Lumix CM1

983,58
Panasonic Lumix CM1
8.5

Diseño

9/10

    Pantalla

    9/10

      Cámara

      10/10

        Autonomía

        7/10

          Sistema operativo

          9/10

            Puntos positivos

            • La cámara es excelente si analizamos la Panasonic Lumix CM1 cómo un smartphone
            • Las posibilidades que ofrece Android a una cámara son casi infinitas, una buena decisión
            • El diseño está muy conseguido, no es el terminal más cómodo del mundo pero sin duda sus acabados son muy buenos
            • Las opciones de software de Panasonic están muy bien, la interfaz de la cámara es bastante cómoda

            Puntos negativos

            • El precio se antoja una barrera difícil de superar en el mercado
            • El vídeo en 4K es testimonial, 15 fps es una cosa ridícula si hay smartphones con 25/30 fps, este no es el camino
            • Un puerto de opciones para poder vincular algún accesorio extra, más batería, grip, flash externo, etc... relacionado con la fotografía estaría bien

            Un comentario

            1. Pingback: Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge, su cámara

            *

            Top

            Uso de cookies

            Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

            ACEPTAR