A raíz de la nueva norma surgida en Europa (en referencia a la devolución de las aplicaciones hasta en 14 días) surgen numerosas preguntas o tal vez algunas dudas con la que poder afrontar una norma que no beneficia a todos por igual y que se deberían arreglar para poder así minimizar de alguna manera estas devoluciones.

Hasta la fecha los tres grandes sistemas operativos móviles diseñados por Apple, Google y Microsoft tenían distintas maneras de reembolsar su aplicaciones, algunos más discutibles que otros. Que pasaría si aparte de acatar esa norma las tres grandes plataformas pusieran de su parte para dar más soluciones (no solo en los métodos de devoluciones o sistemas de compras de aplicaciones) para que así los clientes no recurran a otras vías. Se necesita aunar criterios e intentar contentar a todos, evidentemente también deberán poner de su parte los desarrolladores.

microsoft-apple-google

Quizás una de esa soluciones debiera empezar por permitir instalar aplicaciones para probarlas antes de comprarlas definitivamente (que si cumple Windows Phone pero no Android ni tampoco iOS) y así no tener que devolverlas, evidentemente con un tiempo mucho mayor (que ya marca la norma y que hasta ahora no cumplen ni Android ni Windows Phone) y aparte hacerlo en toda la amplitud (pocos desarrolladores ofrecen la posibilidad de probar su aplicación con todos sus extras y si muchos las llamadas “demos”) de una aplicación.
¿Qué conseguimos con ello?, pues de momento poder tener más tiempo de decisión sobre que hacer una vez la hayamos probado a fondo, de esta manera si nos ha convencido, nos ha gustado o simplemente nos ha sido de gran utilidad se decida a comprarla. Esto de momento ya nos evitaría tener que recurrir a las complejas formas de devolución que usan algunas de estas plataformas y que en muchas ocasiones echan para atrás a muchos de estos futuros compradores.

Pero no queda ahí la cosa, ¿quien no ha recurrido alguna vez al uso de aplicaciones digamos “piratas”?, cada día son más lo que recurren a estos casos, debido precisamente al engorroso tema de las devoluciones o al tema de las compras in-app (compras dentro de las aplicaciones, que hacen que el precio final suba demasiado) con la típica excusa del “así tengo mayor tiempo de prueba” o del “para que pagar cuando puedo tener todas las opciones totalmente gratis”. Todos sabemos lo fácil que es en algunos de estos sistemas operativos descargar aplicaciones totalmente de pago fuera de la Store oficial, pero también lo vulnerables que somos a los llamados “malwares” debido al uso de estas aplicaciones “no legales”. Una razón más para buscar una solución al tema de las pruebas de aplicaciones y que los clientes no se aprovechen de esto.

versus_1520

Y todavía hay más, ¿nadie ha pensado en hacer de “pillo”?, si, en comprar ciertos juegos y los termines o en libros y los finalizes u en otras aplicaciones que vayas a usar solo un par de días y al final todo esto lo acabes devolviendo. ¿Estarán dispuestas Apple, Google y Microsoft a afrontar el déficit monetario de todas estas devoluciones?, quizás sea mejor dar con una solución a este tipo de compras antes de que todo eso ocurra.

En otro lado, y en sentido positivo estaría la llamada “barra de medir” de la Play Store, App Store y Windows Phone Store, todas estas devoluciones o compras podrían “ayudar” a los desarrolladores aparte de a estas tres grandes empresas. Os estaréis preguntando, ¿cómo?, digamos que todas las Stores tendrán un mayor registro de que es lo que más se devuelve y de lo que más se compra o se necesita. En ese apartado es donde entra el desarrollador, donde más cosas tiene que decir, es la mejor manera de ver que desea el cliente, que es lo que más busca o instala, lo que más compra y lo que más devuelve. Es la mejor planificación para un desarrollador, trabajar sobre una idea sabiendo que es lo que más gusta, quiere o necesita el cliente. En definitiva menos aplicaciones “chorras” y más trabajo sobre las necesarias.

apple-vs-android-vs-windows

Personalmente pienso que el éxito de un sistema operativo móvil no solo debe enmarcarse en su vistosidad, practicidad o usabilidad, debemos tener presente una gran seguridad, por todos ellos este tipo de casos deben ser los más claros posibles y con las normas más concretas posibles. Nos nos engañemos, Apple , Google y Microsoft desean más que nadie que sus empresas tengan éxitos y aun teniendo en cuenta que son rivales entre si, también deben saber que en la unificación de sus normas y criterios y en la opinión de sus clientes y desarrolladores es donde se gana el reconocimiento y el respeto hacia un sistema más usable y por tanto más fiable.