Xiaomi Mi 10, análisis con vídeo

Xiaomi Mi 10

Sin duda es uno de los terminales que más gente esperaba para este año 2020, el gama alta de Xiaomi, este año personificado en el Xiaomi Mi 10, siempre es uno de esos terminales en los que todo el mundo confía. La marca ha ido mejorando su rendimiento año a año. Desde unas primeras versiones que estaban bien por su precio –con problemas de uso por su software y su procedencia–. La marca se ha ido adentrando en los mercados occidentales llegando a ser un competidor real con las demás marcas, y eso conlleva una cosa clara, la subida de precios para competir directamente con el resto de fabricantes.

Una marca que tenía dispositivos de gama alta por 400 euros hace no tantos años, ahora tiene un gama alta como este Xiaomi Mi 10 por 800 euros de precio de lanzamiento –aunque ahora esté algo más barato–. Además en su momento presentó un dispositivo premium de 1.000 euros, en forma de Xiaomi Mi 10 Pro, y lo ha mejorado recientemente con el Xiaomi Mi 10 Ultra. Muchos dispositivos y mucho más caros. Esto nos hace tener que replantear de una manera diferente los dispositivos y los análisis. Un terminal de 400 euros que compite con un gama alta, no es un gama alta, pero un dispositivo de 800 euros, hay que valorarlo como tal. Y quizás ahí es dónde este Xiaomi Mi 10 más tiene que perder…

Diseño

Xiaomi Mi 10
Foto de Rubén Ulloa | The Groyne

Lo que es el diseño está un pasito –corto– por detrás de los mejores terminales del mercado. Sienta bien a la mano, se siente bien fabricado, usa materiales nobles, pero si lo comparas con los 4 o 5 terminales top, para mí, no está ahí. No le falta mucho, pero no podemos decir que sí, si no es verdad. El dispositivo tiene un par de detalles que me han resultado curiosos y que impiden quizás un funcionamiento normal en alguna situación. Por ejemplo, la último sensor de la cámara, está muy abajo, es muy redondo, sobresale mucho y está muy solo… esto provoca que el dispositivo baile en la mesa. El módulo de cámara es enorme y esa última cámara es el gran angular, el dedo sale 9 de cada 10 fotos que haces con él.

Entiendo que son detalles que seguro que están por alguna razón. Por ejemplo el tamaño de los sensores. La distancia entre los dos sensores principales y todo eso. Pero sigo pensando que eso se podría mejorar. En lo demás poco que decir la verdad. Dispositivo grande y pesado, como todos los gama alta de este año. Trasera de vidrio, chasis de metal y pantalla curva. Creo personalmente que las pantallas curvas han pasado de moda, y ya nos hemos dado cuenta muchos que para algunas cosas generan más problemas que beneficios. La verdad es que tuve un Samsung Galaxy S7 Edge en su momento, y no echo de menos la pantalla curva desde aquella.

Pantalla y sonido

Xiaomi Mi 10
Foto de Rubén Ulloa | The Groyne

La pantalla está bien, buen brillo, buenos colores, una tecnología que nos gusta –AMOLED–, la verdad es que todo está muy bien. Tenemos casi 6,7 pulgadas con una resolución Full HD+ y una tasa de refresco de 90 Hz. Nos ha gustado y es usable en cualquier situación. Pero vuelve a pasar lo mismo, estamos un paso por detrás en muchas cosas. Por ejemplo, el brillo, está quizás un paso por detrás de las dos o tres mejores pantallas –OnePlus o Samsung–. La tasa de refresco no llega a 120 Hz, como si lo hacen otras. La resolución es Full HD+ en vez de QHD+ como algunos de sus rivales. Es un gama alta, pero no es rival de los gama premium –por llamarlos de alguna manera–.

En el caso del sonido tenemos todo lo contrario. Tenemos para empezar un diseño casi único en el mercado actual, dos altavoces estéreo idénticos. Nada de altavoz en un lado y adaptación del auricular en el otro, aquí tenemos dos altavoces situados en el marco, uno superior y otro inferior que son de igual calidad. El móvil gracias a esto suena bastante, muy alto y con dos fuentes emisoras, mucho más cómodo. El sonido no está mal, y la verdad es que es una gran experiencia sonora. A veces, cuando el sonido está al máximo la calidad baja un poco, pero tampoco es un gran problema.

Cámaras

Xiaomi Mi 10
Foto de Rubén Ulloa | The Groyne

En este Xiaomi Mi 10 contamos con un sistema total de 5 cámaras. Una cámara delantera de 20 megapíxeles que la verdad es que funciona bastante bien. Nos ha gustado bastante, quizás en algunas situaciones empasta un poco las pieles, pero bueno, es algo a lo que ya estamos acostumbrados en muchos dispositivos. Buen rango dinámico y unos colores correctos –las pieles quizás son algo rosas–. En la parte trasera tenemos 4 cámaras, aunque funcionales son solamente dos de ellas. Tenemos una distribución un tanto extraña, tres cámaras en el mismo módulo y una cuarta cámara en la zona inferior, que molesta un poco –es el angular y la tapas casi siempre si coges el teléfono de una manera normal–.

Las otras dos cámaras traseras que son un complemento, por decirlo de alguna manera, son una lente de retrato y una lente macro. Cualquiera de las dos por si solas no tienen mucho que comentar. La lente retrato ayuda a algunas escenas para el modo retrato –algo que se podría hacer con otra lente creo yo–. El objetivo macro, casi me niego a hablar de él, no entiendo que un dispositivo de este precio tenga una cámara tan mala como esta macro. Quizás Xiaomi tenía que haber recortado otra cosa y poner un macro mejor o una lente teleobjetivo. Menos es más –cuando el más no sirve–.

Las otras dos cámaras, las realmente interesante son una cámara gran angular de 13 megapíxeles y un sensor principal de 108 megapíxeles. Este sensor tan grande permite hacer un zoom híbrido correcto de hasta 5 aumentos. Pensad que hay muchos megapíxeles que se pueden recortar para tener una foto de 10/12 megapíxeles de cierta calidad. Tampoco hay que olvidar que estos sensores con píxeles tan pequeños no dan una gran calidad al 100% entonces a partir de 5 aumentos, el rendimiento baja mucho, pero hasta ahí está bien.

Hablando de las fotografías estándar mediante pixelbinning tenemos un buen rendimiento. Fotografías con buenos colores, buen rango dinámico y en general un buen rendimiento. No así en el modo de 108 megapíxeles, donde todo esto baja bastante. La cámara angular es correcta, pero sufre en las situaciones más complicadas, donde tenemos poca luz y un rango dinámico algo más limitado. En especial en las esquinas tenemos una nitidez mejorable. Los colores no están mal y las diferencias entre los dos sensores no es muy acusada, pero en situaciones complicadas de luz, sí que vemos que la lectura de la temperatura de color o el tono es bastante diferente.

La aplicación de Xiaomi está bien, muchas funciones y permite configurar algunos modos específicos y situarlos en una situación más accesible. Si haces muchas fotos de noche, o si necesitas hacer muchas fotos de 108 megapíxeles, puedes configurarlo a tu gusto. Le faltan quizás algunos gestos o accesos más rápidos y sencillos para estos terminales tan grandes –como hace Samsung o LG por ejemplo–.

Sistema operativo y seguridad

Xiaomi Mi 10
Foto de Rubén Ulloa | The Groyne

Xiaomi siempre ha apostado por un sistema operativo en base Android pero muy personalizado. Tano que a veces cuesta creer que por detrás esté el sistema operativo de Google. En este caso probamos el dispositivo fundamentalmente con MIUI 11, pero ya se puede poner MIUI 12. Un sistema operativo con base en Android 10, pero que bebe mucho en su diseño de iOS. Muchas de las pantallas propias pues ves que se fundamentan en realidad en la forma de hacer los iconos y las formas del sistema operativo de Apple.

Está muy bien que Xiaomi siempre busque actualizar sus dispositivos bastante rápido. Aunque es cierto que algunas actualizaciones son poco maduras. Es lo que pasa cuando tienes un catálogo de productos tan grande. No siempre quedan todo lo optimizados que podrían. Los pocos días que estuvimos con MIUI 12 el dispositivo iba bien, pero quizás hay algunos detalles mejorables. Seguramente en próximas versiones no veamos eso. Además, tenemos muchas cosas, demasiadas que necesitamos controlar para tener un uso “normal” del dispositivo. El fabricante tiene que eliminar algunos ajustes, en especial temas de batería o restricciones.

Respecto a la seguridad tenemos desbloqueo facial mediante la cámara delantera y un sensor de huellas en pantalla muy rápido. Uno de los más rápidos que hemos probado, así que por ese lado muy contentos.

Rendimiento y autonomía

Xiaomi Mi 10
Foto de Rubén Ulloa | The Groyne

Especificaciones

  • Pantalla de 6,67 pulgadas de tipo AMOLED con resolución FHD+ (1080 x 2340 píxeles) con una tasa de refresco de 90 Hz
  • Cámaras traseras: cámara principal de 108 megapíxeles f/1.7 con OIS, cámara angular de 13 megapíxeles f/2.4, sensor de profundidad de 2 megapíxeles y lente macro de 2 megapíxeles
  • Cámara delantera: 20 megapíxeles
  • Dimensiones: 162,6 x 74,8 x 8,96 mm, 208 gramos
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 865 1×2,84 GHz + 2×2,42 GHz + 4×1,8 GHz
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Almacenamiento: 128 GB / 256 GB de ROM
  • Batería: 4.780 mAh con carga inalámbrica reversible y carga rápida de 30 W
  • Sistema operativo: MIUI 11 sobre Android 10 (actualizable a MIUI 12)
  • Conectividades: Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac 2,4G+5GHz, Bluetooth 5.1, NFC y 5G

Ya solo viendo las especificaciones vemos que se trata de un dispositivo muy potente. Ese procesador, con esa memoria RAM y esas diferentes configuraciones de almacenamiento nos hacen darnos cuenta que se trata de un dispositivo realmente muy interesante. Tenemos uno de los mejores procesadores del mercado –en realidad el mejor cuando salió a la venta–, una buena memoria RAM y esto hace que el dispositivo sea muy fluido en el día a día. Además sumamos los detalles de tener UFS 3.0 o memoria RAM DDR5, con las mejores tasas de transferencia en el mercado.

No tendremos problemas para las acciones más habituales del día a día, ahí, esta potencia y los 90 Hz de la pantalla nos dan un rendimiento muy bueno. Además de esto, podremos hacer casi lo que queramos. No habrá limitaciones en los juegos ni en ninguna aplicación por muy exigente que sea. Todo va a ir muy bien, va a ser muy fluido y no vamos a tener problemas. Quizás notemos algunos momentos de lag, más relacionados con la capa de personalización y el problema que está teniendo Xiaomi con la optimización de su capa este 2020.

La batería es uno de los peores puntos de este terminal. Sobre el papel, sus 4.780 mAh deberían ser más que suficientes para cualquiera, pero no es así. Además, yo lo he probado con MIUI 11 y parece que MIUI 12 es algo peor en este sentido. No tendremos problemas para un día de uso normal, pero si eres un usuario muy exigente, quizás sufras para llegar al final del día. Parece increíble que con casi 5.000 mAh de batería lleguemos a estos problemas.

Conclusiones Xiaomi Mi 10

¿Vale la pena el Xiaomi Mi 10? Pues claro que sí. Pero solo si lo encuentras a un precio interesante, porque si este dispositivo lo vas a comprar a su precio oficial de 800 euros, tienes mejores alternativas que comprar por ahí. Las cosas positivas a destacar son bastantes. Por un lado me gusta el dispositivo a nivel de diseño, es bonito, pero tiene esos pequeños defectos que comentamos. La pantalla también está bien. Y para acabar, el rendimiento es excelente.

Por el lado negativo, tenemos ciertas limitaciones en la batería, y en las cámaras complementarias. Ahí el fabricante se ha equivocado, si quería ofrecer un terminal más económico, quizás tenía que haber eliminado otras cosas –me planteo incluso acabados o pantalla curva–, y ofrecer al menos un teleobjetivo. Es un fallo que tengo que reconocer que me dejó un poco frío. Sus “otras” cámaras están al nivel de las de un dispositivo de 200 euros.

Xiaomi Mi 10
Foto de Rubén Ulloa | The Groyne

En general la compra se complica si metes al Xiaomi Mi 10 Pro en la ecuación, con unas cámaras mucho más equilibradas, o si hablas de los nuevos Xiaomi Mi 10T –en todas sus variantes–, incluso si metes al realme X50 Pro 5G –para mí la mejor compra en 600 euros–.

Xiaomi Mi 10

8.5

Diseño

8.5/10

Pantalla y sonido

8.5/10

Rendimiento y autonomía

9.0/10

Fotografía

8.0/10

Software y seguridad

8.5/10

Pros

  • La relación calidad/precio del dispositivo es muy buena, tiene recortes clave para hacerlo más económico, pero el global es más que notable
  • El rendimiento con uno de los procesadores más potentes del mercado es realmente bueno

Contras

  • Las cámaras secundarías son absolutamente mejorables, el angular se salva pero los otros dos sensores, están para aparentar
  • A nivel personal MIUI me pone muy nervioso, no es mala capa, pero tienes que acostumbrarte a usarla porque sino te vuelves loco

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.