realme C3, análisis con vídeo

realme C3

El realme C3 es uno de los dispositivos más baratos del catálogo de la firma. Es un terminal comedido en peso, y que tiene que hacer algunos sacrificios para poder tener un precio tan contenido, aunque la realidad es que casi todos son justificados. Se trata de un terminal grande. Terminado en plástico, y que por fin, no busca mentir. No me gusta cuando un fabricante intenta tapar materiales que no considera nobles. Aquí tenemos un terminal fabricado en plástico, y está bien fabricado, la verdad es que hasta ahí podemos decir, y estamos contentos.

El dispositivo es grande, poco a poco nos tendremos que acostumbrar a eso, y la verdad es que a mí me está costando. Las 6,5 pulgadas de tamaño, hacen complicado que usemos el dispositivo con una mano –algo difícil en el mercado actual–. Uno de los detalles a nivel de uso que sí que me gustan, es que el dispositivo es estrecho y largo. La realidad es que es también habitual tener dispositivos cada vez más panorámicos, parece que los dispositivos que se acercan al ratio 21:9, y eso hace que sean fáciles de agarrar en el ancho, aunque no llegamos a la zona superior de las notificaciones.

realme C3
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

La parte trasera tiene un acabado rayado con unas pequeñas ondas. La verdad es que es atractivo, pero no está todo pensado para todo el mundo. Al menos creo que no. Nosotros hemos probado el terminal azul, también lo hay en verde. Una de las cosas que menos me gusta de realme –y en general de los terminales BBK– es el tipo de encaje del módulo trasero de la cámara con el resto del dispositivo. Siempre parece que tiene un poco de gap entre las dos partes, y no acaba de transmitir. El módulo también está realizado en plástico con acabado cromado. Sobresale bastante, y no es muy cómodo para colocar encima de una superficie plana.

Pantalla y sonido

El realme C3 tiene unas especificaciones justas cuando hablamos de la pantalla, en este caso cuenta con un panel muy grande, 6,5 pulgadas pero solamente se queda en resolución HD+. Sobre el papel la verdad es que con un terminal de precio contenido entiendo perfectamente que se use un panel HD, el asunto es que aquí estamos en 6,5 pulgadas, y ya empieza a estar un poco en el límite del uso. La definición es justa, quizás no tanto para el día a día, pero sí que notamos pequeñas deficiencias en algunos momentos. Es más acusado cuando vemos vídeos de servicios en streaming que usan códecs con poca calidad.

realme C3
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Si hablamos del resto de características, el panel es correcto, tiene un brillo aceptable, y aunque a plena luz del día es complicado de ver, por ese precio, creo que cerca de 500 nits, está muy bien. Los colores son buenos, bastante saturación y en general buena experiencia. Los ángulos de visión son el punto más flojo, pero correctos. Para empezar a tener problemas tenemos que ir a posiciones que no son muy habituales.

En lo que respecta al sonido tenemos un sonido bastante alto. Un solo altavoz en la zona inferior, fácil de tapar. En este caso, tenemos un poco de distorsión si subimos el volumen al máximo, así que siempre será mejor bajarlo un poco. Aquí no podemos esperar doble altavoz, y no lo tenemos. Lo que sí que hay, es salida de audio jack de 3,5 mm en este realme C3.

Apartado fotográfico

realme C3
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Sobre el papel tenemos cuatro sensores diferentes en este realme C3, aunque a la hora de la verdad, tenemos dos cámaras para el día a día, las demás no son muy usables. La cámara delantera cuenta con 5 megapíxeles. La verdad es que es una cámara correcta para este tipo de dispositivo en esta gama de precios. El rango dinámico está bien, no es ninguna maravilla, y en poca luz, sufre bastante. Como extras tiene un buen efecto recorte, me ha sorprendido bastante en algunas situaciones de luz mejorable.

Una de las cosas que más me han gustado en este terminal es el cambio de la aplicación de fotografía de realme. Esta nueva versión del software del fabricante –ahí va un spoiler–, viene con una nueva versión de software de cámara, que en esencia es lo mismo, pero que tiene un par de retoques. Ahora tenemos una opción “Más”, en lugar de tener un menú de hamburguesa en la esquina inferior izquierda, y esto nos hace que sea más fácil acceder a funciones concretas. En un dispositivo de este precio no hay grandes funciones extra, pero tener estas pocas opciones –macro, cámara lenta, modo profesional– a mano, es un cambio radical, y favorecerá que otros terminales con más funciones, tengan todos esos detalles a mano.

Cámaras traseras

En la parte trasera tendremos tres sensores, una cámara principal de 12 megapíxeles f/1.8, una cámara macro de 2 megapíxeles y una cámara para retrato de 2 megapíxeles. En este caso la cámara de retrato ayudará a conseguir un mejor recorte, y para un terminal de este precio estamos contentos. Siempre queda la duda de si es necesaria, ya que el propio terminal hace un recorte correcto en la cámara delantera sin una cámara específica. No sé si se puede resolver con otro sensor diferente, o si en realidad este sensor específico ayuda tanto a generar un recorte de más calidad.

La cámara macro de 2 megapíxeles a mí me ha gustado a nivel de calidad, está claro que no es magnífica, pero bueno, en este precio, tenemos que entender lo que hay. La gran duda es si vale la pena. La gran duda es si alguien usa esto. Yo creo que la podría borrar y metería ese dinero que vale en cualquier otra cosa. La cámara principal es más que correcta. Como siempre en fotografías con buena luz, son correctas, el HDR es necesario, y tenemos a veces un poco de defecto cromático púrpura, lo cual sorprende. Las fotografías en poca luz son un punto débil, pero encontramos algo que podíamos esperar. En general tenemos una experiencia fotográfica correcta, pero siempre nos quedará la duda de si podría ser mejorable con unos pocos detalles.

Software y seguridad

realme C3
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Aquí nos encontramos con Android 10 y la capa de personalización realme UI, dejamos atrás Color OS 6, y es una gran noticia. No hay un gran cambio en realidad, pero son pequeños detalles que poco a poco van haciendo más fácil y más familiar la capa de personalización. Aún así hay que reconocer que esperaba algo más. Seguimos teniendo cosas que no nos acaban de gustar. Pero eso pasa en casi todas las personalizaciones de fabricantes. Lo que más me sorprende de esta nueva personalización es la cantidad de blotware que viene instalado. Por lo demás contentos, aunque siempre podíamos esperar algo más. Eso sí, Android 10 por este precio, es una gran noticia –y actualizaciones varias durante las pocas semanas que lo hemos probado–.

A nivel de seguridad tenemos desbloqueo facial, correcto. Como siempre al no tener un módulo propio, sabemos que puede haber problemas de vulnerabilidad, aunque bueno, tampoco somos espías secretos –bueno, al menos yo no, vosotros no sé–. No es lo más seguro, pero si alguien te roba el teléfono o se te olvida en algún sitio, todo irá perfecto. Estos sistemas funcionan de manera mejorable con poca luz. Además tenemos un lector de huellas en la zona trasera del realme C3, aunque tengo que reconocer que está situado un poco arriba. No es muy fácil de alcanzar, y hay que reconocer, que es bastante plano, y a veces, además de ser difícil de alcanzar, es difícil de notar.

Rendimiento y autonomía

realme C3
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Especificaciones

  • Pantalla doble de 6,5 pulgadas LCD, resolución HD+ (1600 x 720)
  • Cámaras traseras: cámara principal de 12 megapíxeles f/1.8, lente macro de 2 megapíxeles y lente de retrato de 2 megapíxeles
  • Cámara delantera: 5 megapíxeles
  • Dimensiones: 164,4 x 75,0 x 8,95 mm, 195 gramos
  • Procesador: MediaTek Helo G70
  • Memoria: 2 GB / 3 GB / 4 GB de RAM
  • Almacenamiento: 32 GB / 64 GB de ROM + microSD
  • Batería: 5.000 mAh con carga revesrible
  • Sistema operativo: Android 10 con realme UI
  • Conectividades: Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0 y Jack de 3,5 mm

Si queréis más información del realme C3 os dejamos un enlace a la página oficial del fabricante con todas las espcificaciones, aunque la tabla de la derecha es un buen resumen. Hablando del rendimiento en sí, tengo que reconocer que no soy muy fan de los procesadores MediaTeK, mejoran y mejoran, pero no tengo claro si acaban de recortar la distancia con Snapdragon, aunque depende algo del tipo de procesador, y del momento –además de la gama–. En este caso, está claro que con una memoria RAM justa y un procesador de este tipo, no vamos a tener un gran rendimiento, y así es.

En general en el día a día, el dispositivo se muestra lo suficientemente ágil para mensajes, navegar y redes sociales, aunque tendremos momentos de ralentización. Eso mismo pasa en los ajustes, y en algunos momentos en los que abrimos varias aplicaciones –ahí la memoria RAM se nota–. Además en términos de potencia bruta, no podremos jugar a los últimos juegos del mercado, y también tendremos algunos pequeños problemas a la hora de usar algunas aplicaciones exigentes a nivel gráfico. En general tenemos un rendimiento correcto, pero con pequeños puntos a mejorar.

realme C3

La autonomía es sin duda el gran punto de este realme C3. Se trata de un terminal con una batería muy grande, 5.000 mAh, con esta resolución de pantalla y un procesador con poca potencia –y que se ha demostrado bien optimizado en nuestra prueba–, hacen que la autonomía sea casi infinita. En algunos casos, pasaremos de las 10 horas de uso de pantalla sin grandes problemas, y para aquellos usuarios que seáis poco exigentes, que uséis poco el terminal, los 3 o 4 días de uso no están lejos. Durante la prueba, usando el terminal como segundo dispositivo para algunos correos, un par de llamadas y alguna revisión de redes sociales, prácticamente me duraba la semana laboral.

Además de esto, el terminal nos permite cargar otros dispositivos. La carga reversible para un terminal de 5.000 mAh es un buen añadido. Pero no todo podía ser bueno. hay una cosa en la autonomía que no me gusta. No tanto de la autonomía, sino del proceso de carga. Está claro que no pido carga rápida. No pido carga inalámbrica. Solamente pido USB Tipo-C, y aquí tenemos Micro-USB. La realidad es que para mí una gran decepción. Son detalles que no agrada ver en un terminal del 2020.

Conclusiones realme C3

Este realme C3 es un buen dispositivo por su precio. Pero tengo que reconocer que tiene algunos problemas. No tanto porque el terminal tenga puntos mejorables, que los tiene y ya lo diré. Sino porque el propio catálogo de la marca tiene muchos modelos de precios similares, y tenemos por unos 20 euros más un modelos con bastantes diferencias, y que creo que es más recomendable. El realme 5i cuenta con procesador Snapdragron, tiene 4 GB de memoria RAM y además un sensor gran angular –además de todo lo que hay aquí–. Sin duda un gran rival. Y más si está dentro de tu propia “familia”.

Como grandes puntos positivos tengo que comentar uno por encima de todo. La batería que tiene es una locura. La verdad es que esos 5.000 mAh se hacen infinitos, y es una gran noticia. Estamos delante de un terminal que podremos usar durante un par de días sin miedo. La carga reversible es una pasada, son pequeños detalles que te hacen muy cómodo el uso en el día a día, si es un segundo terminal. Tener Android 10 es una gran noticia. Que tomen ejemplo otros fabricantes.

realme C3
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Pero también hay detalles negativos, y algunos bastante importantes. Por un lado tenemos Micro-USB, algo que me ha decepcionado bastante. Pensaba no ver ningún terminal lanzado en el 2020 con este tipo de conector. Y que realme, una marca “moderna”, que hace buenos terminales, caiga en estos detalles, no me ha gustado mucho. Además el panel a nivel de resolución, es mejorable. No es un gran problema, pero si usas muchos Netflix o ves muchos vídeos de YouTube, que sepas que la calidad va a ser justa.

realme C3

7.3

Diseño

7.0/10

Pantalla y sonido

6.5/10

Rendimiento y autonomía

8.0/10

Apartado fotográfico

6.5/10

Software y seguridad

8.5/10

Pros

  • Una batería de este tamaño y esta duración es un seguro para todos
  • Que tenga Android 10 es una muy buena noticia, y además, realmeUI ha dado un paso interesante

Contras

  • La pantalla hay que reconocer que es justa, no es horrible, pero si quieres multimedia, descarta este terminal
  • El hecho de venir con micro-USB en vez de tener un conector USB Tipo-C es un poco decepcionante

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.