Project Stream es lo más reciente (y prometedor) en que ha estado trabajando Google en cuanto a videojuegos. Con este proyecto, la empresa quiere hacer streaming de videojuegos a través del navegador Chrome, incluidos los títulos más modernos, como Assassin’s Creed Odyssey. Esta semana se estará llevando a cabo el primer test técnico.

La idea es sencilla. En vez de ejecutar el juego desde el ordenador del jugador, Google te permite ejecutar la partida en un potentísimo servidor remoto, equipado con tarjetas gráficas capaces de correr el juego al máximo nivel de detalle.

Este súper servidor recibe los movimientos que hace el jugador con su teclado, ratón, o a través de un mando conectado a su máquina, y envía el video en tiempo real de lo que ocurre en el juego a una ventana del navegador Chrome.

Como podrás inferir, no hace falta que tengas una computadora de última generación para poder jugar a los títulos más recientes, basta con que puedas abrir la última versión de Chrome. Lo que sí vas a necesitar es una buena conexión a internet. ¿Qué tan buena? Google le está pidiendo a quienes se apunten a esta beta, una capacidad de descarga de 25 Mbps.

Si te interesa Project Stream puedes ser uno de los primeros en probarlo. La beta comienza el 5 de octubre y a través de este link solicitas el acceso.

Hay que ser realistas con Project Stream

Aunque suena bastante atrevido Project Stream, lo cierto es que para la experiencia de juego sea fluida, se necesitará tener un ping excelente, lo que no está al alcance del muchos. De no ser así, el usuario experimentará un grave retraso entre sus acciones y lo que se ve reflejado en el navegador, mermando así la calidad de la partida.

Si te mantienes atento al blog, sabrás todos los pormenores en la evolución de Project Steam. Hasta la próxima.