Chromebook, las funciones olvidadas de este sistema operativo

Hace unos meses me compré un Chromebook y como ayer escribí un artículo hablando bien de ese modelo concreto, su uso, su precio y sus funciones, hoy toca darle un poco de caña al sistema operativo Sin ninguna duda Chrome OS no es ninguna maravilla, el que piense eso, está equivocado, no hay nada que decir al respecto, a mí me gusta y me sirve para mi día a día en el 95% de los casos, pero no podría vivir con un Chromebook como mi ordenador principal por muchas razones.

La primera es por la evidente falta de aplicaciones específicas, para casi nada tenemos una aplicación propia, está claro que podemos disfrutar de la experiencia web como en ningún sistema tan «portátil», pero en pantallas de tan poco tamaño y algunas tan justas de resolución, la experiencia no es todo lo buena que nos gustaría. Después muchas de las supuestas aplicaciones, no dejan de ser más que accesos directos a la página que se convierten en iconos en nuestro cajón de aplicaciones, pero que no tienen nada más allá de un simple acceso directo. Hay muy pocas o casi ninguna aplicación «potente», editar una imagen o un vídeo es imposible, tenemos pequeñas plataformas web para algunos detalles, pero la realidad es que su funcionamiento es pesado y lento, y tienen un problema, siempre tienes que estar conectado a la red.

Chromebook

Para mí ese es el peor punto, muy pocas aplicaciones y funciones se pueden hacer off-line, es cierto que existen algunas que sí que plantean eso y después se conectan y actualizan, pero algunas se echan de menos. Está claro que es un sistema pensado a la movilidad y parece que Google hace tiempo que piensa en la nube como el futuro de la tecnología, esa es la razón de ser de estos Chromebook, pero me falta un poco más en términos de uso off-line, si me voy de viaje en tren –ahora ya hay red Wi-Fi, pero hasta hace nada no–, no puedo hacer casi nada desde un Chromebook.

Lo que más me ha sorprendido para mal, son las pocas opciones que ofrece Google para los usos más básicos, es imposible ver un archivo de vídeo, es casi imposible reproducir una canción que tenga un archivo algo «raro», en definitiva, un sistema operativo muy cerrado que ya tiene unos cuantos años, y que debería haber mejorado algo, el problema es que ni está, ni se le espera a corto plazo.

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.