bq Aquaris X5: ¿vale la pena comprar un terminal premium de bq?

Muchos de vosotros conocéis la historia de bq y otros la verdad es que no tenéis mucha idea de donde ha salido la empresa española y casi creéis que ha salido de la nada. La realidad es que la historia no es del todo así, la firma española lleva unos años entre nosotros, no tantos como otras, pero sí que tiene cierta trayectoria, en la que ha sido capaz de ir adaptándose a las necesidades del mercado y a las exigencias de los compradores, lo que la ha convertido en una referencia en España.

Después de un paso sin hacer mucho ruido por los libros electrónicos y otro más exitoso en tablets –caminos que mantiene hoy en día–, la marca española se centró en los smartphones. El primer bq Aquaris fue un terminal con cierto éxito en el mercado, pero poco a poco el resto de terminales de la marca fueron completando un catálogo que se iba adaptando a diferentes estratos de las gamas media y baja. Esta capacidad de crear diferentes gamas fue el primer «acierto» de la compañía, contar con un catálogo que tenía terminales de 4 pulgadas y terminales de 6 pulgadas con pequeñas diferencias y con precios desde los 100 hasta los 300 euros fue el primer paso para dar a los usuarios lo que buscaban, y tener así la capacidad de que cada persona que buscara un terminal económico tuviera uno que se adaptaba a la gran parte de las necesidades.

bq Aquaris X5

Ahí llegó el segundo paso, adaptarse a los usuarios, bq no hizo el tonto y se adaptó a lo que pedían los usuarios en vez de decirles lo que tenían que querer, las cosas que valoraban los usuarios como positivas las mantuvieron –diferentes tamaños, slot para tarjetas microSD y Android nativo– y las cosas que no acababan de gustar las cambiaron. En la presentación de la gama bq Aquaris M, una pequeña queja recorrió a algunos sectores, los acabados seguían siendo de gama baja, un plástico aunque con mejor aspecto, pero seguía siendo un plástico, y su buque insignia ya no era un terminal de 180 euros, era uno de 250 euros, se iba a necesitar algo más. Ese algo más era un acabado premium, y ahí apareció el bq Aquaris X5.

La primera sensación fue, «qué bien bq ha presentado un terminal con acabado premium«, pero después nos pusimos a analizar sus condicionantes, hardware, diseño y precio. La realidad es que desde fuera el terminal se ve bonito, con un acabado metálico bastante interesante y con detalles cuidados, después en el hardware encontramos un pequeño «paso atrás», dejamos un procesador de la serie 600 de Qualcomm por uno de la serie 400, un pequeño paso atrás pero que con esa pantalla y resolución, se ha demostrado que será más que suficiente para ofrecer un buen rendimiento con Android nativo.

bq Aquaris X5

Este paso atrás en el hardware está compensado con un precio muy competitivo, un precio un poco superior a los 200 euros que nos ofrece la capacidad de tener un terminal premium, de gama media y con un hardware correcto, ¿es un buen terminal? Ya veremos los primeros análisis, pero de primeras, la realidad es que es un dispositivo para aquel que busque un gran diseño, con buenos acabados, pero el resto de características son peores que las de su hermano el bq Aquaris M5 y no es mucho más barato, aquí más que nunca la palabra la tiene el usuario, diseño vs potencia.

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Un comentario

  1. […] bq Aquaris X5, un terminal de carácter premium que nos parece interesante, pero que puede tener ciertos detalles en contra para imponerse en el mercado. Para redondear esa sorpresa, decidieron aliarse con Telefónica, y sacar entre los dos el bq […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.