Fallout Shelter, el análisis de un juego que entretiene pero sólo por poco tiempo

Fallout Shelter, dependiendo de que punto de vista se vea, puede llegar a ser tan entretenido como tedioso. La idea del juego en sí es sencilla, tenemos un refugio el cual deberemos desarrollar y gestionar, en este sentido, la administración de recursos tanto materiales como humanos será fundamental para que nuestro refugio marche lo mejor posible.

En Fallout Shelter la gestión lo es todo, y desde el primero momento tendremos que administrar el espacio que tenemos para construir las salas que harán que todo funcione. Para esto debemos saber que nuestro refugio es bidimensional, y donde mayoritariamente las salas que construyamos estarán por debajo de la superficie.

En su etapa más básica estas salas ocuparán un tamaño de 1×3 (alto x ancho) en nuestro refugio, aunque posteriormente podremos desarrollarlas y hacerlas más grandes. Cabe destacar que para aumentar el tamaño de nuestras salas sólo tendremos que construir una del mismo tipo justo al lado y automáticamente se unirán para convertirse en una sola, esto lo podremos hacer hasta un máximo de tres veces, proceso durante el cual pasaremos a tener salas de 1×6 y 1×9, siendo esto último las medidas máximas de cada sala.

Asimismo, cada una de estas salas tendrán una labor específica en el juego, por lo que por ejemplo tendremos generadores de electricidad, plantas de tratamiento de agua, cafeterías, depósitos, enfermerías, entre otras tantas que deberemos ir construyendo sin parar para que nuestro refugio sea cada vez mejor.

Estas salas no van a funcionar por si solas, y es aquí cuando entran en juego los moradores. Estos son personas que irán llegando a nuestro refugio de forma aleatoria, y que podremos ir asignando a cada sala de acuerdo a sus habilidades, las cuales a su vez nos dirán en donde se puede desempeñar mejor o peor.

Ya sabemos lo básico, tenemos un refugio donde vive gente que a su vez también hacen que las distintas salas que hemos creado funcionen. ¿Pero que pasa exactamente en estas salas?, aquí es donde se empieza a complicar un poco el juego. No iba a ser tan sencillo gestionar nuestro refugio en Fallout Shelter.Fallout-Shelter 01

En Fallout Shelter la gestión de recursos es lo primordial

En Fallout Shelter aparte de los moradores (de los cuales hablaremos más adelante) tendremos que gestionar principalmente tres tipos de recursos: poder (electricidad), agua y comida. Para cada uno de estos tendremos una cuota mínima que deberemos cumplir, y que se irá incrementado a medida que aumenta la cantidad de habitantes en nuestro refugio.

De estas forma si fallamos en cumplir con la demanda tendremos algunas consecuencias que afectarán el rendimiento general de nuestro refugio. Por ejemplo, si no cumplimos con la cuota de comida, nuestros habitantes comenzarán a perder salud, algo que afectará también la producción de electricidad o de agua, ya que, los moradores no estarán en capacidad de cumplir con sus actividades.

En caso contrario, al estar en pleno de labores además de producir lo necesario para mantener el refugio, también produciremos unas chapas que harán las veces de dinero, y que nos permitirán aplicar mejoras a las salas ya construidas o crear nuevas.

Ahora sí, hablemos de los moradores. Como mencioné antes, estos irán llegando de forma aleatoria a nuestro refugio, y que a cambio de protección se ofrecerán a trabajar en lo que los asignemos basándonos en sus habilidades, también servirán para procrear -si procrear- para así ayudar a repoblar La Tierra.

Los moradores y nuestro refugio deberán trabajar en conjunto, y para eso deberemos encargarnos que estén sanos y felices. La forma de lograr esto será asignarlos a las tareas adecuadas según sus habilidades y brindarles todas las comodidades posibles, por lo que tendremos que ir construyendo instalaciones de entretenimiento aparte de las que necesitamos para subsistir.Fallout-Shelter-11

Lo tercero que debemos conocer es el Yermo, aunque esto no será algo con lo que podamos interactuar directamente, nos servirá para encontrar suministros y para que los moradores ganen un poco de experiencia.

En Fallout Shelter el Yermo es todo lo que está en la superficie y que ha quedado devastado por el apocalipsis nuclear, esto no quiere decir que no haya nada que hacer ahí afuera. Eventualmente podremos enviar moradores a explorar el basto Yermo, durante esta travesía nuestro emisario irá encontrando objetos, personas, suministros y ganando experiencia.

Durante su aventura, la cual podremos ir siguiendo en forma de registros o bitácora de viaje, nuestro morador irá perdiendo puntos de vida por lo que si lo descuidados mucho es posible que muera, algo de lo que tampoco tendremos que preocuparnos mucho, ya el juego nos dirá como revivirlo.

En este punto es importante saber un par de cosas, la primera es que podremos equipar a este viajero con trajes especiales, armas y demás suministros para hacer que su exploración sea un poco menos peligrosa, y la segunda y más importante es que durante el viaje de regreso no perderá puntos de vida, por lo que nos podemos arriesgar y dejarlo lo máximo posible en el Yermo.

Fallout Shelter no se olvida del RPG

Hasta aquí Fallout Shelter no parecía un juego donde el RPG estuviese involucrado, pero la verdad es que lo hay, aunque no sea tan profundo como en otros juegos.

En Fallout Shelter lo moradores tendrán una serie de habilidades especiales llamadas S.P.E.C.I.A.L por sus siglas en inglés (Fuerza, Percepción, Resistencia, Carisma, Inteligencia, Agilidad, Suerte), y que serán las encargadas de determinar que tan buenos son nuestros habitantes en unas actividades u otras, algo que cuando lo dominemos bien nos servirá para sacar el mayor provecho de cada morador.Fallout-Shelter 02

Estas habilidades también irán aumentado, pero a diferencia de los puntos de vida los cuales incrementan a medida que sube el nivel de los moradores, las habilidades SPECIAL sólo las podremos mejorar en salas de entrenamiento específicas. Por lo que si queremos que Joe trabaje mejor en el generador de electricidad, tendríamos que enviarlo a que entrene la fuerza.

Componentes de pago

Fallout Shelter no va a ser la excepción y también tiene componentes de pago, y en este caso se presentan en forma de tarteras. Estos elementos extras que tendrán un precio que oscila entre los 1,09€ y los 21,97€ nos darán unas cartas, las cuales, de forma aleatoria nos darán varios tipos de suministros. De igual forma también obtendremos tarteras gratuitamente al completar algunos de los retos que nos propone el juego.

Por esta vía conseguiremos por ejemplo: armas, chapas, raciones de recursos o incluso moradores con habilidades especiales.

¿Hay más cosas para hacer en Fallout Shelter?

La verdad es pocas más, el juego está diseñado para ser un ciclo donde tendremos que desarrollar nuestro refugio y gestionarlo de la mejor forma, proceso durante el cual perdemos moradores (de forma natural o intencional), nuestro refugio irá mejor o peor y que al cabo de un tiempo si no lo sabemos mantener tendremos que empezar el ciclo nuevamente.

Aparte de esto Fallout Shelter nos ofrecerá poco más, bien es cierto que podremos mostrar que tan bien o mal tenemos nuestro refugio a través de las diferentes redes sociales, pero el juego en sí no tiene un objetivo que sirva de incentivo y que haga que su vida útil sea larga en el tiempo.

Fallout Shelter es un juego casual, entretenido y que sirve para matar el tiempo de vez en cuando es algo que no pongo en duda, en lo que si no confío tanto es el tiempo que pueda tenerte enganchado. Ahora mismo, es un boom y todo el mundo parece estar pegado a su refugio, pero sin un verdadero reto ¿cuánto podría durar esto?.

Fallout Shelter | Google Play | iTunes

Imagen por defecto
Jose Antonio Alvarado

Ing. de Sistemas, adicto a la tecnología y gamer que no ha dejado nunca de lado la música y los deportes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.