Samsung Galaxy S6 Edge, los puntos diferenciales de su diseño

Durante los últimos años se ha criticado mucho el diseño de los smartphones de Samsung, continuistas en la mayor parte de los casos, pero todos estos problemas se centraban en los materiales usados y en la diferencia que había respecto a modelos de otros fabricantes, los cuales centraban su diseño en materiales nobles y acabados de calidad, frente al uso del plástico de los coreanos.

Dentro de todas estas quejas había que reconocer una serie de factores determinantes y positivos hacia el lado coreano, el primer era que ese tipo de diseño les permitía ofrecer baterías extraibles y slots para tarjetas microSD. El otro elemento diferencial era la compacidad de esos diseños y su ligereza, a mismo tamaño de pantalla solo LG era capaz de hacer frente al volumen y superficie de Samsung, pero tanto Sony como HTC e incluso Apple, tenían unos ratios pantalla-superficie que estaban muy lejos de los diseños que ofrecían los fabricantes coreanos.

Samsung Galaxy S6

En estos nuevos Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge, la empresa asiática ha querido seguir con la línea de diseño premium de los Samsung Galaxy Alpha y Samsung Galaxy Note 4, pero dándole un paso más. Uno de los primeros aspectos que notamos es la continuidad del uso de materiales metálicos para la fabricación del chasis, que queda reflejado en los bordes del dispositivo, esto sin duda es algo que se les recriminaba y que han conseguido hacer de una manera muy correcta, con parecidos a otros terminales del mercado –en exceso para algunos–, pero la realidad es que en este sentido el diseño ha quedado muy bien.

Otro de los puntos diferenciales del diseño es el uso de materiales premium en la tapa trasera, dejamos atrás los plásticos, con mejores o peores calidades y sensaciones y nos subimos al carro del vidrio. Te puede gustar más o menos la sensación en la mano, puedes criticar mucho o poco la durabilidad de un material así, pero la realidad es que ofrece un toque de calidad diferente que antes no veíamos en los terminales del fabricante coreano.

Samsung Galaxy S6

El último punto tiene que ver con la capacidad que ha tenido Samsung de cambiar el diseño y mantener un dispositivo compacto, pese a tener el mismo tamaño de pantalla que el Samsung Galaxy S5 y contar con muchas mejores en la fabricación, el Samsung Galaxy S6 no ha crecido en tamaño, eso es un factor diferencial, ya que no nos hemos encontrado un terminal más grueso o con más superficie, algo que en muchos casos va asociado al uso de materiales más nobles por temas de fabricación y durabilidad.

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.