Mywigo Halley, análisis y opiniones

La semana pasada os mostrábamos nuestra primera toma de contacto con la marca Mywigo, a través del Mywigo Excite GIII. Un terminal del que destacamos su gran relación calidad precio, ya que nos ofrecía un gran rendimiento a un precio inferior a los 90 euros.

Esta semana queremos traeros nuestra experiencia con un nuevo modelo de la marca Mywigo, el Halley, que recientemente ha reducido su precio a algo menos de 140 euros, y que, a pesar de que por números es muy similar al Excite, tiene en su pantalla de 5” y sobre todo en la conectividad 4G LTE sus principales bazas para abrirse su nicho de mercado dentro de la gama.

Comenzamos pues nuestro repaso a este terminal para que podáis conocerlo un poco mejor, y así saber si encaja con vosotros.

Diseño

mywigo-halley-diseno1

En cuanto al diseño volvemos un poco a lo que os comentábamos en nuestro análisis de Excite GIII. Mywigo es una marca joven, que todavía debe encontrar una línea de diseño, y que como consecuencia hace que no veamos ningún punto en común entre las diferentes gamas de la firma Valenciana.

En este caso tenemos un terminal de aspecto clásico y sobrio. Con un diseño bastante cuadrado en el frontal, pero que redondea sus bordes laterales en consonancia con la tapa trasera mejorando su ergonomía, dotándolo de un agarre más cómodo, y así darnos una sensación de un grosor final menor. Las dimensiones totales que alcanza el terminal son 145 x 74.5 x 9.25 mm y 149 gramos de peso, algo superior a lo que solemos encontrarnos en los terminales de 5 pulgadas, pero siempre debemos tener en cuenta el rango de precios en los que nos movemos.

mywigo-halley-diseno2

Además de la botonera capacitiva que nos encontramos en la parte inferior de la pantalla, tendremos los típicos botones de subir/bajar volumen y el de desbloqueo situados en el margen derecho, con un diseño quizás demasiado estrecho y una pulsación algo floja.

En los márgenes superior e inferior nos encontramos un acabado diferente, con un grecado en color negro que da un aspecto similar a la fibra de carbono y que contiene en esta parte superior la entrada para los auriculares y el conector microUSB.

En la parte trasera, de la cual ya destacamos su curvatura, nos encontramos la cámara y el flash led, enmarcados por un elegante perfil metálico, el logo de Mywigo, y el altavoz, sin ningún tipo de resalte que ayude a evitar su obturación, pero que quizás no sea necesario debido a la curvatura mencionada. Esta tapa trasera será extraible y desde aquí podremos acceder a la batería y a las ranuras SIM y microSD.

Podemos decir que estamos ante un diseño correcto pero mejorable, no solo en cuanto a márgenes o materiales – no sería algo muy consecuente con la gama –, sino tratando de arriesgar con una gama de colores más variada, buscando una ubicación más adecuada para un elemento importante como es el altavoz o revisando el diseño y la pulsación de los botones físicos. Son pequeños detalles que le harían ganar bastantes puntos.

Pantalla y multimedia

mywigo-halley-pantalla

En cuanto a la pantalla nos encontramos con la misma resolución qHD (960 x 540) que teníamos en el Excite GIII, y que, si bien nos parecía correcta para 4,5 pulgadas, se nos hace algo escasa para las 5 pulgadas del Halley.

No podemos decir que la elección de las 5 pulgadas sea un error, porque es seguramente uno de los tamaños de pantalla que más tirón, si no el que más, tiene ahora mismo; pero todo lo que baje de HD en las 5” a día de hoy se queda un poco corto.

La respuesta táctil, los ángulos de visión y la interpretación del color no serán un problema en este panel de tecnología IPS, y para un uso diario de redes sociales, correo o las aplicaciones más habituales, incluso puede que agradezcamos la mejora en la autonomía que nos ofrece este panel menos exigente, pero desde luego que no será la mejor opción si realizamos un alto consumo de contenido multimedia.

mywigo-halley-multimedia

Con respecto al audio no hay mucho que comentar. Nos habría gustado verlo en el frontal, como siempre defendemos, pero tampoco ha sido un punto problemático durante nuestro análisis, alguna estridencia a volúmenes altos pero nada fuera de lo normal.

Hardware y rendimiento

En cuanto al hardware seguimos manteniendo a ese viejo conocido que es el procesador Mediatek, el MTK6582 de cuatro núcleos a 1,3Ghz con tecnología CortexA7, y un procesador gráfico GPY Mali 400, que ya hemos visto en un gran número de terminales, acompañado de 1GB de RAM, que siempre nos ofrece un rendimiento correcto para el uso cotidiano.

mywigo-halley-rendimiento

Como decimos siempre que hablamos de esta combinación, no tendremos ningún tipo de problema con las aplicaciones y juegos habituales, pero sí que encontramos algunas ralentizaciones con los juegos más pesados y potentes. Nada que se salga de lo normal.

Un punto en el que debemos ser cuidadosos es en el almacenamiento, ya que a pesar de que en algunos lugares vemos que cuenta con 16GB de almacenamiento, este estará repartido entre 8GB de memoria interna y otros 8GB que vendrán en una tarjeta microSD que viene incluida con el terminal, y que podremos sustituir por otra de hasta 32GB.

8GB de almacenamiento interno se hacen muy escasos a día de hoy – es un mal común en muchos fabricantes –, ya que muchas aplicaciones, a pesar de moverlas a la tarjeta microSD siguen ocupando parte de ese almacenamiento interno, y seguramente lo acabaremos llenando bastante rápido.

La conectividad es un punto importante de este Mywigo Halley, apareciendo como una de las opciones más económicas de poder contar con conectividad 4G LTE. Además cuenta con DualSIM; Wifi y GPS – como es habitual –; radio FM y Bluetooth 4.0 low energy, importante para poder utilizar nuestros wearables.

La autonomía no se sale de la media, a pesar de que una batería de 2200 mAh pueda parecer algo justa para las 5 pulgadas no hemos tenido problemas para aguantar una jornada sin tener que enchufarnos al cargador, con algo más de 4 horas de pantalla.

Software

mywigo-halley-software

El optar por una versión limpia de Android 4.4.2 KitKat ha sido una de las opciones más acertadas por parte de Mywigo, que solo han dejado su sello en el diseño del logo del box de aplicaciones y en un par de aplicaciones preinstaladas.

Esta experiencia, cercana a Android Stock, juega a favor del rendimiento general del terminal ya que se trata de un sistema operativo liviano y más que testado, lejos del lastre que suponen algunas capas de personalización.

Un punto a tener en cuenta es que desde Mywigo nos ofrecen una versión simplificada de interfaz, el Mywigo SuperView, el cual facilitará la visibilidad y el uso del smartphone a personas que no tengan tanta facilidad para manejarlo.

Cámara

mywigo-halley-camara

El apartado fotográfico está bastante bien cubierto con una cámara trasera de 8 megapíxeles, con autofocus y flash led, que nos dará buenos resultados en condiciones normales, y que solo sufrirá cuando el rango dinámico sea elevado, o en condiciones de baja luminosidad, donde experimentaremos ralentizaciones en el enfoque y el ruido habitual de las cámaras de gama media en tomas con poca luz.

En cuanto al interfaz de cámara nos permitirá jugar con los niveles de exposición, balance de blancos e incluso aplicar algún efecto de color y animaciones a nuestras capturas, quizás le falta una forma más inmediata de selección, pero siempre es de agradecer el tener estas opciones extra para los que nos gusta personalizar nuestras fotografías.

La cámara frontal se sitúa por encima de la media, con 5 megapíxeles que seguramente atraerá a los amantes de los famosos “selfies”.

Os dejamos con un par de imágenes que nos muestran lo que da de sí la cámara de este Mywigo Halley.

Conclusiones

mywigo-halley-camara2

Creo que la intención de Mywigo con este terminal es bastante clara, ofrecer un terminal de 5 pulgadas y conectividad 4G a un precio económico, y sí, lo han conseguido, pero quizás en el camino han dejado otros puntos algo más cojos que provocan que el terminal esté un poco más desequilibrado de lo que nos gustaría, como la resolución de pantalla o el almacenamiento interno.

Sin duda no estamos ante la mejor opción del mercado para el consumo multimedia, pero pocas opciones nos podemos encontrar que nos ofrezcan conectividad 4G y Bluetooth 4.0; un rendimiento más que suficiente para las exigencias del día a día; y una cámara frontal por encima de la media, por un precio inferior a los 140 euros.

¿Crees que puede ser una opción interesante para ti? Esperamos vuestros comentarios.

Mywigo Halley

139,90 euros
6.4

Diseño

6.0/10

Pantalla

5.0/10

Rendimiento

7.0/10

Cámara

7.0/10

Sistema Operativo

7.0/10

Pros

  • Conectividad. Bastante completo el apartado dentro de su gama.
  • El precio. El factor económico suele ser uno de los más determinantes a la hora de adquirir un terminal.
  • Rendimiento. No tenemos un procesador muy potente, pero las bajas exigencias del terminal y de un sistema operativo limpio lo hacen fluir sin problemas.

Contras

  • Pantalla. La resolución qHD se queda muy corta para las 5 pulgadas.
  • Almacenamiento interno. 16GB deberían ser un mínimo a estas alturas.
Imagen por defecto
Tito Toscano

Eterno estudiante de arquitectura en la ETSAC.
Paisajista/diseñador en mis ratos libres.
Blogger de profesión.
Aficionado a todo tipo de deportes, videojuegos, cine, series,... y a todo lo relacionado con el modelismo.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.