¿Por qué vimos pocas tablets presentadas en el MWC 2015?

El MWC 2015 nos está dejando muchas cosas de las que hablar, durante esta semana los fabricantes han presentado sus caballos de batalla para este año. Tenemos por un lado sensaciones agridulces, como puede ser el HTC M9, que aún cuando es un gran terminal, pocos argumentos de fuerza tiene para justificar su compra, sobre todo si tienes un M8.

Por otro lado tenemos a Samsung, tratando de mantener ese puesto que tanto se ha tambaleado en el último par de años imprimiéndole al Galaxy S6 una dosis de innovación, con los cual quiera tratar de darle continuidad a lo que comenzó con eses experimento llamado Note Edge.

También tenemos a Sony, que como sabemos está pasando por un ilógico mal momento, y quien pese a haber tenido una presentación discreta comparada a las de sus rivales más directos, ha sido de los pocos en el MWC 2015 que se han atrevido a presentar una tablet potente en cuanto a especificaciones se refiere. ¿Será que las tablets ya no son tan importantes?, ¿está muriendo este mercado? o es que simplemente ya nos las utilizamos, y por lo tanto ya no se fabrican tantas. Repasemos algunas de las razones por las cuales se vieron pocas tablets en el MWC 2015.

1. Un ciclo de vida más largo

¿Cada cuánto tiempo cambias de smartphone y cada cuánto tiempo cambias de tablet?. Cuando empezaron a salir los primeros modelos de tablets existía la duda sobre cual sería su ciclo de vida, ¿sería de 12 a 18 meses como los smartphones o sería más similar al de las laptops?. Cinco años después cuando ya el producto y el mercado se han asentado, estas dudas comienzan a aclararse.

La vida de las tablets es mucho más larga que la de los smartphones, tal y como dice Tim Cook (la voz principal de Apple): «Hemos estado en el negocio el tiempo suficiente para saber que el ciclo de vida del iPad es mucho más largo que el de los iPhone, probablemente a medio camino entre este y una laptop».

Este mismo principio aplica también para los fabricantes que han estado en el MWC 2015, quienes de igual forma han hecho sus estudios para determinar el patrón de uso que le damos a la tablets. En este sentido, es totalmente lógico que un usuario que sólo la utilice para correo electrónico, redes sociales, consumo de contenido multimedia y nevegar en Internet no se sienta en la necesidad de cambiar de equipo tan seguido.

2. El ascenso de los smartphones con pantallas grandes

Nexus 6 pantalla con juego
Que el descenso en la popularidad o las ventas de las tablets haya coincidido con el éxito que han tenido los smartphones de pantallas grandes no es una coincidencia. Cuando recién salieron los primeros modelos de tablets, estas en promedio eran de unas 7 pulgadas, una medida que contrastaba bien con las diagonales que montaban los fabricantes en sus smartphones, que en ese época la «medida ideal» eran las 4 pulgadas.

Pero actualmente qué sentido tiene una tablet de 7 pulgadas si tenemos por ejemplo el Nexus 6 o el Note 4, que bien pueden hacer el trabajo de una tablet de este tipo sin que echemos nada en falta. Los smarthpones están alcanzando unas dimensiones ideales para todos aquellos a los que le gusta consumir contenido multimedia sobre la marcha, las pantallas actuales de los teléfonos móviles son multipropósito dejando a las tablets para usos o momentos más específicos.

3. Las laptops han resultado ser un duro competidor para las tablets

La primera víctima de las tablets fueron las netbooks, aquellas mini laptos de 9 a 11 pulgadas no fueron rival para la innovación que significaron las tablets, cayendo en las primeras de cambio ante la portabilidad y la versatilidad de estos nuevos productos.
laptops-vs-tablets
Actualmente la historia es muy similar, muchos son los que usan smartphones con pantallas de gran tamaño y cada vez más son los que se dan cuenta que un teléfono móvil de estas características puede cumplir sus necesidades, siempre y cuando no se necesite más potencia o herramientas que por su naturaleza requieran una pantalla mucho más grande o algún tipo de periférico, y es aquí cuando aparecen las laptops haciendo ver a las tablets como un lujo un tanto caro.

Este grado de canibalismo hace que muchas personas que estén tomando la decisión de si comprar una tablet o una laptop de gama media, se estén decantando por esta última debido a que una parte de sus necesidades se las estaría cubriendo su smartphone y las actividades más demandantes estarían cubiertas por la laptop.

4. Mala época para los fabricantes

La mayoría de los fabricantes que se han presentado en el MWC 2015 están teniendo una mala época, si tomamos como ejemplo a Samsung sus ventas han venido en descenso pese a estar todavía en un lugar privilegiado dentro del mercado.

Esto podría ser más llamativo si nos centramos exclusivamente en su gama de tablets, donde sus ventas han caído al rededor de un 18,4% lo que se traduce en 11 millones de unidades, datos que dejan claro que las tablets con un precio superior a los 450$/€ no son la primera opción de los consumidores.

Si alguien sabe de ventas y cuotas de mercado es Amazon, y para el gigante del comercio electrónico el 2014 también fue un mal año. Según las cifras que se manejan, las compras de tablets por esta vía cayeron de 5,8 millones de unidades en 2013 a 1,7 millones de unidades en 2014, un golpe tremendo para la compañía sobre todo cuando habían estimado que las ventas bajarían solamente hasta los 2,5 millones de unidades.

5. Queremos innovación pero no sabemos como

Innovación
La última razón por la cual no vimos tantas tablets en el MWC 2015, se debe a la innovación, prácticamente todas las tablets nos ofrecen lo mismo diferenciándose sólo en muy pocos aspectos como pudiesen ser la capa de personalización, tamaño y resolución de pantalla y sonido. Dejándose extrañar algunas funcionalidades a nivel software que nos permitan sacar más provecho de un dispositivo de este tipo.

Sin embargo, aunque está claro que queremos innovación, todavía no hay un consenso definido sobre como y donde la queremos. No está claro si queremos pantallas más grandes, que en mi opinión sería un error ya que no veo ni a mi, ni a la mayoría de las personas con una pantalla de 12 pulgadas recostado en la cama, o si por el contrario se quiere tablets pensadas en grupos de mercado definidos como niños o gamers.

Lo que si se tiene claro, o al menos yo lo tengo claro, es que el software es el factor clave en todo este tema. Con aplicaciones y softwares adaptados y que funcionen bien todo podría cambiar, por ejemplo, se podría aprovechar mejor la pantalla para tener mejores puntos de vista de las aplicaciones o incrementar la productividad gracias a la multitarea. De esta forma, empezaríamos a ver a las tablets como una herramienta que nos ofrece algo diferente a lo que nos ofrecen los smartphones actuales.

Y tu, ¿qué crees que le hace falta a las tablets para repuntar?. ¡Deja tus ideas en los comentarios!.

Imagen por defecto
Jose Antonio Alvarado

Ing. de Sistemas, adicto a la tecnología y gamer que no ha dejado nunca de lado la música y los deportes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.