Motorola Moto E (2015), nuestro análisis de un nuevo referente en Android

Motorola despertó de su letargo hace un par de años, un tiempo durante el cual ha tenido la posibilidad de ponerse a las órdenes de Google y comenzar una nueva gama de terminales, que si bien no serán recordados en la historia de los dispositivos móviles, para los que vivimos en el momento presente, son las mejores apuestas en calidad precio sin lugar a dudas.

Hemos hablado largo y tendido del Moto X (2014), su referencia en los terminales de gama alta, aunque su precio no excedía el del común de competidores. Hoy analizamos el nuevo Motorola Moto E (2015), el terminal más pequeño, asequible y reciente que la compañía ha lanzado a fecha actual. La gama baja es un nicho muy importante, y con terminales como este Moto E, la lucha se vuelve mucho más interesante. Comenzamos el análisis.

Diseño y formato

“Asequible” es una palabra que define varios aspectos de este terminal. Más allá de su precio, que valoraremos al final del artículo, el diseño de este terminal se acomoda a la perfección a nuestras manos. Su versión anterior, el Moto E orginial, pecaba de ser demasiado grueso, y la sensación con el modelo actual son muy superiores en ese aspecto aunque sus dimensiones, 129.9 x 66.8 x 12.3 mm, y su peso, 145 gramos, parecen apuntar en una dirección prácticamente idéntica.

Moto E 2015 diseño

No es el móvil más bonito del mercado, quizás ni si quiera de la gama baja, pero sus colores y la posibilidad de combinarlos con una banda que recubre todo el borde del terminal, lo hacen muy suculento para un público amplio. Las personas que quieran terminales de calidad o una sensación de estar delante de un terminal puntero, pueden ir mirando hacia otro lado. Esto es la gama baja, y aquí, las apuestas son otras.

Motorola no se ha complicado demasiado con el diseño de su actual generación. Si algo funciona, por qué cambiarlo podrán preguntarse, y en este sentido creo que siguen acertando, aunque su parte frontal empieza a pedir con algo de ansiedad una renovación, por pequeña que sea.

Cómodo, muy cómodo de manejar. Su pantalla ha crecido, pero la sensación sigue siendo igual de buena, o incluso mejor, que con modelos del curso pasado.

Pantalla

Entramos a valorar un aspecto que parece clave a día de hoy. Una buena pantalla, ya no sólo en cuanto a tamaño, sino también en calidad y resolución, nos hace disfrutar de forma diferente el contenido. Tendemos a maravillarnos cuando un vídeo de alta resolución nos sumerge más en lo real de la imagen, y lo apreciamos. No es el caso con este Motorola Moto E, su resolución es más que suficiente para el usuario medio, pero sus ángulos de pantalla nos dejan mucho que desear. Los colores se mantienen cuando ladeamos el móvil si, pero el nivel de brillo se reduce hasta tal punto que ni tan si quiera podemos apreciar qué hay en la pantalla.

Moto E 2015 frontal

Los colores son correctos, el brillo suficiente para el mercado en el que nos encontramos. Prácticamente ninguna evolución con respecto al modelo anterior, más allá de un aumento de su pantalla hasta las 4,5 pulgadas, para la que se mantiene la misma resolución del curso pasado, 960×540 píxeles, aunque su densidad de píxeles por pulgada se reduce hasta los 245 ppp.

Curiosamente en este apartado debo reflejar algo “curioso”, cuanto menos, que he podido apreciar en mis dos semanas con el terminal. Motorola decidió apostar por Google Now Launcher como lanzador por defecto. Como bien sabréis, el tamaño de sus iconos, vistos desde hace tiempo en los terminales Nexus, tienden a ser algo elevados, por encima de la media. Y esto, al menos en el Motorola Moto E (2015), no ha sido un acierto en absoluto. La comparación en la cantidad de detalle si lo comparamos con el tamaño de Nova Launcher es apreciable, perdemos nitidez de los iconos y es algo notable en el día a día. Nada que con un cambio de aplicación no se solucione.

Rendimiento, bateria y conectividad la gran apuesta de Motorola

android 5.0Android a día de hoy se ha convertido en un aliado interesante para cualquier tipo de terminal. Con la versión más pura del sistema operativo, prácticamente la que veremos en estos terminales Moto, el terminal se mueve fluido como pocos productos he podido ver en una gama tan baja de precios. Transiciones fluidas, suaves, con el nuevo lenguaje de diseño Material Design haciendo acto de presencia, y de qué manera.

La carga de aplicaciones, es decir, desde que pulsamos el icono de turno hasta que podemos leer o interactuar con el contenido, no es comparable a la de un terminal tope de gama, pero no nos engañemos, la experiencia que nos otorga este Moto E es totalmente estable y fluida como para satisfacer a gran parte del público Android. No exigamos un rendimiento “extra” en lo que se refiere a títulos con gráficos potentes, estamos delante de un procesador Snapdragon 410 a un 1,2 GHz y 1GB de RAM, y las limitaciones son evidentes. Pero más allá de este apartado, al cual muchas y muchos ni tan si quiera prestaréis atención, no puedo sino seguir alabando el trabajo de la compañía en la experiencia general con su software.

software moto e 2015Pero donde más me he visto sorprendido, positivamente hablando, es en su bateria. Ya lo vimos en un artículo anterior, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de recordar un rendimiento sobresaliente, al menos en la experiencia y con el modelo que me fue prestado para este análisis. Con 2.390 mAh y más de 5 horas de pantalla, muchos gama alta del mercado mirarán con recelo el buen trabajo desarrollado con este Motorola.

El terminal llega además con tecnología 4G en su interior, algo que poco a poco empieza a ser más demandado a las operadoras y fabricantes y que se cuela de la mano de Motorola incluso en los bolsillos más apretados. Sin embargo me he encontrado con alguna pérdida de señal Wi-Fi importante cuando me separo una distancia “asequible” del router, dejando la conexión en una velocidad de transferencia de datos muy inferior si lo comparo con cualquier otro modelo, incluído su hermano mayor Moto G (2014).

Cámaras y altavoces, entrando en la gama baja

Podría incluso haber dejado pasar estos apartados. Me he encontrado en el camino con usuarios que desean explorar las capacidades fotográficas de sus productos, otros que ni tan si quiera recuerdan que cuentan con una pequeña lente en su parte posterior. Para todas esas personas, olvidar que este Moto E (2015) cuenta con cámaras en su interior, es un consejo de amigo.

Y es que estamos delante de un gama baja, no lo olvidemos, y aunque apartados como bateria y rendimiento sean sobresalientes para el nicho de mercado en el que nos encontramos, no debemos olvidar que nadie nos regalará un terminal “notable” sin sacrificar algo a cambio.

Este apartado, sin duda, ha sido el más sacrificado, y las capturas tomadas con él no pueden sino recordarnos que no desembolsamos una mayor cantidad de dinero. ¿Suficiente para unas fotografías esporádicas donde poder comunicar el motivo del mensaje? Posiblemente, pero no esperemos nada más alla de lo que una cámara delantera normal y corriente puede ofrecer en la mayoría de terminales, aunque con la moda actual de los selfies, este aspecto ha cambiado notablemente.

Sus altavoces, que en el modelo del curso pasado me dejaron un sabor de boca muy interesante por la cantidad de volumen y la proporción de calidad, este año parece que las cosas vuelven a su curso normal. Tendremos un sonido suficiente en condiciones normales de entorno, pero en el momento en que pasemos de un 50% del volumen, el ruido y el efecto “enlatado” se hará notar. Un paso atrás que bien ha podido pasar factura tras el aumento de bateria o de pantalla, sacrificando dos apartados que en este nicho de mercado, bien pueden pasar desapercibidos.

Conclusiones, ¿estamos ante el nuevo referente de la gama baja?

El consumidor que se plantea una nueva compra, se encuentra ante la primera condición de cuánto dinero quiere gastar, seguido de a quién va a ir destinado el terminal, y cuánto uso se va a hacer del producto realmente. Este Motorola Moto E (2015) puede sacar de apuros a cualquier usuario a día de hoy. Si es el primer terminal de un familiar, un amigo o incluso para nosotros mismos si aún no hemos dado el salto a Android, no se me ocurre mejor terminal que por algo menos de 120 euros pueda cumplir de la forma en que Motorola lo ha hecho.

Pantalla Moto E 2015

Cómodo, con una pantalla pensada en no volver a aquellos tiempos donde navegar por la web durante horas podía acabar siendo un pequeño sufrimiento, fluido hasta tal punto que podría bien subir unos cuantos escalones en la jerarquía smartphone Android actual, y cuya bateria, bendita bateria, me ha sorprendido muy gratamente.

Por contra nos encontramos con sacrificios, pequeños en lo que se refiere a la calidad de pantalla, donde más lo notaremos es al dejar el terminal encima de la mesa y observarlo desde un punto de vista que no sea directo, y grandes sacrificios también, en un apartado fotográfico que destaca por su mala calidad, capturas que podrán pasar al olvido nada más apretemos el botón, en la mayoría de las ocasiones.

¿Es un terminal recomendable? Sin duda. ¿Es el nuevo gama baja que triunfará en el nicho de los 100 euros? De nuevo, si, rotundamente. El principal problema que puede encontrar este terminal de 120 euros está en su propio hogar, en la misma fábrica donde es elaborado y desarrollado, Motorola, que cuenta con precios muy agresivos con su Moto G (2014) y que nos plantea un importante debate en calidad precio. Pero si nuestro presupuesto no da más de si, por 50-60 euros menos vamos a tener una gran experiencia, Android 5.0 en estado puro y con el cual podremos estar unos cuantos meses sin preocuparnos más allá de disfrutar nuestro terminal. Su bateria y rendimiento pueden dejar a más de uno con la palabra en la boca si se propone criticar a los gama baja en Android, que encuentra en este Moto E un nuevo referente para el año que ha comenzado, y la cosa se pone cada vez mejor para los usuarios.

Motorola Moto E (2015)

7.3

Diseño y formato

7.3/10

Rendimiento

7.8/10

Pantalla

7.3/10

Bateria

8.5/10

Cámaras

5.5/10

Pros

  • Rendimiento, simplemente sobresaliente con la optimización de Motorola sobre una capa Android 5.0 que aporta grandes dosis de calidad
  • Bateria, nos dará una experiencia de gama alta, la mejor sorpresa que un usuario se puede encontrar en este mercado de precios
  • Sencillo y cómodo, el toque de personalización lo hacen atractivo para un amplio público

Contras

  • Cámaras, de muy baja calidad, el salto entre su hermano Moto G y este modelo pueden hacernos replantear su compra si la fotografía es un requisitio mínimo para nosotros
  • Conectividad, algunos problemas en la recepción de la señal Wi-Fi, posiblemente solventable mediante actualización

1 pensamiento en “Motorola Moto E (2015), nuestro análisis de un nuevo referente en Android”

  1. Pingback: Smartphones gama baja, media, alta y premium, ¿cómo son?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.