Windows Phone y Android en gama media, mi experiencia personal

Hace unos días, desde The Groyne nos preguntábamos por qué no termina de triunfar la gama Lumia en el mercado actual. Obviamente, como podemos leer en el propio texto, el inconveniente no es cuestión de hardware si no más bien de software. Analizado el problema y vistas las posibles soluciones, seguramente a todos nos asalta la siguiente duda a la hora de decantarnos en la lucha entre Windows Phone y Android: a mi, como usuario de gama media-baja, ¿qué terminal me sale rentable calidad-precio? ¿hay tanta diferencia entre un sistema operativo y otro a este nivel? Vamos a intentar responder todas estas cuestiones desde la experiencia que nos ofrece el haber tenido en nuestras manos varios terminales de referencia como pueden ser el Nokia Lumia 735 o el Wiko Highway Signs.

Windows Phone y Android, la gama media enamora por la relación calidad-precio

Sin duda, a la hora de decantarnos entre Windows Phone y Android dentro de gamas medias tenemos que estudiar el mercado al que están dirigidos estos terminales y nos daremos cuenta que la gran mayoría de usuarios busca el tridente precio-fluidez-experiencia de uso. En cuánto al primer aspecto, aunque Android – en parte gracias a las marcas chinas, que están apostando fuerte por el sistema operativo de Google, y Motorola con su gama Moto – se ha puesto a trabajar en una solución, sigue siendo palpable la diferencia de precio existente con Windows Phone, teniendo estos terminales costes más bajos para el usuario. Aún así, Android ha buscado más alternativas y apuesta por la inclusión de mejores cámaras y mejores pantallas en el mismo rango de precios, lo que compensaría un aspecto con el otro.

Por otro lado tanto la fluidez como la experiencia de uso son la antesala del eterno dilema de por qué Windows Phone no acaba de triunfar: obviamente, necesita menos recursos para tener un más que correcto funcionamiento pero la cantidad y calidad de aplicaciones es limitada – a pesar de los muchos esfuerzos y grandes mejorías alcanzadas en el pasado 2014 -, aunque se espera un despegue inminente con la llegada de Windows 10 y la unificación de aplicaciones anunciada por Microsoft.

Windows Phone y Android

En resumen y como colofón, podemos hablar de un empate técnico entre Windows Phone y Android en estas gamas. Si bien es cierto que la dupla precio-fluidez es determinante y en esto Windows Phone sale ganador – cuidado con Android que está trabajando mucho y bien en este aspecto -, la experiencia de usuario sigue siendo un factor decisivo y ahí, por el momento, Android es el rey. Microsoft apostará por Windows 10 para resolver de una vez por todas el lastre que supone el pobre balance calidad-cantidad de aplicaciones de su tienda mientras que parece que Google seguirá apostando por las bazas que le ofrece el mercado chino y la serie Moto para hacerse un hueco mayor en todas las categorías. ¿Qué opináis vosotros?

Imagen por defecto
Orto Vazquez

Hola! Soy Orto, IT Engineer & IT Teaching en CIP Vigo y colaborador del Blog The Groyne.
¿Quieres saber más de mi trabajo? ¡No dudes en visitarme en facebook o twitter!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.