Las copias piratas de «Los Sims 4» vienen con sorpresa

La semana pasada, salía al mercado la última entrega de la franquicia estrella de Maxis –con permiso de SimCity– Los Sims 4. Esta cuarta entrega nos promete un nuevo diseño, jugabilidad y un mayor número de opciones de personalización de nuestros personajes y viviendas.

Podemos encontrarnos el juego a la venta tanto en la plataforma digital de su editor, Origin –Electronic Arts– como en casi cualquier tienda tanto física como online, a un precio mínimo de 33,77 euros. En la web de Otogami podeis echar un vistazo a las mejores opciones disponibles.

Aunque a día de hoy no sea de los juegos más caros que salen al mercado, si que es verdad que la saga de Los Sims suele ir asociada a un número abusivo de expansiones, sin ir más lejos, la tercera entrega del juego contaba hasta 18 actualizaciones entre packs de expansión y de accesorios, todos ellos de pago si comprabas una licencia estándar de juego.

Este ha sido uno de los motivos por los que mucha gente se ha decidido a ponerse el parche en el ojo y rebuscar por internet a ver si podían encontrar la nueva entrega del juego, pero esta vez EA y Maxis no se lo han puesto fácil. Un nuevo sistema antipirateo te permite iniciar el juego tranquilamente, y durante un rato podrás jugar sin problemas, pero entonces tu personaje se irá pixelando, como cuando entra en la ducha en el juego original. Este pixelado se irá extendiendo poco a poco alrededor de nuestro personaje y acabará llenando toda la pantalla haciéndonos la jugabilidad prácticamente imposible.

Fuente: Geek.com
Fuente: Geek.com

Sin duda nos parece una medida original y bien implementada, y por eso vamos a repasar algunas medidas antipiratería de las que nos hemos acordado y que en su día trajeron de cabeza a más de uno.

La primera que queremos destacar es la tarjeta giratoria de «The Secret of Monkey Island», uno de los grandes dentro del mundo de las aventuras gráficas, donde, para poder jugar, tenias que hacer girar un círculo con dos capas y en unas ventanitas que tenia podías ir viendo los códigos. La verdad es que este sistema no requiere de mucha tecnología para piratearlo, ya que con una fotocopiadora nos las podíamos apañar, pero no por ello deja de ser original.

monkey island

La segunda seria el método Lenslock, que se trataba de una lente con una forma irregular, que al pasarla sobre unos símbolos de la pantalla, estos se nos aparecían en forma de dígitos. Este sistema no valía para muchas configuraciones de monitor, por lo que –por suerte– no llegó a implementarse de manera sólida.

El último método del que queremos hablar es algo parecido a lo que tenemos en Los Sims 4. Son pequeñas modificaciones en el juego, que no te impiden jugar, pero que a su vez hacen que sea prácticamente imposible acabar una partida en el juego. Hay muchos ejemplos, como en «Operation Flashpoint: Cold War Crisis», donde nuestras armas no hacían apenas daño, y prácticamente cualquier rasguño nos mandaba al otro barrio, o también en el «Batman: Arkham Asylum», donde no se podía utilizar la capa para planear y todos los poseedores de la versión pirata acababan aplastados contra el suelo. Pero en mi opinión, el que se lleva la palma es el «Game dev Tycoon», un videojuego que se trata de llevar tu propia compañía de videojuegos. Si no poseías el juego original, llegado un momento del juego cuando ya tenías tu compañía asentada, empezabas a tener pérdida de ventas por la piratería, y no había manera de seguir ya que tu negocio se quedaba arruinado.

dame dev tycoon

Lo mejor de esto, es que estos usuarios piratas, entraban en la página oficial del juego quejándose de que la piratería les estaba arruinando y que no sabían qué hacer, ante lo que los amigos de Greenheart Games habrán pensado…. «A nosotros nos lo vais a decir».

Imagen por defecto
Tito Toscano

Eterno estudiante de arquitectura en la ETSAC.
Paisajista/diseñador en mis ratos libres.
Blogger de profesión.
Aficionado a todo tipo de deportes, videojuegos, cine, series,... y a todo lo relacionado con el modelismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.