Sigma Art, ¿qué supone esta gama en el mercado?

Sigma Art

Hace ya algún tiempo que la marca Sigma presentó al mundo sus tres gamas de objetivos, diferenciadas por calidades –y por extensión por precios–, para así facilitar la colocación de sus diferentes opciones de objetivos en el mercado de una manera rápida, de un simple vistazo ya se puede ver de que va la cosa. Las tres gamas que tiene en el mercado son la Contemporary, la Art y la Sports.

En este artículo vamos a hablar de los Sigma Art, los objetivos con cierta calidad de la marca y que muchos de los aficionados a la fotografía queremos tener en nuestro equipo. Con estas tres gamas Sigma ya ha cambiado su diseño y los materiales exteriores, dejando atrás plásticos de dudosa calidad –tengo un Sigma 24-70 mm f/2.8 de hace unos diez años y sé de lo que hablo–, con durabilidad limitada, con plásticos mejorables y con aspectos “poco bonitos” –hay que valorar todo en esto de la fotografía. Estas tres nuevas gamas suponen que los nuevos objetivos tienen un rediseño ya solo en el exterior, que les proporciona unos mejores materiales, diales, botones y anillos que los anteriores, en definitiva más calidad en el exterior.

Sigma Art

El siguiente paso es hablar de los Sigma Art de manera específica, esta denominación supone un paso más, más calidad en todo, ya no es solo un acabado que al final en fotografía si hablamos de un objetivo poco cambia –claro que es mejor tener un objetivo metálico durante horas en la mano por temas de durabilidad y calidad en los materiales, pero tampoco es tan grave tener un objetivo de plástico–, sino que esto supone mejores acabados de lentes y sistemas de enfoque más rápidos y silenciosos.

Aunque ya hace mucho tiempo que sé de estas cualidades de los Sigma Art y hace tiempo que vi y tuve los primeros en la mano, tuve que esperar hasta hace unos días para probar un Sigma Art de primera mano y comprobar así todas las virtudes de las que habla el fabricante y tanto he podido leer en muchos sitios especializados en fotografía. La realidad es que las primeras impresiones –lo he usado unas horas– no podía ser mejores, la calidad de los materiales es impresionante, muy buen acabado metálico, todo muy cómodo a la mano, el sistema de enfoque es muy rápido y además silencioso, llegando a no escucharlo con el objetivo montado en el trípode y la calidad de imagen me ha gustado mucho.

Sigma Art

En este caso yo estoy probando el Sigma Art 35 mm f/1.4 para Nikon y las sensaciones en diafragmas muy abiertos son muy buenas, aunque he percibido un pequeño problema en el enfoque, con pequeñas diferencias en los que debería ser el enfoque, parece que enfoca un par de centímetros por delante del punto real, veremos qué nos dicen las pruebas.

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies