Elephone W2

El mercado es inmenso, cada vez hay modelos más diversos para casi cualquier cosa, y aunque algunos sean una auténtica castaña, otros están muy bien pensados. Entre esos que yo creo que están muy bien pensados es el Elephone W2. Una mezcla entre reloj tradicional y pulsera de actividad. Ya hemos de él hace unas semanas, y ya en ese artículo planteábamos de que se trataba en realidad. Aunque la marca lo vende como un reloj inteligente, la realidad es que desde mi punto de vista no es eso, está cerca de los primeros relojes inteligentes, con pequeños detalles, pero la realidad es que ahora mismo se parece más a una pulsera de actividad que a un smartwatch.

El punto diferencial de este Elephone W2 es que se trata de un reloj tradicional como los de toda la vida, y que cuenta con un módulo para la actividad diaria. En ese sentido, aunque no tenga grandes funciones, si lo comparamos con muchas de las pulseras de actividad del mercado, tenemos casi lo mismo. Podemos medir, distancia, pasos, calorías, y tener un control del sueño. En general el uso es casi idéntico a una Garmin vivofit, a una Polar Loop o a una FitBit Flex.

Elephone W2

En este punto, hablando de los tres dispositivos anteriores, si comparamos este Elephone W2 con una de estas pulseras de actividad, hay que valorar lo más importante, el Elephone W2 es mucho más bonito. Cuenta con un diseño mucho más cuidado, tiene un aspecto muy diferente, y lo podemos usar en nuestro día a día, sea cual sea nuestra manera de vestir sin que desentone mucho, al tratarse de un reloj tradicional, la gente lo ve normal, entiende que se trata de un dispositivo aceptable, que se puede vestir y que podemos usar en nuestro día a día, sin problemas.

Todas las fotografías del producto –Elephone W2– han sido realizadas con el objetivo Sigma Art 35 mm f/1.4 para Nikon, en una Nikon D750