bq Tesla 2 W8

Algunos de vosotros seguramente ya sabéis que llevamos unos días probando la última tableta que ha sacado la firma española bq con Windows 8, la bq Tesla 2 W8, esta vez nos gustó empezar con unas primeras impresiones, como no era suficiente intentamos dilucidar qué cosas buenas nos aportaba una tableta con Windows y que perdíamos respecto a otros sistemas operativos, y como una de esas cosas que nos aportaba tenía que ver con la productividad, quiero contar mis días con una tableta con Windows 8.1 como ordenador personal para ver si he sido capaz de adaptarme a su uso.

Primero decir que pese a tener estudios en otra rama muy diferente a esta, ahora mismo me dedico a ser “blogger, además de The Groyne escribo en otra red de medios, así que ya podéis ir imaginando mi uso de un ordenador en estos momentos, muchas horas navegando por internet buscando noticias, leyendo otros sitios webs, muchas horas de WordPress mientras escribo los artículos y un trabajo bastante ligero con editores de imagen. Aquí llega la primera “pega” de todo el asunto, y es que cuando realizo análisis –como este de la bq Tesla 2 W8– el uso de un programa propio para el revelado en RAW o para un pequeño retoque de la imagen, es necesario y además exige bastante más potencia.

bq Tesla 2 W8

Aquí es donde he encontrado algunos pequeños problemas, es cierto que con una tableta de una gama superior, con mejor procesador, mejor pantalla y un hardware en definitiva más completo, podría realizar este trabajo sin ningún tipo de problema. Por otro lado, dejaría de usar la tableta como tal, y me tendría que centrar en usarla como un portátil con ratón y teclados externos, mi portátil a veces lo uso con el propio pad para realizar algunas acciones sin mucho problema y con la bq Tesla 2 W8 –o cualquier otra tableta con Windows– y su panel táctil en la interfaz de escritorio, no es posible. Aquí es donde volvemos a uno de los problemas que ya hemos comentado en el artículo anterior, y es que las aplicaciones con interfaz táctil están muy lejos, no solo de los programas que existen para la versión de escritorio, sino de las aplicaciones de otras plataformas.

Además encontramos otro problema bastante serio y es que en este caso, para mí, el uso del teclado externo es obligatorio, es cierto que para algunas acciones, un poco de navegación y pequeños detalles, el teclado táctil en pantalla de Windows es suficiente, pero para escribir un artículo como este de más de 350 palabras que llevo en este momento, sería completamente imposible.

bq Tesla 2 W8

Hablando de la propia bq Tesla 2 W8 encuentro una deficiencia bastante seria en el diseño, la funda es obligatoria si quiero utilizar la tableta en un escritorio, no dispone de ninguna pata o apoyo para realizar un pequeño dock, como incluyen muchas otras tabletas con Windows. En mi caso concreto, llevo mi equipo en una mochila, porque llevo la cámara, batería externa para el smartphone, auriculares grandes y varias cosas más, por lo que no tengo una pequeña bolsa para el portátil, en este punto necesitar una funda para poder usar la tableta en una mesa, y viendo que además bq no tiene una propia con teclado, estamos en el punto de que tendría que llevar la bq Tesla 2 W8, una funda, un teclado, un ratón y todo eso dentro de una mochila, ¿una funda por no tener una “patita”? ¿Un teclado porque no tienen una funda con él? Lo cierto es que la solución parece sencilla, y viendo cómo actúa bq parece raro que en su próxima tableta con Windows no ofrezca una de estas dos cosas, funda con teclado o “patita” para dock.

En definitiva, para un uso ligero es posible utilizar una tableta con Windows 8 como ordenador personal, pero si eres un usuario algo más exigente, necesitarás algo más, algunas por las condiciones de la propia tableta de bq, otras por el propio ecosistema de Windows en una tableta, el cual necesita en algunas ocasiones un poco más de lo que nos ofrece.