WD My Passport SSD, análisis

Sé que muchos si escucháis Western Digital pensáis en discos duros, y es normal, es el fabricante más reconocido y escuchado en el mercado para la mayor parte de vosotros. En este caso hemos podido probar una de sus soluciones más interesantes para la movilidad, el WD My Passport SSD. Un disco duro portátil de tipo SSD con tecnología NMWe. Hay muchas opciones en el mercado, y hay más alternativas incluso de la propia marca (o el propio conglomerado de empresas) similares, pero os vamos a contar lo que hace a este dispositivo algo diferente a los otros.

Lo primero es que tenemos un diseño bastante pequeño y compacto. Tiene unas medidas de 100 x 55 x 9 mm, y un peso de 54 gramos. Para aquellos que vayáis a usarlo en movilidad, para trabajar de un sitio a otro, para conectarlo a un portátil fuera de la oficina, al portátil en la oficina y a una tableta en un viaje, pues la verdad es que en ese sentido, este modelo es perfecto.

Una de las cosas más interesantes, y que ofrecen un extra de demostración de la calidad del producto, es que es resistente ha caídas de hasta 2 metros. Un dispositivo tan pequeño, que se ve aparentemente frágil por ese peso tan ligero, llama la atención que llegue a esos estándares de fabricación. De todo el diseño lo que menos me ha gustado es un elemento externo, el cable del dispositivo es muy corto. Es un detalle menor, pues el cable se puede cambiar, pero tengo que reconocer que a veces era algo incómodo para algunos usos, en especial en la oficina detrás del monitor, quedaba el disco duro colgando. Siempre diré si en estos dispositivos no es mejor tener algo más de tamaño y que el cable venga incorporado.

WD My Passport SSD

No lo he comentado, pero bueno en este caso tenemos una conexión USB Tipo-C, única y exclusivamente. Me sorprendió una cosa durante su uso, y es que no tiene ningún tipo de LED de notificación de uso, algo que vemos en casi todos los demás discos duros externos, para saber cuándo están conectados y cuando están grabando o leyendo información del disco. Puede ser un detalle menor, pero a veces ayuda.

Ahora sí, hablamos ya de lo que es el dispositivo en sí, este WD My Passport SSD tiene una buena velocidad de lectura y escritura. Estamos hablando de 1.050/1.000 MBps lectura/escritura. La verdad es que de casi todos los discos que he probado de este estilo, a nivel de velocidad de lectura estaban en esos niveles o superiores. Respecto a la escritura tenemos una cifra inferior a muchos modelos similares. Respecto al rendimiento real del dispositivo, partiendo de esos 1.000 MBps, notamos a los pocos segundos un descenso de la escritura, situándose más cerca de los 650/700 MBps que de los 1.000 MBps prometidos. En precios similares tenemos modelos de otros fabricantes que se sitúan cerca de los 1.000/1.500 MBps de escritura constante.

WD My Passport SSD

Pero muchos me podéis preguntar, ¿esto no es suficiente? Pues la verdad es que para el uso que yo lo he empleado, sí, y para todo además. He editado foto directamente desde él, editado vídeo con un MacBook Pro desde él, y las diferencias a tener el material en el propio portátil o en el disco duro son mínimas. Lo cierto es que en ese sentido, el equilibrio entre precio, tamaño y prestaciones es muy bueno, y este disco es una gran solución para personas que trabajen con diferentes equipos y necesiten mover muchos archivos, con bastante peso, pero que no muevan 200 GB cada día. Para eso este es mejor que muchas de las otras soluciones más caras.

Como siempre con Western Digital la clave viene por el extra del software y de las opciones de seguridad y este WD My Passport SSD no iba a ser diferente. Primero tiene un sistema de certificación de 256 bits. Y el software es el habitual, WD Security y WD Backup. Uno para asegurar nuestros archivos con contraseña y el otro para realizar copias de seguridad. Todo este software está disponible para Windows y MacOS.

Y por último el precio, el modelo de 1 TB de este WD My Passport SSD tiene un precio de menos de 150 euros en estos momentos, lo que lo convierte en una solución un 25% más cara que las primeras generaciones de SanDisk, Western Digital o Samsung, las cuales eran bastante más lentas en escritura y menos estables para transferencias largas. Podemos decir que un precio equilibrado.

WD My Passport SSD

8.4

Diseño

9.0/10

Diseño

8.0/10

Velocidad

8.5/10

Uso

8.0/10

Software

8.5/10

Pros

  • Dispositivo muy pequeño y compacto, la verdad es que es muy cómodo de llevar y transportar
  • Encriptación de 256 bits con diferentes opciones de software
  • Resiste caídas de hasta 2 metros

Contras

  • Cable muy pequeño para algunas situaciones
  • Quizás, por poner algún pero, no es el más veloz si buscas el top
Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.