SanDisk Extreme Portable SSD, análisis

SanDisk Extreme Portable SSD

Bueno a empezar siendo brutalmente sincero, aquellos que busquéis un análisis súper preciso de este SanDisk Extreme Portable SSD, aquí no lo vais a encontrar. En The Groyne, nunca hemos sido un medio de número, sino de sensaciones. De contar las cosas que nos gustan. Contar experiencias. Desvelar detalles que mejoran nuestro día a día. Y este análisis va a ir por ahí. Para empezar contar un poco qué es esto. Pues su nombre lo deja bastante claro, el fabricante es SanDisk, especialista en almacenamiento. Extreme es la gama de producto más completa que tiene. Portable, poco tengo que decir. Y SSD, el tipo de disco que monta en su interior.

Para empezar es un dispositivo muy pequeño y compacto, es el disco duro más pequeño que he tenido nunca entre las manos. De hecho, creo que las primeras tarjetas que tenía mi cámara de fotos, si juntaba 2 o 3, eran más grandes que este disco duro. Pequeño, ligero y muy portátil. Perfecto para transportar, en una mochila, o una bolsa con el portátil, incluso en un bolsillo para conectar al smartphone. A esto hay que sumarle el protocolo IP55, resistente al polvo y pequeñas salpicaduras. Para viajar tranquilo vamos.

SanDisk Extreme Portable SSD

La fabricación está muy bien conseguida. Se ve que el SanDisk Extreme Portable SSD está bien fabricado. Los materiales, y esos pequeños detalles. Este es un dispositivo de prueba, y sé qué suele pasar con ellos, que se marcan todos, en este caso, no era así, y es porque realmente está muy bien construido, y sus materiales son buenos. Pero lo mismo que tienen de buenos lo tienen de sucios. La parte de goma es muy fácil de manchar. Es quizás lo que menos me ha gustado. Era muy fácil que te encontraras con polvo o huellas en él. Para el día a día quizás a muchos no les importe, para mí, haciendo fotos y vídeos, una tortura.

Otro pequeño detalle que espero que SanDisk corrija con el tiempo es el tema del cable, creo que le deben dar una pequeña vuelta, y me parece que saben muy bien por dónde tienen que ir. De hecho dentro del mismo grupo empresarial tienen soluciones parecidas. No es un drama, pero quizás una manera más sencilla de llevar el cable, o un cable que se pueda guardar fácil, sea mejor de cara a una segunda versión. Yo lo llevaba amarrado con un Bongo Tie, pero tampoco es solución.

SanDisk Extreme Portable SSD

A nivel de uso, es un dispositivo bastante rápido, siendo un disco duro SSD, pues no podía ser de otra manera. Dependerá mucho de tu ordenador, y de la conexión. Si es a un USB Tipo-B normal, si es 2.0 o 3.0, o si lo conectas a un USB Tipo-C. Yo lo he probado en varias situaciones, a un USB 3.0, y la velocidad es bastante alta, mucho más que la de otros discos duros que tengo por aquí, llegando a los 250 MB/s sin problema. Casi lo máximo que daría un USB 3.0 y el disco en ese ordenador –hablando de grabación, del disco al ordenador–.

En un USB Tipo-C, leyendo desde el disco duro, y grabando en un SSD interno del ordenador, me he encontrado variaciones bastante grandes. En especial para mover bastantes archivos, por ejemplo cuando lo vacié por completo, la velocidad de transferencia tuvo pequeñas variaciones. Copiando pocos archivos, pues sin problema, 450 MB/s e incluso más –con picos cercanos a los 480 MB/s–. Cuando las copias eran largas, igual bajábamos algo más. Pero en general, en ordenadores potentes y con buenos SSD a los que copiar, las diferencias eran mínimas y se mantenían cercanos a los 400 MB/s –vamos, que iban como un tiro–.

SanDisk Extreme Portable SSD

Por otro lado, queda la velocidad de escritura, ahí también grandes noticias. Desde una tarjeta de memoria XQD de 440 MB/s de lectura, y un lector de tarjetas diseñado para esta tarjeta, le velocidad de escritura en el SanDisk Extreme Portable SSD era de unos 250 MB/s de velocidad sostenida –desde el ordenador, en archivos pequeños la velocidad era superior–. Aquí es difícil controlar cuál es el cuello de botella, si la tarjeta, el lector, la capacidad del ordenador o el disco duro. Aunque me aventuro a decir, que el disco duro no, puesto que con otros discos de menos calidad, la velocidad era similar a esos 250 MB/s.

Como ya hemos contado en todos los puntos, este SanDisk Extreme Portable SSD es un dispositivo realmente muy bueno. Buen diseño, buena fabricación y unas velocidades de escritura y lectura, increíbles. Y toca su punto débil, el precio. No digo que el precio esté fuera de lo que se merece este dispositivo, digo que si no necesitas algo tan concreto y específico como esto, la diferencia de precio entre este y otras soluciones portátiles es altísima. El propio fabricante tiene discos duros muy buenos a precio muy inferiores, aquí 250 GB cuestan cerca de 80 euros, por 80 euros compras discos tradicionales de 2 TB que para la mayoría de los mortales son suficientes.

SanDisk Extreme Portable SSD

Entonces me diréis, y qué extras te aporta esto. Pues tengo que decir, que para entornos profesionales y exigentes, mucho. La verdad es que hacía tiempo que quería probar un SSD, y este SanDisk Extreme Portable SSD ha cambiado mucho mi manera de ver algunas cosas. La facilidad que me aporta poder usar un dispositivo con esa velocidad y tamaño es única. Lo puedo utilizar para editar vídeo en un ordenador, dejar ese ordenador e ir a otro, y no tener problemas de tasa de lectura, porque con este será suficiente. Y este tamaño, hace que lleves la “oficina” en un bolsillo.

SanDisk Extreme Portable SSD

8.5

Diseño y fabricación

9.0/10

Velocidad de transferencia

9.0/10

Portabilidad

9.5/10

Opciones almacenamiento

7.5/10

Precio

7.5/10

Pros

  • Muy pequeño y compacto, además de muy fácil de llevar
  • Las velocidades que tiene son increíbles, por encima de los 400 MB sin problema

Contras

  • El precio no es para todos, es un dispositivo muy exclusivo y orientado a un determinado grupo de profesionales
  • Creo que necesitamos más capacidades en los tiempos que corren para el ámbito profesional

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.